Besos Irresistibles ©

Tamaño de fuente: - +

Prólogo

"Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma".

Julio Cortázar.

* * *

Tenía en claro dos cosas: Los chicos malos sólo existían en las películas y Drew era uno.

La adolescencia siempre ha sido una etapa donde debes superarte, física y mentalmente. No obstante, aquel verano no pude superarme a mí misma en casi nada.

Con el corazón roto, enterrado en ideas absurdas, lo conocí. Fue repentino, inusual, algo caótico. Pero lo que más hizo detonar aquella bomba de nuevos sentimientos, fue que no sólo yo estaba rota, él también lo estaba.

Eramos almas perdidas, destinadas a unirse, pero también dos almas preparadas para huir de los problemas.

Drew nunca fue una mala opción, pero tampoco fue un problema. Aprendí cosas que jamás pensé que aprendería.

Y también que todos los chicos malos tienen su lado bueno.

 

 



Mila Mendes

Editado: 25.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar