I Give Up

Tamaño de fuente: - +

Capituló 1

Siempre pensé que el amor era algo innesesario en mi vida, desde pequeña nunca me importo estar sola o acompañada, me daba exactamente igual.

Mi madre me había enseñado a no depender de nadie, indirectamente claro, pero lo agradecia.

A lo largo de mi vida me toco ver escenarios donde todos sufrían por alguien,

Mis padres se separaron a mi año y medio de nacida, yo me quedé con mi mamá, tenía en la memoria que ella siempre trabajaba recuerdo casi no verla hasta tres años seguidos cuando tenía seis años.

Siempre escuché comentarios cuando la gente se emborrachaba, se ponían como locas, llorando, gritando y siempre lamentándose de alguien.

''Nunca te acostumbres a hablar o estar con una persona todos los días, por que el día que ya no hablen más, vas a sentir un vacío enorme.''

¿Querer a alguien significa eso?

Lo comprobé con la vida de mi vecina, fue la primera persona que vi sufrir de una manera tan horrible.

Cuando la veía con su novio era como si ella estará en el paraíso mismo, siempre surcaba por sus labios una sonrisa hermosa, en ese tiempo pensé que estar encariñado con una persona no era tan malo.

Odie esos pensamientos después de un tiempo.

Ella consideraba que yo era su mejor amiga, ''claro engañen a la bebe que no sabe nada'' solía pensar en esos tiempos, pero era claro mi lugar, ella solo lo hacía por el dinero que le daban mis padres.

Pero tenía una forma de que las personas se encariñaran fácilmente con ella, pero eso nunca me pasó a mí.

Pero cuando un día llego tarde a mi casa para cuidarme, ella estaba con los ojos pringados de rojo, vino junto a mi, inesperadamente me abrazó empezando con un pequeño sollozo que luego de un momento se convirtió en un mar de lágrimas, hipaba sin control.

Le pregunté que le pasaba. Esto fue lo que contestó.

– El... El me dejó, el maldito estúpido me engaño y me dijo que solo era una apuesta salir con la hija del director.– ella siguió llorando en mi regazo, gritando maldiciones al desgraciado, yo solo me limite a acariciarle la cabeza en señal de consuelo. Al verla llorar me daba pena, por lo que acariciarle la cabeza era lo mejor que se me ocurría.

En ese momento supe que aferrarse a alguien solo traía desgracias, amar a alguien nos daba dolor, que las personas que querías te mentían en cualquier momento y sin algún resentimiento alguno.

Acaso a la persona que engañaba no piensa en los sentimientos de la otra persona o a que el se la jueguen por el mismo rumbo.

No lo sé.

Era algo difícil de responder para una niña.

Despues de dos semanas de que mi vecina se enteraran de que la engañaron se suicidio.

Acaso unas simples palabras podrían arruinar tu vida entera.?

Según lo que escuche al fingir jugar mientras mi madre y mi vecina hablaban.

Era que fue a una fiesta, encontró al tipo que lo engaño, con otra persona de su universidad.

Tuve un escalofrío al escuchar eso.
Y me pregunté.

¿Qué tanto vale una persona para que llegues hasta este extremo?

Morir por alguien no vale la pena. Al final esa persona querida termina riéndose de tu patética vida y como termina esta.

Amar no vale la pena.

Despues de un tiempo de la muerte de mi vecina, unos tres o cuatro años, me dieron la carta que ella me había dejado antes de morir.

Querida Jeen:

Se que siempre te hable de lo hermoso que es el amar a alguien de lo maravilloso que es sentir las mariposas en el estómago, a pesar de la situación no puedo evitar reírme un poco al recordar que tu le decías a esas mariposas diarrea <3, aunque te decía todas esas tonterías del amor me di cuenta que solo eran una farsa, tener una relación es complicado por que no sabes al cien por ciento cuales son los sentimientos de tu pareja.

La parte de mi vida que desperdicie en una relación en la que solo yo estaba enamorada, que la única que creía en un futuro juntos era yo, la ingenua que se entregó en cuerpo y alma a alguien que ni siquiera estaba dispuesto a entregar una pisca de cariño verdadero.

Pero te conocí muy bien mientras te cuidaba, no te importaba lo que hacían los demás o cuando te recogía de la escuela siempre los otros niños te llamaban y a ti no te interesaba solo los ignorabas.

Eras una niña peculiar, pero me encantaba tu personalidad, no te importaba si alguien estaba contigo te daba exactamente igual.

No como yo.

Yo era y soy una estúpida que necesita de personas, solo me preocupaba por caerles a todos bien, tener amigos.

Tenía miedo a estar sola

Elegi querer a muchas personas pero mira a lo que me llevó esa elección me mate por alguien que no valía la pena.

Y todos los de mi alrededor en quienes pensé que tenía una confianza inmensa me decepcionaron, se burlaron de lo tonta que fui.

Pero yo lo amaba, y a pesar de todo lo seguía queriendo.

Y me odiaba por eso.

El era una persona preciada para mí, una esperanza que tenía era mi mundo entero.

Si debes pensar que soy idiota, pero intenta ponerte en mi lugar, el era mi vida y que hago yo si ya no lo tengo.

Soy lamentable lose, pero yo se que la muerte me dará tranquilidad.

Te hablo de esto por que no quiero que te pase lo mismo. Aunque no lo creas yo te consideraba como una hermana menor a la que debía proteger, por esa razón te intente enseñar lo que era el amor.

Pero falle

Por eso te pido que si vas a querer tener alguna persona especial en tu vida asegúrate de conocerla bien, no te dejes llevar fácilmente por sus palabras, asegúrate que te quiere por lo que eres, no por lo que digan de ti, no caigas en la misma mierda que yo.

Solo espero que este consejo te sirva para tu vida. Y recuerda.

La vida es una maldita perra que disfruta ver nuestro sufrimiento .



May Briss

#1745 en Joven Adulto
#5001 en Novela romántica

En el texto hay: primeramor, orgullo, amor

Editado: 04.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar