El Engaño © [saga Italianos #1]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

Cerré los ojos y dejé salir las lágrimas, ¿cómo pudo serme infiel? Y con mi supuesta mejor amiga.

Sujeté la bolsa de viaje y empecé a caminar sin rumbo, la noche ya había caído y el frío calaba mis huesos, mi abrigo ya estaba desgastado por que Samuel nunca tenía dinero.

Lo triste de mi vida era que al llegar a casa esa noche después de haber estado horas de pie en el supermercado, fue escuchar los gemidos en la habitación, corrí esperando que fuera la televisión pero la verdad estaba ahí plantada, mi novio y padre del bebé que llevaba en el vientre estaba revolcándose con mi vecina y mejor amiga.

Ninguno se inmutó al verme.

Samuel sólo giró el rostro y me sonrió para darme la noticia. 

— tu bolsa de viaje está lista para que te marchés, Laura fue muy amable en empacar tus cosas.

Ella me sonrió como si estuviéramos en la mesa compartiendo el té y no en la que era mi cama con mi novio.

— ¡son unos idiotas! — luche para no derramar ni una sola lágrima enfrente de ellos.

Tomé mi maleta y los miré besarse.

Ahora iba a la orilla de la calle muerta de frío y sin saber donde ir. Las luces de un auto me hicieron orillarme más y esperar que pasara.

Cuando se detuvo, fruncí el ceño y esperaba que no fuera ningún pervertido.

— ¿estás bien? — miré a la mujer que iba en el lado del pasajero, ella miró a su acompañante y abrió la puerta.

Era alguien elegante, me miró de la cabeza a los pies y sus ojos se detuvieron en mi estómago hinchado.

— no temas, no te haré daño — abrió su elegante abrigo y me mostró que estaba embarazada — mi nombre es Lana.

Extendió su mano y cuando la estreche ella abrió más los ojos.

— estás congelada, sube al auto. Él es mi prometido Cesar, no te haremos daño.

Miré hacia todos lados y las calles estaban vacías, el elegante auto me hablaba de personas adineradas que no buscarían nada de una mujer humilde.

El hombre bajo del auto y me quede sin aliento, era guapo, elegante y con una mirada cálida.

— mi nombre es César, no temas que no deseamos hacerte ningún daño, Lana te vio y creo por que estas embarazada como ella, desea ayudarte. Si gustas podemos llevarte, danos la dirección.

Bajé la mirada.

— no tengo donde ir — susurré, se quedaron callado.

— ven, podemos llevarte a un hotel, pagaremos está noche y luego hablaremos de que haremos, no sé puedo ofrecerte  trabajo en casa, en este momento vamos fuera de la ciudad.

Asentí y agradecí.

— gracias, soy una total extraña y se han detenido a ayudarme.

Lana se quitó su abrigo.

— pontelo, estas congelada, puedes ir al frente del auto para que te calientes.

— pero usted está embarazada y necesita calor — ella negó y me lo siguió ofreciendo.

— yo estoy caliente, quítate el tuyo y lo pondremos atrás.

Asentí y me lo pusé, ese calorcito  reconforto mis pobres huesos congelados.

— mi nombre es Xilonem — dije mientras Cesar tomaba mi bolso de viaje y se dirigía a guardarlo en el maletero.

Lana subió al auto en la parte de atrás y se acomodó, con un poco de pena me senté en el asiento de adelante, recosté mi cabeza en el respaldo del cómodo asiento.

— ¿has comido Xilonem? — Lana era una chica muy atenta.

— si — recordaba que despues de salir del supermercado, comi un trozo de tarta.

— bien, Cesar, llevanos a un hotel, ahí te instalaremos Xilonem mientras regresamos.

Suspiré y la miré. 

— ¿por qué me ayuda?

Lana sonrió.

— somos mujeres y también vengo de una condición humilde, pero me fui superando con la ayuda de una señora a quién conoci, así que siento que también debo hacer lo mismo contigo.

Asentí.

— gracias — le sonreí y Lana tomó mi abrigo que estaba en el asiento de atrás y se lo puso, ella me sonrió y cerró los ojos mientras se cruzaba de brazos.

El auto arrancó y el suave ronroneo que hacia al ir deslizándose por las calles, me hizo dormirme.

Abrí los ojos de golpe al escuchar el gritó, giré mi rostro y sólo pude ver las luces de un auto venir encima nuestro.



Kgerals

#282 en Novela romántica
#34 en Thriller
#19 en Misterio

En el texto hay: amor, romance, mentiras

Editado: 30.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Books language:
Interface language: