A pesar del Tiempo (serie "Reencuentro" #2) Borrador

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18

En ese preciso momento quiero asesinar a Cinthya, cuando con una sonrisa malévola descubre su rostro y sin preverlo da una patada en las partes nobles a Montenegro quien sin tener tiempo de esquivarlo, se inclina retorciéndose de dolor pero aun sin soltar el arma, con su pie aplasta la mano de Montenegro que mantiene el arma y no le permite levantarla y este se queja del dolor.

No es por nada pero de solo verlo hasta a mí me duele, esos putos tacones de Cinthya son enormes y terroríficos

— ¡perra maldita!

—Gracias—responde pero hay rabia en su rostro. Veo como empuña su mano derecha y asesta un golpe seco en el rostro del tipo. —Besas horrible—escupe después de decir eso

Los invitados agachados en sus asientos por temor de alguna bala perdida gritan aterrorizados. Y me pregunto dónde está el padre delas hermanas Becker.

—La policía viene en camino—nos comunica Víctor o Spencer como sea que se llame

—ya era hora

—Ella solo quería más tiempo—me responde el hombre señalando a la novia falsa

— ¿para qué?

Señala nuevamente y Cinthya saca un cuchillo de no sé dónde putas.

— ¡no! Espera, tranquila tú no quieres hacer eso.

— ¿cómo lo sabes? —Me reprocha y sus ojos están cristalizados— ¡Dime! ¿Cómo lo sabes? —grita histérica. —tú no sabes nada Valentino, no sabes lo que yo quiero y para que lo sepas quiero traspasarlo con este cuchillo y hacerlo pedir misericordia como yo lo hice.

Las lágrimas se escapan de sus ojos, mi corazón se oprime porque ella está sufriendo demasiado y yo no pude hacer nada para protegerla.

—Cinthya, perdóname por favor, debí protegerte y no lo hice

Su semblante cambia por completo y Caín aprovecha eso para levantar su arma, actuó con rapidez y me pongo frente a ella cubriéndola y lanzándonos a un lado, su mirada es de horror cuando escucha la detonación del arma. Los gritos de pavor no se hacen esperar

Caemos al suelo y escucho las patrullas muy cerca. Me incorporo y reviso a Cinthya, no está herida.

Vuelvo mi vista hacia Caín y esta tirado en el suelo luchando por zafarse del agarre de Raptor, condenado perro, sonrío, la bala dio en uno de los pilares.

Los policías entran y empiezan a sacar de la iglesia  a todos las pobres almas en desgracia, toman a Caín y lo llevan esposado mientras este, grita como loco quien es y que nos arrepentiremos de todo lo que le hemos hecho.

Raptor de inmediato corre hacia su dueña quien todavía yace en el suelo sentada, este se mete entre sus manos y lame su rostro.

—Gracias mi amigo—la escucho decir.

Kenneth Becker entra corriendo hasta su hija y la abraza como si la vida de él dependiera de ello. Ella se aferra a su padre como una niña pequeña asustada quien huye de sus miedos y se aferra a los brazos protectores de su padre.

Detrás de él una silueta que logro reconocer, con unos vaqueros negros, camiseta blanca y unos deportivos corre hacia su hermana para abrazarla, Raptor por su parte salta de alegría y saluda a ambos.

Las sirenas de las patrullas policiales se escuchan afuera, policías entrando y saliendo, Kathy me dio una mirada iracunda, que no me permite acercarme. Kenneth solo me da un asentamiento como saludo, y raptor no deja a su dueña.

Me quedo observándolos, Katherine no me mira, y se nota lo preocupada y molesta que esta, después de pasar por el infierno necesitare darle tiempo para volver acercarme.

 

************************************

 

—Solo dale tiempo príncipe—Arturo sorbe de su cerveza y le echa una mirada coqueta a una rubia que se ha acercado a la barra cerca de él y esta no duda en corresponderle al coqueteo—las cosas estaban muy jodidas para la familia Becker.

Juego con el vaso de whiskey que he pedido, no tengo ganas ni de emborracharme

—Caín tuvo mucho tiempo para haberle hecho mucho daño a Kathy—procede— y ni hablar de lo que le hizo a Cinthya.

No digo nada, llevo una maldita semana esperando dar con el paradero o al menos hablar con Kenneth, y es que siento tanta culpa y miedo al mismo tiempo.

Miedo, culpa

Esa mirada que me dio aun la llevo clavada en mi mente y mi corazón, me culpa, me acusa y me condena.

No he querido hablar con Diana quien ha estado llamándome y enviando mensajes, Fabrizio me da sus recados y lo bueno es que no puede salir de casa sin su bebe y se bien que no la va a arriesgar.

Virginia por su parte, no quiere toparse conmigo porque sabe que le daré el discurso del año. Estoy más jodido ahora que antes.

Lo bueno de todo esto es que por fin Kathy es libre, y Caín enfrentara cargos por corrupción, acoso, chantaje y extorción. Salieron a la luz los nombres de todos los que le ayudaban, jueces, abogados y policías, todos ellos estarán presos un largo tiempo.

Santiago el egocéntrico Mendieta, recibió una visita de su padre, el teniente es un hombre honesto de buena reputación, y no le hizo gracia que participara ayudando a esconder los documentos que libraban a la familia de Katherine de su retorcido trato.

Lo desheredo y prometió no ayudarlo con los gastos para el juicio en su contra por cómplice de extorción. Su hijo menor lo ha decepcionado.



Eris Morningstar

#9771 en Novela romántica
#6214 en Otros
#694 en No ficción

En el texto hay: reencuentros, sacrficio, amor de familia y amigos

Editado: 16.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar