1. Oscuros: El libro prohibido /corrección muy pronto/

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 42

 

 

Jane

 

 

Oí la puerta sonar con rapidez y velocidad; se movía de una manera indiscutible. Era bastante evidente que muy pronto la persona la tiraría, así que nuevamente quito a Luke de encima de mí con cuidado y delicadeza, ruedo los ojos dejándolos completamente en blanco por unos segundos y nos vestimos con rapidez para ir abrir aquella puerta que no dejaba de ser golpeada. Luke se dirige al baño y yo abro la puerta observando a la joven que se encontraba frente a mí.

Negué rotundamente con la cabeza y la observo a los ojos.

Observo los ojos de la persona que me miraba, sus ojos azules me miraban de una manera bastante familiar. No me agradaba para nada aquello, pero por alguna razón dejé que ella me hable. Supongo que debía oír aquello que de sus labios quería desprenderse, tenía una mala impresión.

Por alguna razón no me sentía a gusto con la sensación que la joven me brinda, debo admitir que detestaba que Luke se encuentre dentro del baño anda saber Dios qué estará haciendo. Mi pobre mejor amigo, mi algo… se encontraba solo y yo aquí muriendo por estar a su lado.

 

—Debemos regresar… Jane —Dijo ella con el ceño fruncido mirando mis ojos—. Es tiempo, no importa lo que hayas encontrado aquí. Tú no eres de éste mundo —Sabía que ella tenía razón con sus duras palabras, pero yo no quería aceptar que así era—. Es tiempo, no hiciste lo que debías y por lo tanto fallaste —Me dijo con su ceño completamente fruncido de una manera irreconocible. No me agradaba para nada aquello pero no era mi momento de hablar, primero debía oír con detenimiento lo que ella quería aclarar con su punto—. Es tiempo y no hay manera de que cambie de opinión.

 

—No… tengo una vida aquí, tengo todo lo que allá no —No podía irme, no quería irme—. No me iré, yo me quedaré aquí —Dije defendiendo mi punto de vista sobre lo que ella quería y lo que yo deseaba.

 

No pienso hacer lo que ella quiera, yo no sigo las órdenes de nadie. Soy única y hago la diferencia. Puede que nadie se dé cuenta aún, pero lo hago… hago lo mejor que puedo con el mundo en el que vivo y con sus habitantes.

 

—Tienes todo menos vida —Tomó mi brazo con fuerza—. Regresaremos a nuestro mundo.

 

No podía dejar de negar rotundamente con la cabeza, traté de soltarme de su agarre. No iré y me quedaré aquí junto a Luke y a mi familia. No podía regresar a su mundo, ese mundo lleno de muertes y destrucción. Sé que aquí es del mismo modo, pero aquí no estoy sola.

Aquí tengo a personas que me quieren y me apoyan, tengo todo lo que alguna vez pude desear de aquel mundo.

 

—No me iré… vete tú, Olivia —Me alejé y cerré la puerta con fuerza.

 

Me recosté sobre la cama y pude observar como Olivia me había clavado algo en mi brazo, no era doloroso pero si picaba demasiado. Negué con la cabeza y se oyó un gran estruendo en toda la institución. Reconocía con claridad aquel ruido y sabía que yo sería la siguiente en caer.

 

— ¡Luke! —Exclamo antes de caer.

 

Luego de unos minutos puedo sentir como mi cuerpo va reaccionando lentamente a lo que parecía ser aquella extraña sustancia que Olivia clavó en mi brazo derecho, ahora si podía admitir que dolía lo cual me comenzó a preocupar ya que en éste mundo los dolores no existían y nada me podría lastimar. En éste mundo había manera de revivir de la muerte o hasta no morir, pero a donde Olivia me quería llevar era un mundo que no quería regresar, no quería volver a vivir en ese mundo. Esa realidad que ese mundo posee no es mi verdad.

 

 

— ¿Qué hiciste? —Pregunté con el ceño fruncido mirándola fijamente a los ojos.

 

—Lo debido, tú no perteneces a ese mundo… tú no eres un demonio y lo sabes —La manera en la que ella me hablaba me resultaba horrenda, me dolía y me preocupaba más de lo que ella pensaba dentro de sí.

 

—Sabes por lo que pase en este mundo, el mundo en el que estaba era perfecto… allí era feliz y tenía lo que quería —Dije mirando sus ojos—. No quiero estar aquí, este ya no es mi mundo —Suspiro haciendo una pequeña pausa—. Ya no soy lo que era y lo sabes…



Byther

Editado: 05.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar