A pesar de todo

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Es mi primera clase, aunque no es musical aún así estoy nervioso y emocionado. Es una escuela de alto prestigio e incluso las clases básicas deben ser tan avanzadas. Ya que estás clases no importan pero es necesario que las tengamos, que sepamos algo de esto.

Soy de las primeras personas en llegar porque como no tome el recorrido tenía que irme antes por si me perdía, no quise irme con Freddie. Digo es una buena persona pero ayer no quería estar ahí. Bueno no me gustó que me abandonará, tampoco esperaba que me cuidará de su ala. Pero no fue bueno que me dejara a mi suerte.

Emily entra tan fresca y llena de alegría junto con algunas otras chicas, se están riendo. Se que dijo Freddie que no me acercara a ella pero no creo que tenga nada de malo ser su amigo.

—Emily —el chico creo que Jackson se acerca a ella, sus amigas se callan y no veo nada de odio en ella solo le sonríe a pesar de que estoy seguro que ella sabe que el quiere algo más —. Crees que puedas enseñarme la escuela, es que ayer me perdí el tour.

—Me encantaría, aunque no puedo tengo que hacer demasiadas cosas pero puedes decirle a alguien más de coordinación.

El chico parece desconcertado, como si nunca lo hubieran rechazado. Digo es atractivo pero no por eso todas las personas van a estar detrás de él. Ella se sienta y está un poco cerca de donde yo estoy así que creo que puedo hablarle.

Veo como Freddie llega corriendo y al verme corre hacia mi, se sienta a un lado de mi y de su mochila saca un par de sandwiches. Después saca unos vasos donde comienza a vertir un poco de lo licuado aunque no sé de qué es.

El salón comienza a impregnarse de el olor a comida, así que llamamos un poco la atención de las personas al rededor. Emily solo rueda los ojos así que siento que no debería estar haciendo esto.

—Ethan no desayunaste, pensé que sería bueno traerte el desayuno. Es importante porque las clases son muy pesadas y más con el estómago vacío.

—Pareces mi mamá.

—Guarden eso antes de que llegue el profesor —nos reclama Emily por lo que intento guardar el sandwich en mi mochila.

—¡No! Mínimo el licuado. Ethan es mi receta especial, por favor.

Intento tomar el licuado lo más rápido que puedo pero eso solo hará que me duela el estómago. Mi compañero esta comiendo tan tranquilamente que me hace parecer un loco al intentar acabar rápido.

El profesor entra al salón y lo primero que hace es dejar sus cosas en su escritorio para después acercarse un poco a la mesa en donde estamos.

—Señor Lindemann, le recuerdo que esto es un salón de clases no la cafetería —dice y camina hacia la pizarra —. Y su amigo, no le recomiendo seguir los pasos de él, no hay que empezar por el izquierdo.

Me acabo el licuado y rápido guardo el vaso en mi mochila. Revisa los lugares para ver qué nadie falte y cuando lo hace parece un poco desconsiderado así que abre la puerta y se espera unos segundos ahí.

—¿Que está haciendo? —pregunto bajo por lo que Freddie ríe.

—Ya lo verás.

Elliot nuestro compañero esta un poco despeinado y atareado, carga un buen de libros por lo que el maestro solo lo mira indiferente. Deja rápido las cosas sobre el escritorio y hace espacio para que no se caiga con nada.

Un chico con muletas entra en el salón el maestro solo hace pasó, Elliot le ayuda a sentarse. Volteó hacia Emily porque ayer estaba triste después de hablar supongo con él porque ví sus muletas. Ella solo desvía la mirada.

—Bueno ahora sí que estamos todos podemos comenzar con la clase. En primer lugar veremos algo sencillo, cálculo integral.

Todos comienzan a escribir por lo que yo hago lo mismo. No quiero quedarme atrás en nada.

. . .

Solo fue cálculo integral y no pude con eso. Bueno a penas sobreviví. Las demás personas solo dejan sus cosas y se están preparando para su siguiente clase. Aunque no puedo rendirme ahora.

—Freddie —lo llamo, ya que estaba hablando con sus demás amigos —. Dijiste que me mostrarias la escuela, es que no puedo perderme.

—Aunque te la enseñe lo harás. Mejor descansa y prepárate para tu siguiente clase.

Bueno es claro que Freddie solo es mi amigo cuando no hay nadie más que yo. Elliot nunca está y no creo verlo por lo que note hoy así que estoy solo.

Me coloco mis audífonos lo que siempre me ha relajado es la música, es la mejor forma que tengo de estar tranquilo, contento y feliz. A pesar de mi soledad.

Mientras voy caminando hacia la siguiente clase puedo ver otra vez al chico de las muletas, trata muy mal a Elliot pero mínimo si le da el lugar valdrá en algo o es lo que seguro diría.

Se me hace tan familiar, como si antes lo hubiera visto. Pero no es posible porque yo me acordaría al menos que haya ido a uno de las muchas escuelas que fui y nada más lo haya llegado a ver. Cuando notó que también me está mirando rápido camino hacia mi siguiente clase.

En esta puedo ver que las personas están listas para dormir, no creo que sea buena idea pero claro yo no conozco a los maestros. Veo como entra Emily otra vez solo que esta vez no va acompañada de sus amigas sino que va con el chico de las muletas, solo que ella no está contenta no veo su alegría en ningún lado.

Ellos se sientan juntos, Elliot coloca sus cosas en la mesa y después se sienta conmigo. Se ve cansado y a penas vamos por la mitad de las clases. Yo a penas puedo, no me imagino como lo hará él.

—Hola, Ethan —lo primero que hace es acostarse sobre la mesa —. Freddie me contó que quieres con Emily.

—¿Que? No. Solo hablamos una vez, quiero ser su amigo nada más.

—Ya comprendo, te enteraste que hay un coordinador que escojera a un participante. Buena tactica, bueno yo ya tengo al señor no puedo hacer nada por mi solo.

Volteó a verlo, está platicando con ella y parece contento pero al notar que lo estoy mirando me vuelve a mirar ahora su mirada es sería. Por lo que vuelvo la vista hacia Elliot.



Lucya09

Editado: 05.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar