3/4 Partes de mi corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 17: Carter

Una parte de mí se sentía culpable por lo de Eli, pero no tuve mucho tiempo para pensar en ello durante la noche, ya que estuve más pendiente sobre el problema que se desarrollaba ante mis narices con Nate y Ronnie.

¿Qué estaba sucediendo? Desde que Ronnie se reunió con nosotras, Nate no había parado de hablarle y de coquetearle. Estoy segura de que Sky se da cuenta de ello, pero no lo demuestra. Ronnie siempre intentaba meter a Sky en la conversación como una técnica a la desesperada, pero no funcionaba muy bien. Comencé a hartarme de Nate cuando me di cuenta de la situación que había creado.

No podía confirmar mis sospechas, pero mi sexto sentido me decía que Nate estaba más colado por Ronnie que por Sky. Lo que me intriga saber es si a Ronnie también le interesa, porque si lo hace tendremos serios, y muy graves, problemas. Más problemas, ¡qué bien!

Nate tenía buenos y milagrosos contactos, fuimos a un club cerca del centro y él consiguió que nos dejaran entrar gratis a la sección vip. Muchos de los tragos y cervezas fueron gratis también, y al parecer a nadie le importaba el hecho de que aún no tuviéramos 21.

En medio del estruendo no me atrevía a llamar a mis padres para informarles donde estaba, por lo que me limité a solo enviar mensajes de texto. Les dije que esa noche dormiría en casa de Ronnie, algo que iba a ser cierto, pero omití la parte en que primero iríamos a celebrar con unos amigos. Mis padres no necesitan armarme un escándalo por eso, lo único que siempre me dicen es lo mismo que siempre hago, cuidarme y mantenerme con vida.

Comimos varias cosas esa noche, desde camarones hasta papas fritas, y la verdad es que sentía una gran revuelta en el estómago, El amigo de Nate, Matt, era bastante hostigoso cuando se embriagaba, no había formas de separarlo de mí durante la noche y comenzaba a hartarme. Nate no había bebido mucho, pero estaba igual de hostigoso con Ronnie.

  • ¿En serio vamos a hacer esto? ¿No podemos ir a casa y listo? – Sky se había acercado a mí cuando le dije a Matt que fuera a buscarme un jugo. Ronnie estaba al otro lado de la pista de baile intentando zafarse de los brazos de Nate. Fue la primera vez en toda la noche que vi y escuché molesta a Sky.
  • Yo tampoco me siento muy cómoda.
  • ¿Te imaginas como estoy yo? ¡He estado colada por Nate desde principios de año, y llega Ronnie y me lo quita en un pestañeo!
  • ¿Estás molesta con Ronnie? – El tono de voz de Sky no me sonaba a nada bueno.
  • No. Sí. No, no lo sé. Para empezar nunca debí haberlo conocido. Todo es tú culpa.
  • ¿Mi culpa? ¿Otra vez? – Tuve un Deja-vu. En menos de un segundo ya me sentía molesta otra vez. Intento hacer las cosas bien y todo me sale mal.
  • Sí. ¿Por qué otra vez? – Negué con la cabeza, un club no era el mejor lugar para decirle a Sky que también había arruinado la vida de Eli. Exageradamente hablando claro.
  • Olvídalo.- Dije molesta. En ese momento Matt se acercó a nosotras con dos cervezas en la mano.- Te dije que quería jugo. – Matt me miró perplejo y luego miró las botellas de cerveza. Se rio como un idiota.
  • Pude haber jurado que había comprado jugo. – Rodé los ojos y fui hasta la barra yo misma.

Dos horas más tarde Matt ya era un caso perdido y Ronnie también. Todas las cervezas que ni Sky ni yo tomamos, se las tomó ella y no terminó nada bien. No tardé en sentirme culpable por ello (al parecer hoy era el día de la culpa), y quise sacarla del club antes que hiciera alguna estupidez, pero Nate estaba dispuesto a hacer que Ronnie se fuese con él esa noche, y claramente eso no íbamos a permitírselo.

  • ¿Por qué se van tan temprano? – Preguntó Nate con la cerveza en la mano. El chico lindo y tierno de música se había convertido en cualquier otro bastardo borracho. Mi odio fue instantáneo, y me arrepentí de acercarme a él.
  • Porque Ronnie no se siente bien.- Se apresuró a decir Sky en tono enojada.
  • Yo estoy bien chicas, no se preocupen.- Dijo Ronnie con la sonrisa de idiota en la cara. Quise golpearla, pero suponía que Sky lo haría por mí más tarde.
  • ¿Ves? Podrían quedarse un rato más. – Insistió Nate.
  • Sí, además lo estamos pasando bien, ¿no? – El brazo de Matt se posó en mis hombros y con brusquedad me liberé de él.
  • No, nos vamos y punto. – Dije cortante.
  • ¿Y en que piensan irse? – La voz de Nate también sonaba molesta, pero era más altanera que desafiante. Me miró con aire burlón, y yo lo torturé y masacré en mi imaginación en tan solo 3 segundos. Habíamos venido en el auto de Nate, mi camioneta no funcionaba así que solo nos quedaba los autobuses, pero por ser de madrugada, los autobuses ya no pasan tan seguidos. Demoraremos un siglo en llegar a casa de Ronnie, y sus padres no podían verla llegar así.
  • Lo solucionaremos.
  • ¿No tenemos auto? – Preguntó Ronnie.
  • Yo podría ir a dejar a Ronnie a casa, si quieren ustedes pueden irse. – Aseguró Nate.
  • Primero me cortaría un brazo antes de dejar que se vaya en un auto con un borracho mal nacido de…
  • ¡Dijimos que no! ¡Nos vamos, adiós! – Sky interrumpió mis insultos y me tomó del brazo al mismo momento que yo levantaba a Ronnie y la arrastraba conmigo.



marieacklesp

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar