A donde quiera que vayas

Tamaño de fuente: - +

35. Incómodas confesiones

Los  días siguientes los pasé a lado de Lucas, había juntado una tercia de descansos que me debía el hotel y me había caído perfecto. Paseábamos por las calles y cenábamos muy tarde en alguno de sus restaurantes favoritos. Cuándo tuvo que marcharse de nuevo a la capital me despedí con un gran abrazo y se fue prometiendo que me llamaría todas las noches, lo cual cumplió religiosamente.

 

Para cuándo volvió en abril, muy cerca de la fecha de mi cumpleaños, me llamó para que nos encontráramos en su casa, no parecía muy optimista, de manera que corrí para tomar el autobús y saber qué era lo que sucedía. Abrió la puerta luciendo unos jeans oscuros y una camisa, y realmente parecía mucho más apuesto. Me dio un gran abrazo en cuánto me vió y me invitó a pasar.

Su casa, estilo minimalista, era muy hermosa, la más hermosa del pueblo, muy por encima de la de Erick que pertenecía a una de las familias más acaudaladas. Me llevó hasta su habitación y una vez sentados sobre la cama me habló de la enfermedad de su madre. Ya ni siquiera me sorprendió, lo abracé muy fuerte y le permití llorar sobre mi hombro.

—Todo estará bien —fue lo único que se me ocurrió decir—. No debe verte llorar, porque estoy segura de que eso la destruiría.

—No sé qué hacer, Luna.

—¡Hey, me acabas de llamar por mi nombre! —le dije entusiasmada.

—Puedo llamarte por tu nombre si quiero, suelo hacerlo la mayoría de veces cuando le hablo de ti a otras personas.

¿Lucas le hablaba de mí a otras personas? Pero claro, eso no debía ya sorprenderme, aquello me lo había dicho en mi sueño.  Había estado haciendo todo lo contrario a lo que había hecho en el mismo pensando que así podría cambiar el destino pero parecía que no era tan sencillo como parecía, las cosas seguían complicándose. Había pasado un par de noches pensando en el tema y después de haberlo meditado  estaba completamente resuelta a elegir a Lucas.  Sabía que de alguna manera me encontraría amándolo tal como había amado a Barto alguna vez, Lucas era grandioso.

—Sé que sueles preguntarte por qué te odio, pero yo no te odio, solo me mantuve a una distancia prudente de ti porque sabía que Barto te quería.

—Pero él ya no me quiere —aseguré mirándolo.

—En realidad creo que te quiere aún, nunca lo dice, pero sé que te quiere, por eso te compró la casa que rechazaste y créeme que estaba muy dolido, no dejaba de maldecirse. Quería venir a verte pero no se atrevía porque pensaba que ibas a rechazarlo —Lucas levantó un poco los hombros intentando parecer indiferente.

No le creí, había dolor en su mirada.

 

—Pues Barto tiene razón. Dejó de llamarme, Lucas. Compró la casa para terminar con sus remordimientos, pero no era yo la que le causaba ese dolor, era su conciencia.

—¿Qué pasó entre ustedes? —preguntó curioso y me miró muy atento.

 

—En realidad no sé lo que pasó, tú dijiste que yo era una roca en su camino y creo que eso construyó un muro entre lo dos. Pensé que todo marchaba bien pero no era así. Quizá nunca sabré quien es Barto en realidad.

—Nunca fue mi intención, Luna.

—No sé qué haya pasado por tu cabeza pero como verás no fui nada, ni siquiera una pequeña partícula, en su vida.

—Yo…

—Ya no importa, Skywalker, el amor vence todas las barreras y destruye todos los muros, lo que haya sido que Barto sentía por mí, nunca fue tan fuerte.

—Pero…

Lucas me había notado vacilante y ahora iba a intentar obtener información, no iba a dar un paso en falso.

—Tuve un sueño. Uno que ha estado haciéndose realidad  aunque he dado todos mis pasos en la dirección contraria. Por eso me porté como una loca el día que nos encontramos en el centro comercial.

—¿Te refieres a que sabes exactamente qué sucederá solo por que tuviste un sueño?

Asentí.

—Quería decírtelo esa tarde, pero no me atreví, iba a sonar precisamente como la loca que crees que soy.

—¿Por eso dijiste que teníamos una historia inconclusa? —preguntó.



Aletor

#4526 en Joven Adulto
#13331 en Novela romántica

En el texto hay: romance juvenil, drama, romance amor odio

Editado: 17.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar