A pesar del Tiempo (serie "Reencuentro" #2) Borrador

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10

Capítulo 10

 

El taxi de detiene en el hospital donde está internada, dudo en entrar, no sé si seré capaz de controlarme de matar a Caín, promete por mi bebé que no iras a buscar a Caín, se repite en mi cabeza la promesa que le he hecho a Virginia. Su bebé es mi sobrina o sobrino, no voy a ponerla en riesgo rompiendo una promesa que le hice a su vástago.

Me quedo muchos minutos fuera del hospital, dando vueltas decidiendo que hacer, al final, mi debate ganador es el que me dice que debo entrar.

Camino a paso lento hacia la recepción, Caín no debe saber que estoy aquí, ni mi hermana tampoco, necesito hacerlo sin que ella se entere, si esto no sale bien, no quiero que se vuelva a decepcionar de mí.

Cinthya, siempre fue una perra egoísta, en la universidad era una promiscua y a Katherine, no le importaba eso, es su hermana y la amaba mucho, hasta que se obsesionó con que yo era igual que los demás y trató de seducirme, no lo logró, al menos, no si yo estaba consiente.

Lo que pasó cuando Katherine me dejó fue una traición muy dolorosa de parte de Cinthya, y de mí, al no darme cuenta de con quien estaba, detesté a esa perra por mucho tiempo, era una arpía trepadora y yo no he sido inocente del todo, antes de Kathy llegar a mi vida le daba mucho de mi atención a unas que otras chicas.

Después de ese día, Kathy, no nos perdonó, no me perdono por lo que hice y no perdono a Cynthia.

La odie hasta el día de hoy que vi su rosto real sin estar detrás de una fachada de perra insinuadora, oportunista y picarona.

Vi a la hermana de Katherine sufrir por ella y luchar por recuperarla, por primera vez, no vi a la perra egoísta, vi a una hermana dispuesta a hacer cualquier cosa por la persona que ama.

—Disculpe, necesito información sobre Katherine Becker. —me dirijo a la enfermera de la recepción.

— ¿Es usted un familiar?

—Bu-bueno su hermano—No puedo creer que haya dicho eso.

—Su nombre por favor.

—Valentino Becker—Iré al infierno por esto, bueno y por lo demás.

—Segundo piso habitación 4ª.

—Gracias.

Camino hacia el ascensor con el corazón en la mano, estoy temblando, no sé en qué condiciones se encuentre, solo espero no toparme con ese engendro.

Cuando al fin llego a la habitación por la ventana de vidrio puedo observar a Carla, su amiga sentada a su lado. Cuando levanta la vista hacia mi dirección se sorprende, se levanta y abre la puerta.

—Viniste.

— ¿Cómo está? —pregunto preocupado

Ella vuelve su vista hacia Kathy postrada en la cama.

—Está durmiendo, tiene golpes en todo el cuerpo, no hay fractura, es un milagro o supongo que la mochila que traía amortiguo un poco la caída.

Me tenso en imaginarme lo sucedido, no pregunto que más pasó, solo entro a la habitación y retrocedo un tiempo atrás cuando Diana, fue atacada por Elías Miller. A ese maldito lo deben estar haciendo recoger el jabón.

—Él, ese maldito ¿ha venido a verla?

—No, se lo he prohibido, le dije que lo demandaríamos, lo extraño es que las cámaras de vigilancia estaban “sin funcionar” justo en ese instante. Lo detesto tanto, no sé por qué ella sigue con ese maniático.

— ¿No sabes nada?

Niega

—No me ha dicho nada y estoy muy preocupada, dice que ella lo resolverá, Valentino ¿en que está metida Kat? Temo por su vida, Caín es un hombre muy peligroso, está obsesionado con ella.

Obsesionado.

Me quedo callado observando al amor de mi vida durmiendo con hematomas en todo su hermoso cuerpo, se ve tan frágil.

—Ve a tomar un café yo me quedaré con ella un rato.

Asiente y se marcha.

Toco con la yema de mis dedos su delicado rostro, esta tan lastimada, cierro los ojos para apaciguar mis pensamientos, trato de pensar en las consecuencias de mis actos.

Está obsesionado con ella, desde que mi padre y el suyo hicieron un consorcio para así levantar el negocio de mi familia, Caín se esmeró porque Katherine le correspondiera, al ser rechazado jugó sucio y tuvo la oportunidad al morir su padre, un hombre generoso y de gran corazón, no sabemos de dónde Caín sacó tanta maldad.

Para ayudarla necesito que te alejes de ella lo más que puedas, no darle armas a Caín para seguirla controlando. Por el bien de mi hermana, aléjate de ella.



Eris Morningstar

#9772 en Novela romántica
#6203 en Otros
#692 en No ficción

En el texto hay: reencuentros, sacrficio, amor de familia y amigos

Editado: 16.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar