Mi desgraciado fantasma

Tamaño de fuente: - +

Pequeña gran ave

Como un ave

Recuerdo ir bajo las espesas nubes grises, mi corazón latía rápidamente y podía sentir como lentamente me desvanecía. Las fuertes olas azotaban al pequeño bote el cual me salvo al caer del cielo mientras volaba y cuando ya faltaba poco para hundirme el resplandeciente sol apareció, llego la bonanza y la fuerte tormenta desapareció. En lugar de un cielo gris se hallaba un precioso arcoíris mis alas estaban secas y podía volar por el esplendoroso cielo azul, los rayos del cálido sol me traspasaban y sin dudar más, decidí seguir alzando el vuelo hacia la montaña más alta; mi objetivo era llegar a la sima... y logré alcanzarlo; Aunque pase por el desierto, aunque la tormenta casi me hundía en el gran mar, nunca estuvo en mí el ''NO PODRE CONTINUAR''. La brisa fresca acaricia mis plumas, es como si las peinara con mucha delicadez. Encima de la montaña por fin me encuentro. Mi corazón se inunda de felicidad con solo recordar lo valiente y perseverante que fui al cruzar el largo camino para lograr llegar hasta mi meta. Antes de que tomara la decisión de escapar de la jaula que yo misma decidí que me poseyera deben saber el gran miedo causado en mi pasado que me motivo hacerlo. Muchas veces juzgar resulta mas fácil que el comprender ...



Ana

#1489 en Joven Adulto
#2189 en Otros

En el texto hay: pasado doloroso, esperanza en el alma

Editado: 14.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar