1. Oscuros: El libro prohibido /corrección muy pronto/

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15

 

 

 

Zed

 

 

 

Yo como todo ángel del señor sabía que la batalla estaría por comenzar, sabía que sería demasiado difícil luchar contra demonios oscuros. Esos eran los más temerosos de todos los demonios existenciales y de mejor calidad, eran demonios de clase alta, los otros demonios no eran más que simplemente demonios de clase baja. Demasiado baja, detestaba con toda mi gracia aquellas cosas que Dios creo para que haya caos en el mundo, para que el bien triunfara una y mil veces más.

 

No muchos fueron capaces de enfrentarse con éstos ya que esa generación de demonios era proveniente de la misma sangre de Lucifer. La sangre de un verdadero arcángel valioso como él, eso los hacía casi invencibles ante nuestro poder ya que nosotros no estábamos hechos con el mismo poder que los arcángeles. La lucha en esa institución sería muy peligrosa ya que había dos oscuros y millones de demonios sueltos por doquier.

 

—Hermanos, quiero que se preparen para lo peor. Hoy quizás sea su último día en el cielo y también el último día de su gracia —Les comunique inmediatamente —Hay dos sangre oscura en la academia de demonios —Dije.

 

—Haremos que los demonios existenciales posean a personas para nuestro bien, serán unos soldados para la batalla —Sugerido por uno de los mayores.

 

—Los mataremos a todos —Dijo otro de los hermanos.

 

—Nuestra señal de vendetta, ¡De venganza! —Exclama otro.

 

—Alguien morirá está noche...

 

Asentí sin decir más y me preparé para muy pronto viajar hacia la tierra, ya estaba completamente listo para todo lo que estaba por suceder, en sólo unos minutos caería del reino de Dios a la tierra.

 

— ¡Zed!, ¡No! —Exclama uno de mis hermanos. —Enviarán a...

 

Pero ya era tarde simplemente sonreí mirando a mis hermanos por última vez en el día y me lancé con todas mis fuerzas hacia la tierra, fue ahí cuando di comienzo a la invasión de ángeles en la tierra. Me quedé completamente preocupado por mi hermano, sabía que él me quería informar sobre algo que pasaría muy pronto.

 

Sabía que los demonios existenciales serían mis aliados contra los oscuros y eso lo haría mucho más fácil de lo que imaginaba, aunque nunca jamás debes confiar en los demonios, no me gustaba para nada aquello.

 


Continuó cayendo comencé a sentir como mis alas se desprendían lentamente de mi, la sensación no era para nada placentera; podría hasta decirse que era demasiado doloroso, muy, muy doloroso que no podía explicar aquello. Jamás me había sucedido por lo que el dolor era algo nuevo para mi.

 

 

 

 



Byther

Editado: 05.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar