1. Oscuros: El libro prohibido /corrección muy pronto/

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 48

 

Luke

 

 

Aquella bruja nos dejó en paz, no dijo más nada y simplemente se esfumo del sector. Por un lado me sentía bien por aquello, pero no era así. Algo me decía que pensar de ese modo no estaba para nada bien.

Mis amigos y familia salieron del lugar en que se encontraban escondidos y miraron mis ojos que se encontraban completamente llorosos ya que sentía que no había respuesta para nosotros y que todos nos estaban ocultando millones de cosas.

Mi mamá se acercó rápidamente y negó con su cabeza, aquellos bucles rubios que poseía se movieron con cuidado de un lado al otro. Aquella fragancia a rosas que siempre poseía invadió mis fosas nasales dejándome completamente drogado por mi propia madre. Me abrazó con detenimiento y apoyé con cuidado mi cabeza sobre su pecho.

Me sentía como un pequeño niño, necesitaba a mi madre a mi lado.

Había demasiadas cosas que no estaba comprendiendo pero debía asimilar que muy pronto sabría todo aquello que me están ocultando ahora mismo, al menos eso pensaba y quería creer. No quiero pensar más, pero no puedo dejar de hacerlo y por ese motivo yo mismo me estaba influyendo una tortura.

No comprendo como es posible que las cosas del mundo mágico y el de los demonios tengan tantas diferencias, los brujos son mucho más peores que los demonios que he conocido y aún no puedo creer que no haya manera de salir de aquí. Quiero creer que si hacemos todo lo que nos piden pronto nos dejaran salir de aquí e ir a nuestro mundo.

Necesito regresar y hacer las cosas como corresponden, quiero leer con detenimiento todos los libros de la biblioteca de mi casa y de la academia. Ya sabía lo que sería de mi vida, sería un guardián del conocimiento tal y como es mi padre.

Si alguna vez me llegará a pasar nuevamente esto tendría todo el conocimiento necesario para salir de aquí, para sacar a todos con vida y bien sin importar las consecuencias que eso implique en mi futuro.

No comprendo por qué mi padre no está haciendo nada para que podemos salir de aquí, se supone que él debería de saber.

Quiero creer que no hay manera de hacer un algo para salir de aquí ahora, pero ya pronto él encontrará la manera de sacarnos del mundo mágico.

No quiero ser parte de ésta locura, pero sé que lo soy.

Sé que hay una manera de salir, debo descubrirla.

Tengo la ayuda suficiente y por ese motivo sé que saldremos mucho más rápido de lo que hemos llegado.

Jane nos ayudará, sé que no me dejará. Ella no podrá romper nuestra promesa, yo tampoco lo haré.

 

— ¿Jane estará bien? —Pregunté sin obtener respuesta alguna de los que se encontraban presentes y lograron oír mi pregunta.

 

—No te preocupes por ella, ahora lo que importa es que tú estés bien —Murmuró mi padre.

 

Puedo notar con claridad que aún no quiere a Jane, sé que mi familia la detesta y eso es lo que más me dolía ya que yo realmente la amaba con todo mi corazón. Ella era la mujer que quería para pasar mis últimos días. Pero… ni siquiera sé de quien me enamore, ella jamás me dijo la verdad. Todo lo que salía de sus labios no eran más que mentiras y locuras que su mente creaba para que yo me sintiera atraído por ella, por eso siempre pasaban cosas de las que me arrepentía y por eso huía. Estoy enamorado de la nada, estoy enamorado de un amor oscuro y prohibido… nuestro amor era mucho más oscuro y prohibido que aquel libro que todos buscaban y que todos querían poseer.

Hay tantas preguntas dentro de mi mente que creo que jamás podrán ser respondidas, tengo tanto dentro de mí que ya no sé quien soy realmente. Sé que Jane hizo algo conmigo pero espero que no haya hecho algo tan malo como para borrar mi mente y hacer un nuevo yo.

Tenía que hablar con ella sobre todo esto, debía decirme mucho y yo debía escuchar mucho más. Pero ella no está entre toda esta gente, ella no está… ella simplemente me dejo.

 

—Necesito hablar con ella, debo aclarar todas mis dudas… debo saber la verdad —Dije mirando a mi padre.

 

—Lo sé y créeme que ella volverá a su mundo, ella vendrá y nos dirá la verdad de toda esta tontería que no tengo idea de que es realmente —Mi padre me responde con una pequeña sonrisa en sus labios.



Byther

Editado: 05.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar