3/4 Partes de mi corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2: Ronnie

El día había comenzado con una nueva y gigante espinilla en mi frente. Mientras más me observara en el espejo, más parecía un cuerno. Suspiré y pensé en soluciones rápidas a mi problema y recordé que mi hermana mayor se había comprado una base de maquillaje el día anterior, por lo que decidí estrenarla en mi nuevo cuerno rojo que me brotaba como un volcán.

Odié la vida, era una verdadera desgracia que mi hermana tuviese la piel casi dos tonos más blancos que yo, nadie con piel de papel podría salvarme aquí, tendría que consultar con Sky o Carter, ya que solo ellas tenían suficiente color en su piel para ayudarme.

Después de gastar casi 20 minutos en el baño, decidí irme a clases tal como estaba, me limpie la mancha blanca que había dejado la base en mi frente y fui cabeza gacha caminando hasta la escuela. Solo era un cuerno, todas las chicas tenían cuernos de vez en cuando, incluso mis amigas tenían cuernos nuevos todas las semanas, pero, levantarse y encontrar que tienes uno en la frente, arruina el día de forma casi inmediata.

Por suerte soy bastante despistada y se me olvidó que tenía un cuerno en la frente en cuanto llegué a la escuela y me puse a saludar a algunos de mis compañeros que eran más amables conmigo. No me había percatado de mi defecto hasta que Elaine me lo recordó.

  • ¡Dios mío! ¿Qué te pasó en la frente? – Dijo ella sin piedad.
  • Una espinilla. Gracias. – Contesté molesta, mi confianza había durado poco.
  • Pensé que te habías golpeado y hecho un chichón.
  • ¿Tan grande es? – Dije con terror, esa mañana al verlo en el espejo era gigante, pero había querido creer que mis ojos lo estaban exagerando. Elaine se echó a reír.
  • No, estoy bromeando. Tranquila, si yo igual tengo, mira. – Elaine me enseñó su nariz, pero la verdad es que yo no veía absolutamente nada.
  • ¡Oh sí! ¡Qué grande! – Dije sarcástica.
  • Es gigante. ¿No ves que toda mi nariz está roja? Bueno, todo eso rojo es mi espinilla.
  • Eli, toda tu piel es roja. – Elaine me miró de forma asesina, pero yo estaba diciendo la verdad.

Elaine tiene la piel tan blanca, que cuando posas tu dedo en su mejilla muy fuerte, queda marcado como un punto durante minutos. Era sumamente fácil hacer que Eli se sonrojase, lo peor es que ella no podía disimularlo, era como luz de neón. Su piel contrastaba perfectamente con su cabello castaño rojizo alborotado, tenía rulos perfectos que nunca podían ser controlados ni con crema de peinar. Yo lo encontraba lindo, al igual que sus pecas en las mejillas, pero a ella solo le daban dolores de cabeza.

Ambas nos sentamos juntas, lo más cerca posible de Carter y Sky, ya que si nos hacían hacer trabajos en clase, trabajaríamos juntas. Pero esa mañana Sky se sentó sola, porque Carter no había llegado.

Mis amigas pueden llegar a ser las personas más extrañas del mundo, como también pueden llegar a ser las más lindas y perfectas. Elaine tenía la personalidad más extraña de entre todas, era una chica directa e implacable, tiene una mente retorcida, y le gustan los videojuegos violentos y los dinosaurios. Es fanática de la serie The Walking Dead.

Muy por el contrario, estaba Sky, quien era una princesa de pies a cabeza. Ella era ordenada la mayor parte del tiempo, era bastante organizada con sus tareas y exámenes, y aunque quizás no le gustara estudiar siempre se esforzaba por aprobar con buenas notas. Le encantan las revistas de moda y el reality show American Next Top Model, además de amar la música pop. Sky es la que tiene el closet de ropa más grande de entre todas nosotras y cada temporada lo renueva. Algunas veces aquellas prendas que no usaba, nos la regalaba, aunque la mayoría terminaba siendo repartida entre Carter y yo, ya que Elaine tenía curvas que claramente no estaban presentes en Sky. De hecho, ninguna de nosotras era tan flaca o tan alta como Sky,  por eso sus jeans nunca podían entrarnos más allá de nuestros gruesos muslos.

Luego estaba Carter por otra parte, era una huraña y también una holgazana, le gustaba leer ciencia ficción y novelas de amor hasta la madrugada, componer canciones y cantarlas en secreto. Tenía problemas para concentrarse en clases y casi siempre era una insubordinada sin remedio, pero al mismo tiempo era la más sensible y preocupada en lo que respecta la amistad. Carter siempre hacía las cosas que nosotras no nos atrevíamos hacer.

Yo por mi parte, no sé cómo definirme. Sé que soy tímida para hablar en público y que parezco un hobbit. Entro en pánico con facilidad ante una situación difícil o estresante, me gustan los detalles y las cosas perfectas, soy demasiado meticulosa. También me gusta jugar futbol y baloncesto, pero solo estoy unida al equipo de futbol en la escuela, ya que mi altura no me permitió entrar al equipo de baloncesto.



marieacklesp

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar