Beatnik: Seduciendo a mi ex

Tamaño de fuente: - +

0. Intro

Probablemente, el ser humano sea la especie más inteligente que habita en el universo. Sin embargo, también puede ser la única especie que, aunque tiene la capacidad de razonar, a veces no lo hace, y esto se debe a muchos factores. Pero uno de esos factores tiene más peso que otros. Sí, como lo estás suponiendo, es el amor. Cuando nos enamoramos, perdemos la capacidad de razón y lógica. No te sientas culpable, esto nos pasa a todos, no existe nadie en este mundo que pueda escaparse de ello. Gracias a esto, muchas personas han aprovechado este factor, tomándolo como una ventaja para lograr sus propósitos. Conocemos a personas que nos atraen, ya sea por su forma de ser, su físico, su manera de actuar, o simplemente porque tienen algo que no sabemos cómo describir. Esto se debe a que esas personas han entendido perfectamente una habilidad que puede mover montañas: el arte de la seducción.

La seducción es simplemente atraer o enamorar a las personas utilizando los recursos necesarios para conseguirlo, y así, hacer que estas hagan lo que nosotros deseamos. Suena maravilloso, aunque también algo difícil y complicado. En efecto, seducir no es nada fácil, porque para lograrlo, se requiere cambiar la manera de pensar, así como de ver a las personas y las situaciones desde ángulos que parecen imposibles de ver. Esto no es exclusivo para personas bien vistas o guapas, el físico no se puede comparar con el poder de las palabras y estrategias que un seductor aplica. Puede ser de gran utilidad, porque es una herramienta poderosa, pero nunca no olvides que, hasta la belleza, cansa y aburre. En cambio, la seducción es un proceso continuo, donde se debe tener bien claro cómo y hacia dónde ir; estando siempre por delante de las víctimas.

Además, debes comprender la diferencia entre el amor y la seducción. Podrían parecer sinónimos o que están relacionados, pero no es así. Si te enamoras en un proceso de seducción, podrías terminar más lastimado tú que tu víctima. Si eso sucede, deberás escapar o enfrentar las consecuencias, recuerda que muchas personas son rencorosas y vengativas, y no les va a gustar nada cuando descubran tus verdaderas intenciones; lo más seguro es que se aprovechen del amor que sientes por ellos y termines perdiendo en el juego. Por ningún motivo debes permitir que tus víctimas noten de tu proceso seductor. En todo momento debes hacerles creer que tus actos y palabras son naturales, como parte de ti, dejando fluir las circunstancias.

Y, por último, ten mucho cuidado con las víctimas que intentes seducir. Existen dos tipos de personas de las que debes alejarte, tu proceso podría no funcionar con estas:

Las primeras, son las personas felices; aquellas que saben apreciar lo bueno y lo malo de la vida, y que siempre luchan contra todo obstáculo que se les ponga enfrente. Presta atención a tus víctimas, muchas personas utilizan la máscara de la felicidad como mecanismo de defensa para no salir lastimadas.

Las segundas, son personas seductoras; aquellas personas que, como tú, también realizan procesos de seducción y eligen a sus víctimas. Existen dos tipos de seductores. Los primeros son los que planifican y trazan su camino con cautela, ALEJATE DE ELLOS. Los otros seductores son aquellos que improvisan porque no saben que son seductores. Con estos puedes jugar, pero deberás tener mucho cuidado, ya que ellos tienen la capacidad de ver tus intenciones hacia ellos, pues naturalmente lo piensan y lo descubren.

Una vez dicho esto; entonces, ¿quiénes son las personas que se pueden seducir? Todas aquellas personas que no son felices. Aquellas que están inconformes con lo que tienen. Esas personas cuyas vidas se han vuelto monótonas y aburridas. Allá afuera, hay millones de personas que desean ser seducidas, solo que no lo saben.

Recuérdalo siempre, antes de comenzar un proceso de seducción, analiza cuidadosamente a tu víctima. Observa sus expresiones y gestos, escucha con atención sus palabras y razónalas, nunca actúes por instinto. Después de leer este libro, lograrás ver la vida y las situaciones desde otra perspectiva, y por qué no, tal vez te conviertas en un peligroso seductor.

 



Icen Pêimbert

#526 en Joven Adulto
#1331 en Novela romántica

En el texto hay: lgbt, gay, amor y venganza

Editado: 04.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar