3/4 Partes de mi corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 16: Elaine

No me resultaba conveniente el hecho de salir junto a Nate y su amigo, ya que quería tener un momento a solas con mis amigas para comentarle la existencia de Lee y obtener consejo acerca de la llamada que le debía. Quería estrangular a Carter y a la vez decirle gracias.

Necesitaba que Sky y Ronnie me hicieran entrar en razón respecto a Lee, necesitaba que me dijeran que debía alejarme de él porque ya tengo novio y no encontraré a nadie mejor que Andy en este mundo.

Ronnie anotó un gol más en el segundo tiempo y dio un pase para que otra de sus compañeras anotara el cuarto y último gol. Fue una masacre para el equipo contrario, y una gran victoria para nosotros.

Nate se encontró con Sky a la salida de la escuela y Carter se acercó a mí para darles privacidad. Juntas intentamos llamar a Ronnie a su celular, pero al ver que no contestaba las dos llamadas que enviamos, dejamos de intentarlo, probablemente aún se estuviera cambiando en los camerinos.

El amigo de Nate se acercó a nosotras para dejarle un poco de privacidad a Nate y a Sky, y con rápido interés inició una conversación amigable con Carter, mientras yo seguía mirando mi celular con el número de Lee en el… Debería borrarlo.

  • ¿Necesitas algo? – Me preguntó Carter después de unos minutos.
  • ¿Por qué le diste mi número a Lee? – Le solté sin más.
  • Ah, así que te llamó.
  • ¡Sí! ¡Me has complicado las cosas!- No estaba realmente molesta con Carter, pero era desesperante no saber qué hacer.
  • ¡Lo siento! Pensé que en serio te gustaría ese chico.
  • Me gusta Andy.- No me importaba que el amigo de Nate estuviera escuchando nuestra discusión, ya que para empezar, él no debería estar aquí.
  • Andy no está. Supéralo.- Puede que Carter no tuviera intención de molestarte conmigo, pero su voz irritable me dejaba en claro que había comenzado a hartarse. Yo también había comenzado a hartarme sin razón aparente. Mi rabia no iba en contra de ella, sino que era contra mí misma al no saber qué hacer con el número de Lee en mis manos.
  • Se me quitó el hambre. Que lo pasen bien. – Sabía que terminaría peleándome con alguien si es que no me iba rápidamente. La situación con Nate me molestaba, pero entendía que Sky quisiera pasar tiempo con él. Es solo que justo esa noche quería pasar un rato con mis amigas y ya no podría hacerlo con privacidad. Si no me iba de ahí en ese momento, terminaría por hacer cosas de las cuales después me arrepentiría.

Ninguna de mis amigas me siguió, pero fue para mejor. Caminé por las calles del centro hasta tomar un autobús que me llevara a casa, las calles estaban perfectamente alumbradas con las luces y faroles de las tiendas, pero a medida que íbamos llegando a casa las luces comenzaban a disminuir.

                Mis padres no estaban en casa cuando llegué, algo que me hizo sentir un poco mejor, tendría un buen rato en soledad para pensar en que decirle a Lee cuando marcara su número.

Andy era el único chico que realmente me gustaba, él era el que se preocupaba por mí y me trataba como si fuese lo más preciado en su vida, no había nadie más para mí que no fuese él. Todos los días hablábamos a través de video llamadas y de vez en cuando él me llamaba a mi celular o me enviaba mensajes de texto, pero últimamente no lo estaba haciendo. Este año había comenzado a estudiar en la universidad, y eso le ocupaba gran parte de su tiempo, y ya no estábamos hablando lo suficiente. Aun así, eso no era excusa para hacer lo que yo estaba haciendo, sí él estuviera indeciso e inseguro por querer llamar a una chica de su ciudad, claramente yo me molestaría y me dolería, por lo tanto, yo no puedo hacerle lo mismo.

Marqué el número de Lee sin dejar de pensar en que lo que estaba a punto de hacer era lo correcto. Después del tercer tono, respondió.

  • Hola soy Elaine. Llamaba para decirte que…
  • ¡Eli! Entonces si eres de confianza.- La voz de Lee interrumpió mis analizadas y ordenadas palabras.
  • Sí, pero solo llamaba para decirte que no voy a llamarte otra vez.
  • ¿Puedo hacerlo yo?
  • No. No quiero que vuelvas a llamar, ¿está claro?
  • ¿Por qué?
  • Porque no me interesa saber nada de ti y no pretendo entablar amistad con alguien poco interesante. Lo siento, no estoy disponible. Adiós. – Corté la llamada y enseguida me sentí culpable.



marieacklesp

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar