A pesar del sufrimiento (serie "Reencuentro" #1) Borrador

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1: Ese bebé no es mío

Capítulo 1

Ese bebé no es mío

 

—Despierta Diana debes ir a trabajar—mi hermana Vir, entra quitándome la sábana que cubre mi hermoso, sexy, escultural y sabroso cuerpo, ok no, pero si no me levanta ella, nadie más lo hará.

Me acurruco mucho más y aprieto mi almohada, como si la vida dependiera de ello—cinco minutos más por favor—imploro sin abrir mis ojos.

—Si te quedas cinco minutos más no querrás despertar, y anoche te dije que no te quedaras más tiempo leyendo ese libro nuevo que obtuviste en descuento—hace un gesto tratando de recordar—ese, de esa autora que encontraste en Wattpad.

—He encontrado  muchos libros—digo levantándome de un tirón y al hacerlo tan rápido me mareo cayendo de nalgas justo al lado de la cama, golpeando mi espalda y mi ímpetu matutino— ¡auch!—me quejo.

Ella rueda sus ojos, y se va sacudiendo sus manos—apresúrate o te dejaré—se detiene y se vuelve a mi nuevamente—o dile a tu chico literario Arnulfo, que te lleve—se burla.

—Su nombre es Armando, Ar-man-do—le grito el nombre correcto para que no le quede dudas y ni se le ocurra cambiarlo nuevamente.

Aun no entiendo, ¿Cómo hace para tener tantas energías? ¡Oh! Sí, se acuesta temprano para dormir sus justas ocho horas. Yo  apenas si logré dormir cinco, ¡cinco horas!

Me ducho con agua fría para terminar de despertarme y seco mi cabello para dejarlo en una coleta alta, lo tengo tan largo que llega a la cintura, debo cortarlo tan solo un poco. Pinto mis labios y listo, no voy a disimular mis ojeras, no me importa.

— ¡Vamos Di! se me hará tarde debo revisar muchas cosas nena.

Mi hermana Virginia es muy trabajadora, ambas lo somos, yo trabajo para Fontaine Company, llevo ahí casi tres años, su presidente es el hijo del dueño, Valentino Fontaine, el chico tiene mi edad y ya es exitoso,  y me consta (porque es mi amigo), fue uno de los mejores en la carrera de  economía  en la  Universidad . Su compañía es la encargada de distribuir los materiales de todo tipo,  que utilizan las marcas reconocidas, entre ellas la de Many Company, que tiene una variedad enorme de productos, tanto de ropa para todas las tallas y estilos, como materiales para algunos de los mejores hoteles.

No veo ningún cliente de esa compañía, pero los que están a cargo están en otra sucursal de Fontaine, fuera de la ciudad.

Llego a recepción después de despedirme de mi hermana y saludo a Andrea, la recepcionista.

—Hola chucky—se adelanta ella al verme, sí, ella me dice chucky.

— ¡Hola Andreíta de mi corazón!

— ¿Es que acaso tienes? —finge sorpresa, la veo con los ojos entrecerrados y me subo al ascensor,  subiendo  mis dedos índice y medio a mis ojos y viceversa como diciendo “te estoy vigilando”, ella solo se carcajea.

Salgo del ascensor abriéndome paso, saludo con una media sonrisa a boca cerrada a los demás. No soy muy sociable que digamos ¿Por qué? Hummmm, no lo sé.

Si lo sabes, bruta.

—Mi mezcla favorita de Edna  Modas,  Merlina Adams y Cruella de Vil, acaba de  llegar—veo a mi compañera Valeria de manera seria, ni siquiera sonrío y si las miradas mataran pues ya no estaría sentada tan plácidamente.

—Ja, Ja, Ja, que graciosa, deberías de trabajar de comediante, no sé qué haces aquí, mira como me revuelco de la risa Ja, Ja, Ja—digo con toda la pesadez  posible.

Ella se carcajea y me ofrece un café con su cara de angelito, ella sabe cómo sacarme una enorme sonrisa de niña buena—te amo—digo con tanta ternura que hasta yo misma me la creo, dejo mi bolso en la gaveta del escritorio, tomo asiento, ella me observa.

—Tenemos que hablar—eso llama mucho mi atención y la miro seria.

—Ese bebé no es mío—digo, a lo que ella niega sonriendo.

—No tienes remedio, ¿recuerdas que Manny ampliará sus productos en Fontaine? —Asiento— el encargado tendrá que irse a la otra sucursal de Fontaine—asiento nuevamente— este encargado, pues…—rasca su cuello en nerviosismo—soy yo.

Soy yo.

Siento que dejo de respirar por unos segundos, me quedo callada tratando de digerir la noticia, ella ha sido mi compañera y amiga, entramos juntas a Fontaine, y somos muy cercanas. Es como mi otra hermana, a decir verdad, no sé cómo hizo pero me ha soportado mucho.



Eris Morningstar

#11125 en Novela romántica
#7143 en Otros
#797 en No ficción

En el texto hay: amistad y amor, reencuentros, amor de familia

Editado: 23.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar