Silent Boy.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

Los increibles, y rasgados ojos del menor Luan Jones estaban brillando observando a su silencioso chico favorito sentado en su banco con sus tipicos audifonos negros mientra su miradas  estaba pegada a fuera: en el patio trasero del instituto.

Para él todo de ese chico le parecía sexy, sobre todo verlo en esta distancia, y no es como si tuviera temor a hablarle, por que si hablamos de ello, Luan siempre establecía una pequeña conversación de tal ves tres palabras de intercambio que recibía, pero ni siquiera eso lo detenía a acercarse a ese muchacho solitario.

Luan era Guapo, de estatura pequeña, pero muy bien fromado si hablamos de su cuerpo. Muchas muchachas deceaban estar con él, pero lo que no sabían es que este muchavo deceaba a una persona de su mismo sexo, llamado "Lían Jener". Él chico más callado de todo el instituto y mundo, tal vez. Muchas personas le temen, y no por ser misterioso, si no por a ver golpeado a alguien al molestarlo mientras dormía. Luan no tenia miedo, al contrario, queria estar cerca de él cada segundo, y poder robarles más que solo tres palabras. 

Luan es menor que Lian, y él lo sabía. Pero gracias a su esfuerzo por pasar un año y estar junto a Lian, se hizo mundialmente famoso en su instituto, aún más de lo que era. 
Su deceo hacía ese muchacho callado y misterioso era tan grande, que estaba dispuesto a cualquier cosa por tenerlo como él quería.
Tan solo imaguinar sus labios probando los suyos le hacía brincar el corazón de emoción, he ilusión. 

El timbre sonó, indicando que las clases terminaron, pero que sus horarios de estudio en este instituto continuaban por una hora más gracias a las obligatorias tutorías que Luan no acistia por el gran interes de hablar con "Lían".

Jones no dudo en ir a la sala de música donde se encontraba su chico. Al encontrarlo acostado con sus audifonos no dudo en acercarse y quitarselos. Al ver el rostro furioso del chico, habló.

─¿Podemos hablar?.-El Peli negro lo miro con molestia, y para evitarse problemas no contesto y solo volvió a cerrar sus ojos.- Supongo que es un si.-A Luan le resultaba un poco incómodo a veces, ya que no siempre le sacaba ninguna palabra al echado.- ¿Sabes?.-Pregunta mirando hacía el frente.- Hoy fue un día cansador en las clases, pero dentro de ellas tengo eso especial que te..

─¿Por qué hablas tanto?.-Pregunto tan repentinamente Jener, que la impresión de Luan se podía notar a kilómetros.- ¿Responderas o quedaras hay mirandome como idiota?.- El Rubio no hablaba por la simple razón de su sorpresa al estarle preguntando tantas cosas en menos de un minuto.- Si no responderas me colocare este audifono y no dudare en ignorarte todos este años, decide.

Luan se emociona aún más al oír y entender que por más que hablaba solo, Lian realmente lo escuchaba, y no solo a su música.

─Lo-Lo siento.-Luan apreta su puño derecho el cuál no estaba en vista del echado.- Solo me sorprendí.-Min lo mira raro y luego vuelve a cerrar sus ojos. El rubio al darse cuenta del acto de su enamorado suspira.- ¿Por qué no te gusta hablar?.

─Escucha.-A Luan se le erizó la piel y su cuerpo se tensa al verlo sentarse y tomarlo de la muñeca colocándolo a centímetros de él.- No entiendo como vienes siempre así nada más a contarmes tus problemas..-Suelta su muñeca- Pero lo que si noto es que no tienes amigos, pero no por ello puedes venir a molestar a alguien que no tiene animos de escuchar problemas agenos, así que..-Luan frunce el seño algo triste.- Tomate un tiempo y conoce amigos que si puedan aconsejarte y no a alguien que no sabe que hacer ni con la suya.

─No necesito a alguien que me responda, -Jimin suelta su mano.- Solo necesito a alguien que este presente, y escuche.- Jener lo mira sorpremdido al verlo levantarse y darse vuelta, dandole así su espalda.- Pero sí, así prefieres, bien, no molestare más.

─N-No..

Antes de que el mayor pudiera continuar Luan se larga muy tristemente hasta la salida, en donde choca con un muchacho de cabello oscuro, muy guapo, pero que no le llamaba tanto la atencion como Lian. El muchacho de ojos cafes melosos lo obvserva con una sonrisa, algo que sorprende a Luan por la simple razón de que si fuera otro lo habría matado hay mismo, sin importarles los directores de su instituto.

─¿Te encuentras bien?.-Pregunta el muchacho preocupado, pero sonriente. Jones asiente algo desgastado, algo que llamo la atención del Morenito.- ¿Te lastime?.- Vuelve a preguntar ahora posando su mano en su paleta.- Realmente no quise.

─No te preocupes.- El Moreno desquita su mano, y con duda lo escucha.- Es solo que mis sentimientos estan desordenados en estos momentos.

─Si quieres puedo ayudar a que mejoren.

─No necesito ayuda de nadie, ¡Entiende!.- Exclama molesto Luam marchándose de la vista del moreno.

Este queda preocupado por sentir que no se encontraba para nada bien, y por más que no lo conociera, tenía curiosidad de saber que le sucedía.

En parte de Luan, al llegar a su casa se sintio muy mal al reflexionar sobre como le hablo a ese moreno de ojos melosos. Él fue amable, mientras que él, solo fue un completo idiota, igual que Lían Jener.

Al ser la noche Jones se acosto desidido a disculparse con ese muchacho desconocido, pero guapo.



Anabella.

#3154 en Novela romántica
#1666 en Otros

En el texto hay: romance gay

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar