1. Oscuros: El libro prohibido /corrección muy pronto/

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 56

 

 

 

Jane

 

 

 

Una pequeña sonrisa de superioridad se dibuja en el rostro de Elif, podía notar que algo raro, algo interesante saldría de aquella gran mente poderosa. Aquella joven bruja era la más poderosa que conocía, luego de Bones claro está. La verdad es que esperaba que me ayude con algunos hechizos para recuperar a mis amigos y familia, pero la verdad es que jamás se sabe con certeza lo que una bruja es capaz de hacer. Esperaba que Tamara y Jeremy pensaran lo que yo y que por lo tanto nunca sabrían de lo que yo sería capaz por mis amigos y mi hermano.

 

Los días seguían pasando sin cesar y mi corazón más pequeño y débil se volvía, sufría y temía llegar a olvidar a todas esas personas que con tanto esfuerzo aceptaron la realidad que yo misma había creado, éstas personas por siempre y para siempre serán parte de mí y por lo tanto jamás podría llegar a olvidarlas.

 

No puedo olvidar todo el mal que cause, no puedo olvidar nada de aquellas acciones que lleve a cabo por mi bien y no pensaba en esas personas en aquel momento, simplemente pensaba en mí, pensaba en mi felicidad; pensaba solo en lo que yo quería y no pensé ni un solo segundo en lo que los demás querían. Fui tonta, fui egoísta y hasta podría decir que era una mal criada, sin contar que también era una mal aprendida de la sociedad. Era una alfabeta de la sociedad.

 

El termino de alfabetización no solo es utilizado para alguien que no sabe leer o escribir de determinada manera, también es muy correcto utilizarlo en libros de tecnologías como las TICS que son las nuevas tecnologías. Por ese motivo cuando me clasifico como una persona Alfabeta de la sociedad soy consciente de lo que estoy diciendo que soy.

 

También para comprender aquello que estoy contando deberían leer sobre las nuevas tecnologías, es un pasatiempo bastante interesante sin contar que tu cerebro comienza a almacenar herramientas e información apropiada para saber con claridad a lo que la sociedad se enfrenta hoy en día. La verdad es que no existe un verdadero paradigma ya que podemos encontrar el paradigma de las certezas y el siguiente paradigma visto sería el de las incertidumbres, la sociedad hoy en día se encuentra arrastrada por el paradigma de las incertidumbres; yo sinceramente me encuentro completamente de acuerdo con aquella teoría y sé que en algún momento aquella incertidumbre se volverá una certeza, por lo tanto una nueva teoría se formara para contradecir aquella.

 

La sociedad obra de cierta manera, una manera que solo un sociólogo, psicólogo, y algo más que termine en logo será el que la comprenda.

 

Hace unos días me encontraba leyendo uno de los libros más importantes de la biblioteca del instituto, era un libro del mundo mágico donde se encontraban muchos hechizos que me ayudarían a terminar con toda ésta maldita locura en la que estábamos todos metidos y por mi culpa.

 

Sé que jamás podría llegar a no sentirme culpable, eso será imposible; esperaba que las cosas tomen un giro inesperado y que por primera vez en la vida algo bueno me suceda sin que la magia intervenga en el asunto.

 

Sé con totalidad que mis acciones tienen y tendrán consecuencias, pero no pensaba con claridad que aquellas consecuencias llegaran tan rápido, que fueran tan devastadoras y se llevarían toda mi vida como un gran tornado que arrasa con todo a su paso, junto con la vida de otras personas que lamentablemente se vieron obligadas a seguir mis pasos, a verse manipuladas por mi hechizo, quizás nada de esto hubiera sucedido si yo no fuera tan egoísta y estúpida, si yo no hubiera deseado lo que no me correspondía.

 

Si hubiera dejado todo como estaba las cosas estarían mejor para todos, menos para mí. De eso estaba segura, pero en un momento como este lo menos que mi importa es mi vida, mi felicidad o lo que yo quiero; eso ahora no me importa, supongo que aprendí por las malas aquel pensamiento.

 

Oí la voz de Elif a la distancia, se encontraba haciendo un pequeño hechizo en la habitación de al lado a la que yo me encontraba. El hechizo que estaba realizando se supone que nos demostraría donde estaban los demás y la manera de teletransportarnos allí, era un hechizo estupendo si lo pensamos con claridad y analizamos la situación, era evidente que eso sería una gran ayuda. Cuando hablo en plural lo hago bien, no piensen que no sé explicar la situación en la que me encontraba.



Byther

Editado: 05.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar