4nm

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 11: Solsona

— Ya tienes tus armas y el mapa — le digo limpiando mis manos — ¿hacia dónde queda Solsona? — le pregunto y él mira el mapa, tiene una mochila un poco grande en uno de sus hombros, las otras dos están en el otro hombro.

— Y es ahí donde tenemos el problema — dice dándole vueltas al mapa. 

— ¡¡¿QUÉ?!! — Grito y Daila ríe probablemente por el gesto que hizo Dan.

— Tengo un mapa del pequeño pueblo, mas no de como llegar — dice y sonríe dándole más vueltas al mapa. 

— ¡¿ENTONCES CÓMO PIENSAS LLEGAR A SOLSONA?! — le grito y él levanta una mano.

— Antes, las personas a las cuales se les apagaba el teléfono y no tenían mapas a la mano, utilizaban carteles que estaban en la carretera para ubicarse. — dice mirándome fijamente.


— ¿Que es un teléfono? — le pregunto y él me mira asombrado.

— ¡¿No sabes que es un teléfono?! — lo miro y ladeo la boca.

— yo no, ella tampoco  — señalo a Daila — ni él — señalo a Lois. Miro al cielo y veo un pájaro en un árbol — pero ¿sabes quíen sí lo sabe? — Dan me mira con curiosidad y yo señalo al pájaro, él ríe y empieza a caminar, le hago una señal a los demás y lo seguimos.

— ¡Bien! esta es la carretera y… —sale a la carretera — Solsona está hacia allí a 11 kilómetros — dice señalando y empieza a caminar, lo sigo y llego a su lado.

— ¿Nos dejarás en Solsona?— le pregunto y él asiente.

— Si hay un campamento, sí — dice y me mira — entiendo lo de tu madre — abre su mochila y saca dos manzanas.

— Es pasado, no le tenía afecto — le digo una verdad a medias, ya que hasta las últimas horas no me importaba.

— Y por eso lloraste sobre mí — dice y da un mordisco a su manzana — decían que los muertos son los que más amor reciben — dice con la boca llena.

— Tal vez sea verdad — lo miro y muerdo la manzana — ahora soy como una huérfana ¿no? — lo miro y él me devuelve la mirada — sin madre, sin padre, no tengo más familia — miro al suelo  y levanto los hombros — sin Cole… — Dan me arroja algo a la cabeza y señala hacia atrás, volteo la cabeza y veo a Daila sobre un borde de metal donde acaba la carretera, está tomando la mano de Lois  mientras avanza, ella ríe y mueve la cabeza orgullosa de que puede mantener el equilibrio.

— Yo también perdí a Cole — dice y mira a Daila — ¡NO TENGO TODO EL DIA, BAJA DE AHÍ TENEMOS QUE LLEGAR RÁPIDO! — grita en un tono juguetón, Daila baja de un salto y llega a nuestro lado junto con Lois. 


 

— Entonces, Lois, ¿leías todo lo que enviaban en el colegio?  — le pregunto y él asiente sonriendo — ojalá en Solsona queden libros,  Cole me daba libros — le sonrío y recuerdo uno que tengo en la mochila, lo saco y se lo entrego — este pudo tener un final mejor, es el último, antes de este hay tres más, ¡esperemos que en Solsona… — miro adelante y Dan esta besando un cartel — oye...  — lo llamo con un poco de preocupación, puede que se haya vuelto loco o tenga una insolación, él ríe mientras abraza el cartel.

— ¡LLEGAMOS A SOLSONA! — grita y Daila empieza a saltar, miro a Lois y lo abrazo, feliz de llegar a un lugar seguro.

— ¡¡SÍ, POR FIN. ESTOY CANSADA DE CAMINAR!! — grita Daila y también empieza a reír.

— ¡Vamos! — nos llama Dan y corremos adentrándonos en Solsona, el lugar está lleno de autos vacíos, cuerpos de sombis en el suelo y esta todo en desorden — mantengamos la calma, este es el pueblo. El campamento debe estar por aquí, vamos a revisar— empezamos a caminar por el pueblo, pero todo sigue igual,  caminamos, caminamos, caminamos y no hay nada, me siento en medio de la plaza y me llevo las manos a la cabeza. 

— Toma, encontramos agua — Lois me tiende una botella y la recibo.

— Gracias — le digo y bebo un poco.

— Dan, aquí no hay nada — le digo y me hecho un poco de agua encima, el calor empieza a ser más notable.

— Aquí debe haber algo más — dice y yo niego. 

— No, Dan, está vacío — lo miro y le tiendo la botella de agua — quedémonos un poco aquí, en alguna casa y luego seguimos hasta el próximo pueblo — digo y Dan asiente sin separar la botella de su boca, Daila me mira y levanta una mano, como si estuviera en el colegio de Toev.

— Vi una casa, me gustó por fuera — habla mirándome y a Dan — ¿podríamos ir allí y descansar un poco? — Asiento y ella camina adelante

— Espera, espera — me pongo a su lado y camino con ella,  Lois y Dan van tras nosotras hablando — ¿Estás bien? — La miro y ella asiente. 

— Es diferente estar fuera — dice, me mira y sonríe — me gusta esta sensación — le sonrío y ella se detiene — es esa — señala una casa con fachada de ladrillos, a un lado de esta hay una librería y al otro hay un local, Dan camina hacia la casa y abre, no sé como, la puerta.

— Señorita — hace una reverencia y Daila entra,  corro a su lado y me pongo adelante con arma en mano. 

—Primero revisamos la casa — le digo a Dan y él pone los ojos en blanco, camino por la casa, revisando las dos plantas y aliviandome al ver que está vacía — adelante, Daila — le digo y ella entra corriendo en la casa, se sienta en un mueble de color rojo  claro, ella suelta sus mochilas y empieza a correr por la casa, luego entran Lois y Dan — necesitamos hacer espacio en las mochilas para solo llevar una — les digo y Dan me mira. 

— ¡No lo había pensado!  — dice con sarcasmo y pongo los ojos en blanco,  Daila baja corriendo y con ella trae tres mochilas grandes. 

— ¿Estas servirán? — me pregunta y yo asiento — yo las voy a repartir — dice — Dan para ti la negra con toques rosados, porque pienso que aunque parezcas rudo eres bueno — la miro.

— ¡Esa debería ser la mía! — le digo y ella niega con la cabeza y se ríe.

— Para ti Lois,  está azul oscuro con blanco — Lois la mira y sonríe — porque te combina — Lois lanza una carcajada — para ti Sigrid, escogí esta de color rojo con rayas negras y blancas, porque cuando la vi pensé en ti — me la entrega y levanta la suya — y para mi ¡la explosión de color! — ríe y se dirige a sus mochilas y empieza a acomodar las cosas, y todos nos ponemos en ello.



Levina

#247 en Ciencia ficción
#1516 en Otros
#227 en Aventura

En el texto hay: zombi, secretos, peligros

Editado: 15.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar