150 DÍas

Tamaño de fuente: - +

No más

Decidí ponerle punto final a toda esta farsa. Así que abro mi cuenta personal de Facebook (Maldito Fb), pongo en el buscador el nombre de Andrés y es el primer resultado que me arroja. Entro a su perfil y me quedo mirando su foto, con su sonrisa perfecta, que me hace recordar todas nuestras charlas hasta altas horas de la noche y todas esas estupideces que me decía para tan solo hacerme reír. Su mirada achinada, muy sexy para todas las chicas, y si, debo confesar que me habría encantado que esa mirada recorriera cada centímetro de mi cuerpo. Su nariz respingada, sus labios rosados y su color de piel acanelado, bronceado por todas esas horas que ha expuesto su cuerpo tonificado a los inclementes veranos que ha pasado en diferentes playas del mundo, ese color delicioso que una vez le dije que envidiaba.

Una lagrima cayo por mi mejilla, deseaba tanto que estuviera aquí conmigo. Muchas veces me había dicho que venía y hasta ahora no había cumplido, pensé que esta vez sería diferente... Pero desafortunadamente no fue así.

— ¡Boludo decime que vendrás, son vacaciones de holy week, todo el mundo se va de la ciudad y no quiero quedarme sola! — Le escribí por messenger.

ANDRES — Si, pequeña, ya te dije que si... Lo que prometo siempre lo cumplo — Me escribió de vuelta, con un emoticón de guiño. Algo en mi interior me decía que no confiara, pero mi corazón y todo lo que había empezado a sentir por él, era más grande que mis dudas, así que me engañe a mí misma y confié una vez más en él.

Llego el día en el cual Andrés llegaría. Había publicado una foto con una mina en un avión y pensé que estaba viajando para acá, pero pasaron horas, días y semanas y yo me quedé sola esperando, escribiéndole mil mensajes tipo. ¿Dónde andas?, ¿Estas bien?, ¿Porque me hiciste eso?, ¡Yo confié en ti! remate con el corazón destrozado.

Y aquí me encuentro en el día número 20, creyendo o más bien confirmando que el hombre de las fotos, al "Andrés" que le había confiado mi día a día, mis fotos, mis cosas y hasta mis más oscuros secretos, no era quien decía ser. Ese "Andrés" actor, cantante y modelo colombiano.

Ahora me pongo a pensar y empiezo a atar los cavos sueltos. Todas las cosas raras que habían pasado. A veces me enviaba fotos, nunca me enviaba notas de voz, bueno si, unas cuantas veces, pero de corta duración. Nunca hicimos video llamadas porque el siempre vivía ocupado actuando o en algunas reuniones sociales. Pero por otra parte siempre me decía a donde iba a estar o a que país iba a viajar y efectivamente era verdad. Algunas veces me pedía consejos de que tipo de ropa o el color de su remera podría usar y siempre las fotos que posteaba el verdadero "Andres" en su cuenta verificada de Instagram  salía utilizando la ropa que yo le había recomendado.

 

Pero ya no más, estoy triste y decepcionada, quería pasar unos pocos días a su lado, escucharle hablar con ese acento colombiano tan encantador, quería respirar su aroma y perderme en sus brazos, confirmar si me había enamorado de ese ser tan único... Tan especial.

—¡Pero no está, no vino Victoria! Entendelo— Me grite a mí misma y con ímpetu y determinación, pose mi dedo sobre el mouse de mi laptop, di en opciones eliminar de mis contactos.

—¡Adiós my Love! ¡Adiós mi dulce Andyyy— Fue más difícil de lo que pensaba, mis lagrimas seguían rodando por mi mejilla al ver que lo elimine de mi vida... de mi vida virtual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



AMC

#7861 en Otros
#3056 en Relatos cortos
#4310 en Joven Adulto

En el texto hay: desilucion desesperanza y tristeza, facebook, amor

Editado: 30.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar