A Sólo Un Recuerdo De Ti © Libro Dos de la Serie Olvido

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

— Bueno ya dime si... Tanto misterio me pone nerviosa — Juli me seguía como un corderito cuando ingresamos al dpto

— Si ya voy a mostrarte tranquila — le sonreí, definitivamente la paciencia no era atributo de mi hermana — Espérame para ir a buscarlo

La dejé esperando en el salón para ir a mi habitación por la cajita. Sabía que Juli sabría apreciar mis intenciones futuras y que podría darme consejos

Volví con ella y su mirada denotaba expectación

— Bueno — comencé — Tú sabes que estoy enamoradísimo de Bella... Al punto tal que no me imagino la vida sin ella. En poco más de 2 meses cumpliremos un año juntos y estaba pensando...

Saqué la pequeña caja de mi bolsillo y la abrí para que Juli la viera

Puso sus manos en la boca y abrió sus ojos muy grandes

— ¡Ohhhhhhh! — exclamó por fin — ¡Le vas a pedir matrimonio!

— Si bueno... Eso deseo. No ahora claro está. Pero si pensaba hacerlo cuando cumplamos el año... ¿Qué opinas? ¿Crees que le guste? ¿Crees que acepte?

Juli retiró las manos de su boca para comenzar a aplaudir emocionada

— ¿Que qué pienso? ¡Qué es maravilloso! Ustedes hacen una pareja maravillosa y se que serán muy felices juntos. El anillo está precioso — miraba el contenido de la pequeña cajita asombrada — Es realmente bello, yo creo que le va a encantar y ¡Sí! Seguro que acepta

Me sonrió

— Ella te ama... Tu la amas... Y ahora que está todo aclarado entre ustedes creo que es el momento indicado para avanzar

— Lo mismo pienso hermana — mi sonrisa era grande

La abracé

— Gracias por tu apoyo hermana, te quiero

— También te quiero hermano — Juli apoyó su cabeza en mi hombro

Guarde la cajita con el presentimiento que todo estaría bien y que si, Dios quería, en tan solo un par de meses ese hermoso anillo podría estar en la mano de mi Bella

Sonreí

*

— Dr gracias por recibirnos — estreché la mano de aquel hombre con expresión amable

Estrechó a su vez la mía y me sonrió, para luego sonreír a Bella que estaba a mi lado

— Así que Ud es el pololo de Bella, Matías ¿No? Me alegra saber que Bella ha abierto las puertas del amor en su vida

— Así es — la observé — Soy muy afortunado de tenerla a mi lado

— Me alegra mucho que se tengan el uno al otro. Esto sin duda es muy favorable para la salud de Bella. El amor nos hace bien a todos — nos sonrió

— Así es Dr Matus — Bella le sonrió

— Bueno y cuénteme en que los puedo ayudar Matías

— Bueno Dr Matus, solicité esta hora con usted para aclarar algunas dudas que tengo... Pese a estar hace ya casi un año con Bella fue más bien hace poco que me vengo enterando de todo lo relacionado a su salud — suspiré

— Sí, algo me había comentado Cecilia, que Bella había preferido no comentar sobre esto — señaló el Dr Matus — Pero me alegra que ya esté todo aclarado joven, es muy  importante dado la realidad de la situación de Bella que las personas que la rodean tengan total conocimiento y sepan cómo actuar ante posibles eventos

— Lo sé Dr por eso estoy aquí — tomé la mano de Bella — La amo inmensamente y todo esto sólo refuerza y fortalece mi amor por ella.

El Dr me dedicó una mirada y luego se dirigió a Bella

— Es muy afortunada realmente — nos sonrió

— Lo sé Dr — Bella me miró y me sentí perder en sus bellos ojos verdes tan claros y profundos a la vez — Casi lo deje ir... Menos mal no lo permitió

— Todo esto los unirá más — señaló el Dr sonriente

— Eso espero Dr — le devolví la sonrisa — Bueno entonces principalmente me gustaría pedirle personalmente la opción de poder tener una atención exclusiva para Bella... Averigüé que en la clínica hay un nuevo programa relacionado a la memoria y pues...

Suspiré tomando aire para proseguir

— Bella no estaba muy entusiasmada con registrarse en el programa, pero conversamos y llegamos al acuerdo que sería bueno... Mientras ella obtenga ayuda necesaria para obtener estabilidad y una mejor calidad de vida vale la pena

La observé

— Sólo quiero que se sienta bien y que pueda disfrutar de la vida tanto como le sea posible... — aferré su mano — Dr Matus sabemos que en el caso de ella no existe cura, ni hay nada que revierta esta situación y lo tenemos asumido y aceptado... Pero si podemos hacer que sea más llevadero para ella, será mucho mejor

El Dr nos dedicó una sonrisa

— Entonces procedamos a la inscripción del programa. Y tienes razón Matías, este programa no puede quitar la situación de raíz pero si verán que será mucho más llevadero. ¿Estás de acuerdo Bella?

— ¡Si Dr! Hagámoslo — le sonrió — Y discúlpeme por no haber aceptado el otro día cuando lo propuso Ud... Creo que estaba más cerrada de mente... Gracias a Matías ya veo todo de manera más optimista ahora



Belén S.

#2308 en Novela romántica
#495 en Chick lit

En el texto hay: novela romántica, romance, amor

Editado: 26.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar