3/4 Partes de mi corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 83: Sky

Se me hacía difícil creer que por fin dejaría Millebane atrás para viajar a Nueva York. Había estado esperado este momento durante años, pero ahora que lo estoy viviendo, no se me hace tan fácil marcharme. Millebane estaba llena de recuerdos hermosos. Siempre estaré agradecida de aquella ciudad.

Elliot era el único que no se despediría de mi ese día, ya que él lo hizo un día antes, cuando viajó a Londres. Espero que esta familia sea capaz de soportar tantas partidas en tan poco tiempo.

Phill ayudó a entregar mis maletas y junto a mi madre me acompañó a la puerta de embarque. Mi vuelo no tardaría en salir. Busqué a Cole por todas partes, pero él no aparecía. Tenía miedo de que no viniera a despedirse de mí, tenía miedo que decidiera no venir y con eso decirme que se había rendido antes de tiempo.

Fue entonces cuando mi madre carraspeó y apuntó con su mirada a mis espaldas. Me di la vuelta y lo vi venir, ahí estaba Cole, llevaba su chaqueta de cuero negra y su guitarra enfundada. En su mano derecha sostenía una maleta.

Mi corazón se detuvo.

  • Yo de ti correría. No sé, es una sugerencia.- Me dijo mi madre al oído.

Corrí y salté a su cuello como si fuese un koala, pero me bajé de inmediato al recordar que Cole venía lo suficientemente cargado de cosas. Lo miré de arriba abajo, no quería imaginarme lo que estaba imaginándome, porque si pensaba en lo mejor, podría decepcionarme.

  • Creo que tuve un cambio de planes. – Me dijo él con su habitual sonrisa.
  • ¿Vendrás conmigo? – Estaba tan nerviosa que sentía que las lágrimas se me saldrían de los ojos como cascadas.
  • No, me gusta andar cargado como si fuese a mudarme a otro país una vez al mes.- Su sarcasmo no me importó en esos momentos. Sonreí de oreja a oreja y chillé sin importarme lo que las personas a mi alrededor pensaran. Besé sus labios y lo abracé tan fuerte que estuve a punto de dejarlo sin respiración.
  • ¿Qué pasó con tu padre? – Pregunté preocupada.
  • No te preocupes, estarán bien. Conseguí un trabajo en Nueva York que me ayudará los primeros meses. Compré los pasajes con mis ahorros. – Lo miré extrañada. – Había estado trabajando para poder pagarme mis estudios. Estudiaré música, aunque aún no sé cuándo. – No me lo creía, estaba en el último cielo.- Tal vez es hora de que prueba suerte como solista, ¿no crees?  - Volví a abrazarlo, esto era un sueño completo. – Eso sí, tendrás que soportarme en tu departamento, porque no tengo a donde llegar.
  • Todo lo que quieras.- Le dije y besé sus labios.

No había terminado de abrazar a Cole cuando Carter, Ronnie y Eli llegaron corriendo y gritando por el recinto. Sonreí aliviada, ya me estaba preocupando su retraso.

 



marieacklesp

Editado: 14.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar