Dulce & Feroz

Tamaño de fuente: - +

Sinopsis larga

La cruzada es destrucción, ellas convicción. 

Dulzura hechizante.

Fieras dormidas.

Dama y doncella se verán envueltas en el gran secreto de los caballeros Grial, una apuesta que puede costarles su hogar... y su vida.

Alix de Queribus, informante y miembro menor de la orden a cargo de la dama Oriza de Labarthe, decide regresar desde París a Occitania para reencontrarse con su familia antes que la cruzada se los quite para siempre. En el camino no solo deberá adaptarse al insoportable estilo de vida de Darnelle, guardián asignado por Oriza, sino también intentará rescatar a Amaury de Montfort de la trampa en la que cayó al involucrarse con los enemigos de la orden. Eso claro si es que consigue perdonar el daño que él le causó al incumplir sus promesas de matrimonio.

Kaysa, joven madre y doncella de Béziers, se ve atrapada en medio del ataque a la villa junto a su nuevo esposo Encanis. Su misión dentro de la orden fue siempre de informante menor, pero sin quererlo descubrirá un secreto que atraerá mayor peligro sobre ella: La identidad de la dama del Grial. Mientras Kaysa lucha por guardar el secreto y buscar un hogar, le atormenta saber que cada decisión que tome podría alejarla cada vez más del verdadero padre de su hijo Caleb, el conde Raimón de Foix, miembro de alto rango de la orden.

Dos mujeres diferentes entre sí unirán su fuerza y convicción para conseguir sus deseos, después de todo siempre han sido capaces de atraer a otros con su dulzura sin que estos sepan que detrás de esas sonrisas se esconden fieras capaces de todo.

Una cruzada las atormenta, el peligro acecha desde las sombras y sus enemigos son más terribles de lo que pudieron imaginar: La ambición política de Simón de Montfort, la búsqueda del legado papal Arnaldo Almaric, el secretismo y las intrigas dentro de la orden.

¿Acaso es posible que puedan enfrentar todo eso y salir victoriosas?

 



Katerina Az.

Editado: 22.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Books language:
Interface language: