3/4 Partes de mi corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 37: Carter

Los exámenes me estaban matando lenta y dolorosamente. Podría fingir que mis horas de estudio servían para algo, o por lo menos que valían la pena, pero mi rendimiento académico no era el mejor.

Lo único para lo cual no tenía que esforzarme era en literatura.

¿Lo único bueno de mi semana? Era que ya tenía mi camioneta de regreso. ¿Por cuánto tiempo? No sabría decirlo.

Elliot y su amigo Ryan habían ido el domingo pasado a mi casa a arreglar mi camioneta y habían terminado de repararla después de cuatro horas. Por lo menos había sido gratis.

Mi semana fue empeorando a partir de ahí, primero con los exámenes y segundo con la noticia de mi padre.

  • Adivina quién me ayudará a construir el garaje. – Me preguntó mi padre el lunes durante la cena.
  • No tengo la menor idea. ¿Quién?
  • Derek. – Había estado a punto de escupir la cucharada de arroz que me había llevado a la boca hace poco segundos atrás.

Sí, Derek vendría durante los fines de semana a ayudar a mi padre a construir el garaje. Perfecto.

El asunto de Derek ya estaba zanjado hace tiempo, no me importaba ni molestaba su presencia, por esa razón no entendía por qué estaba hecha un manojo de nervios de que el fin de semana se acercara demasiado rápido.

Otro acontecimiento inesperado de esa semana fue la llegada de Jessie a nuestra clase. Lo inesperado era que hubiese decidido acercarse a nosotras.

Jessie parecía ser de las típicas niñas busca popularidad en la escuela, pero su personalidad indicaba todo lo contrario cuando la conocías. Aún no entendía qué es lo que Sky odiaba de ella.  Esta semana se nos ha hecho un poco complicado hablar entre nosotras de cosas privadas, en primer lugar porque Jessie estuvo siempre presente y en segundo porque hemos estado ahogándonos en exámenes y trabajos. Conversar acerca del odio irracional de Sky por Jessie no había tenido cabida esos días.

Ese día viernes después de clases por fin sentí que había un momento para respirar. Les propuse a mis amigas ir a dejarlas a casa, pero Eli se negó rotundamente porque dijo que ya tenía planes y Ronnie por su parte nos dijo que tenía entrenamiento. Solo quedamos Sky y yo para pasar el rato y ella fue la única en aceptar irse a casa.

  • ¿Sabes qué es lo que sucede con Ronnie y con Eli? Eli llegó curiosamente feliz hoy día en la mañana. – Pregunté.
  • Y Ronnie anda curiosamente tonta por la llegada de Jessie.- Ahí iba el gusto amargo de la conversación.- No nos deja tranquila nunca.
  • ¿Qué tiene de malo Jessie? – Como era de esperar, recibí la peor mirada de asesina de Sky.- Digo, se ve que es una buena chica. No intenta llamar la atención con ese perfecto pelo rubio australiano y es bastante amigable con nosotras.
  • Por favor Carter, como si nunca nadie fuese amable con nosotras.
  • Sí lo son, pero Jessie es…
  • Es una niña más que cree tener la oportunidad de entrar a nuestro círculo de amigas.
  • Eso no va a pasar.
  • Exactamente. ¿Podrías informárselo a Ronnie por favor? No deja de intentar integrarla a nosotras. La invitó a la prueba de vestidos mañana en la mañana. – Me detuve ante un semáforo en rojo.
  • Espera. ¿La invitó? ¿Hay prueba de vestidos mañana? ¿En la mañana? ¡Sky! Yo solo quería dormir…- No pude ni hacer puchero cuando Sky volvió a dirigirme una mirada furiosa. Miré hacia el frente y la luz verde ya me indicaba que podía continuar.
  • No me importa, vas a ir. Es la primera prueba de vestido, será la primera vez que verán los vestidos de la forma correcta, no puedes faltar.
  • Ya.- Asentí a regañadientes. - ¿Sabes? Igual me molesta un poco que Jessie vaya mañana, pero no encuentro que sea para tanto.
  • No la quiero cerca.
  • ¿Por qué?
  • Ya te lo dije.
  • ¡Por favor Sky! Sabes que no es del todo cierto.
  • Bueno. Es solo que no me cabe en la cabeza que una hija abandone a su madre al otro lado  del mundo. Si es tan buena persona como dicen todos, ¿por qué lo hizo?
  • Ninguna de nosotras tiene esas respuestas. Sky, debe de haber tenido sus motivos.
  • Bueno, para estar con nosotras, primero, debe ser honesta. ¿No crees?
  • Sky, estás hablando con la reina de las mentiras en este momento. – Sky no pudo evitar sonreír.
  • Ya pero es diferente. Tu eres buena persona. En el fondo. MUY en el fondo.
  • Tal vez ella también lo sea.
  • Que lo demuestre.



marieacklesp

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar