3/4 Partes de mi corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 46: Ronnie

Esta mañana al entrar a la escuela, nos percatamos de que varias universidades del país estaban ahí para entregar folletos a los de último año. Era un poco perturbador, porque sentía que la presión aparecía en mí de repente, últimamente mi mente no ha estado preocupada de la universidad. Casi se me había olvidado que estamos a punto de cerrar el año.

He estado preocupada de entrenar, ganar partidos y asegurarme de que Jessie vaya a verme jugar. Resultó que Jessie también es una gran aficionada al fútbol, dijo que le gustaría unirse al equipo si no estuviese a final de temporada y no estuviese a punto de terminar el año.

Tomé unos cuantos folletos que supe de inmediato que terminarían en la basura, yo no necesitaba esto, yo ya sabía qué es lo que tenía que hacer. En cambio Carpi y Eli terminaron llenando su mochila de folletos y papeles extras.

Jessie se acercó a mí con un folleto de universidad en sus manos, así que decidí preguntarle acerca de ello, pero ella no quiso hablar mucho al respecto. Estaba callada, triste, y no me miraba a los ojos cuando me hablaba. Ambas estábamos sentadas en una de las bancas del patio de la escuela antes de entrar a clases, no había tanto sol como en los días anteriores pero hacia un poco de calor. Me giré para verla mejor, pero ella seguía inmóvil.

  • ¿Sucede algo? – Pregunté al momento en que recogía uno de sus mechones rubios y se lo pasaba detrás de su oreja. Eso le sacó una sonrisa.
  • No. Nada importante.
  • Creo que cualquier cosa que te ponga triste es importante.- Ella respiró hondo antes de volver a hablar.
  • Solo son problemas con mis padres.
  • ¿Sucedió algo con tu madre? – Vi como Jessie dudaba en decirme o no.
  • Como dije antes… Nada importante.- Se encogió de hombros. – Hay que ir a clases vamos a llegar tarde.
  • Pero tú no tienes biología. – Dije yo.
  • Pero tengo física. Y vamos a llegar tarde de todas maneras. – Sonrió y se levantó. Caminamos hasta su sala y ella antes de entrar, volvió a girarse hacia mí. – Gracias Ronnie.- Me dijo ella, aunque yo no entendía que es lo que agradecía.
  • De nada.- Dije de todas maneras. Jessie se inclinó hacia mí y me dio un beso en la mejilla.
  • ¿Crees que podamos irnos juntas esta tarde? – Amaba esa pregunta, comenzaba a acostumbrarme a irme con ella todos los días.
  • Claro. – Aseguré.

Después de mi clase de biología me encontré con mis amigas para almorzar. Jessie desistió de comer con nosotras porque había decido socializar con el equipo de las animadoras que la habían invitado.

  • ¿Entonces? ¿Qué encontraron?- Preguntó Sky. Eli y Carter se miraron por unos segundos. Sky se refería a los folletos de universidad.
  • Yo no tengo nada que encontrar. Ya sé lo que quiero.- Dije yo.
  • Yo creo que terminaré por estudiar en Portland. – Admitió Eli.
  • ¿No quieres irte a vivir lejos? No sé, donde puedas disfrutar más la universidad.- Preguntó Sky.
  • No. No quiero irme a Nueva York.
  • Nadie está hablando de que vayas a Nueva York, hay más universidades, ¿sabías?
  • ¿Y qué sentido tiene? Si voy a estar sola en otra ciudad, entonces no disfrutaré nada. Prefiero estar aquí, con Lee, y mi familia. Yo no soy como tú, no quiero lo mismo. – Las palabras de Eli eran duras, pero en el fondo la entendía. Lo que no entendía era porque estaba tan molesta con el asunto de la universidad.
  • Bueno.- Sky rodó los ojos y volvió la mirada a su plato.
  • ¿Y tú Carter?- Pregunté.
  • Yo no tengo ni puta idea.- Carter ni siquiera nos miraba a los ojos. – Quiero ir a Nueva York, con ustedes, pero no quiero dejar a Eli sola.
  • Yo no te estoy pidiendo nada.- Le dijo Eli.
  • Sí, deberías hacer lo que crees que es correcto para tu futuro. No deberías preocuparte por el resto.- Le dijo Sky, pero por alguna razón eso me dolió.
  • El problema es que no tengo idea de cuál es mi futuro. Y tampoco quiero vivir una época difícil sin ustedes. ¿Acaso no te importa? Han pasado años desde que somos amigas, pero a ti pareciera no  importarte. Para ti es fácil alejarte de las personas, para mí no, ¿de acuerdo?- No me gustaba la dirección en la iba esta discusión, pero Carter dijo exactamente lo que yo había estado pensando hace un tiempo.
  • ¡No es fácil! – Sky alzó la voz. - ¿Crees que si tuviera otra opción no la tomaría?
  • Si la tienes Sky, es solo que tú detestas Millebane.- Interfirió Eli.
  • No es mi problema no tener los mismos sueños que ustedes ¿de acuerdo? Yo no voy a amarrarme aquí para siempre.
  • Ya, basta.- Me quejé yo. Realmente no me gustaba cuando todas comenzaban a pelear y alzar la voz. – No peleen. – Rogué.
  • Nadie habla de amarrarse a un lugar determinado. – Insistió Carter.- ¡Y es verdad! No somos como tú, no tenemos todo planeado ¿sí? Yo no sé qué mierda me va a pasar de aquí a unas semanas cuando todo esto acabe, pero tenía la esperanza de conservar lo que más me importa. Quería a mis amigas. – Hubo un silencio después de aquello. No pude seguir comiendo. A pesar de que no me gustaban las peleas, sabía exactamente que aquello era un tema que algún día saldría sí o sí. Había que afrontarlo.
  • Las amigas y los novios no pasan más allá de la escuela. Las relaciones siempre terminan y se cortan. – Dije yo. – Tal vez encontremos otras amigas en la universidad, quien sabe. No hay que adelantarnos o ponernos tristes. Solo hay que asumirlo, ya tendremos otras personas en las que confiar.
  • Yo no pensaba en cambiarlas por nadie.- Esta vez Sky me miró molesta. Y recibí la mirada molesta de Carter también.
  • Bueno, como yo veo las cosas ahora, no va a ver mucho que remplazar. Peor es nada.- Carter fue la primera en levantarse de la mesa e irse con su bandeja de comida sin terminar. Sky se levantó después.
  • ¿Sabes?- Me dijo Eli.- En serio espero que encontremos a otras personas que logren entendernos y conocernos tanto como lo hacíamos entre nosotras. – Asentí, yo también esperaba eso. Eli fue la siguiente en irse.



marieacklesp

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar