La Frialdad Del Recuerdo

Tamaño de fuente: - +

El Inicio.

Considero que toda buena historia, debe empezar narrando como comenzó.

Si no, estarán perdidos el resto del camino.

Danny Andrews es una chica común, por lo que se ve a la primera impresión, con un gusto bonito y sencillo de vestir, ojos azules que, aún no sabe de quién los heredó ya que, en su familia abundan los ojos verdes y cafés, cabello sedoso y algo ondulado un poco más abajo de los hombros y rubio rojizo, este si, heredado de la madre de su padre; va a la universidad, tiene su grupo de amigas, aunque con los chicos no se habla mucho si hay uno en particular con el que suele conversar a diario, Jackson Kelly, a quien se le conoce en el campus más como Jack; pero todos tenemos un pasado, uno, del que no se puede escapar ni mucho menos, cambiar. 

La universidad está ciertamente alejada de la casa de Danny por lo que a veces le gustaría pagar por un dormitorio, pero la estabilidad económica por suerte le alcanzaba para su estudio. 

Antes de que ella llegara a la gran ciudad donde vive actualmente, siempre se ha sentido seguida, vigilada, acosada por algo, o algunas cosas que suele ver, particularmente en sueños no muy entendibles.

Proveniente de Bisbee, en Arizona, Estados Unidos, ella tenía cierta fama por ser la 'chica acosada'. Por lo cual era un blanco exquisito para las burlas de los demás habitantes. Cuando consiguió su beca en una prestigiosa universidad en Seattle, no lo pensó dos veces para marcharse, claro, junto a su familia; creyendo así que tal espectro se quedaría donde lo encontró. 

Pero fue como goma de mascar, se va contigo, hasta que seas capaz de quitarla. 

No había hablado de eso con nadie quien no fuera su madre, la cual es de mente abierta respecto a esos temas. No lo contaba a su padre ya que es increíblemente ateo, y así como él no cree en Dios, tampoco cree en nada sobrenatural, por lo que también encuentra absurdo que alguien crea en cosas así.

Su abuelo paterno era ciertamente parecido a su padre, pero en cuento a su abuela paterna, era algo religiosa. 

Y sus abuelos, por parte de su madre, son creyentes, y respetan los pensamientos de cada quien. Pero a pesar de esas diferenias, siempre se han llevado bien entre si. 

Danny creía que aquella bestia fantasmal, paranormal, la verdad no tenía aún por lo menos un nombre para esa cosa; ya no la seguía como antes, puesto que la había dejado de molestar desde que llegó a la universidad, hablando en tiempo preciso, un año y medio a estudar gastronomía, pero si tenía sus momentos de incomoda frialdad y ojos acosadores detrás de su espalda. 

Y claro, a veces la tachaban de 'loca' cuando la asustaba en público, cosa inoportunamente la bestia ha hecho, ya que es algo que ''solo ella puede ver''. Pero pronto sus mentes se despertaran, comprobando, que es algo que no solo la empezará a azotar a ella, a querer hacer miserable a todo aquél que quisiera 'robarla de su propiedad'.

Así es, el espectro 'demoniaco' como lo llamaba cuando era niña, SIEMPRE la ha reclamado como SUYA. 

Este iba de cosas pequeñas como caricias en el cabello de Danny, pequeños roces, susurros y una presencia fría y tenebrosa hasta el punto de lanzar sillas contra ella, tirar vasos, que los bombillos explotaran, cartas y fotografías extraviadas y luego encontraba cenizas en el sótano, por suerte, cree ella, que lo más grave a sucedido cuando se encuentra sola.

Pero él, o ella, lo que sea que fuese que la esté acosando, solo estaba esperando, solo estaba reuniendo más fuerza, para por fin, llevarla consigo.  



Moonlight NA

#1251 en Thriller
#514 en Suspenso
#557 en Paranormal

Editado: 27.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar