A través de sus ojos

Tamaño de fuente: - +

Destino

Iba tarde iba a llegar tarde rayos diablo maldición, si esto solamente me pasa a mí según la dirección y ya estoy llegando estoy llegando diablos me caí, me levanté me sacudí no tenía tiempo ni de que me doliera, entre dando tumbos y como para no perder la costumbre me choque la pared, media puerta maldeci una vez más, como siempre en mi vida entre sobarme el hombro que me dolía el pie y me había lastimado la rodilla, entre llegue siempre tarde obvio bien hecho Elena otra vez tarde para no perder la costumbre.

Aunque en mi defensa esta vez tenía una muy buena, si se me había roto el colectivo, le había errado a la dirección, me había caído un golpe me había torcido el pie, me dolía el hombro, encima había llegado tarde, bueno tardísimo. desarreglada despeinada y toda lastimada algo cansada,Y como siempre mi conciencia cayó arruinarme el día, "tarde como siempre" yo me había susurrado "que  tal vez contaba con la suerte de que nadie lo notará" cuando abrí la puerta todo el mundo me miró, así que la idea de pasar desapercibida no había sido una buena opción. Como todas las geniales ideas que me tiraba mi conciencia obvio que si ésta fuera una persona la despediría por inepta.

Cogí el primer lugar que conseguí libre las presentaciones habían iniciado y yo obligaba a mi conciencia y a mi mente a prestar atención, a lo que decían los demás, nadie puede culparme, estaba dolorida me dolía todo y la caída había decidido que era el mejor momento para pasarme la factura, asiendome conciente de todo lo que me dolía, más que el pie la rodilla el hombro media espalda también las palmas, ho o no  hay que olvidar que siempre que  cuando se cae, uno siempre ponen las palmas bueno eso es un buen reflejo considerando que lo tengo porque sino me hubiera roto hasta las crisma, en fin todo parecía muy aburrido no me caía nadie mal pero como estaba tan dolorida,  y no estába prestando mucha  atención, hasta que un muchacho se paró al frente lo mire de arriba abajo y algo en él me llamó la atención.

no sean mal pensadas, era un chico alto bueno bastante alto de ojos en enigmaticos algo tristones, pero con una sonrisa esa sonrisa enamoraría más de una, me había encantado esa sonrisa había visto sonrisa de mi vida pero eso se había vuelto mi favorita cuando él cuando él dijo.

_ me llamo Teo Acosta

 

 

 



Lena Wayne

#862 en Otros
#93 en Aventura
#193 en Humor

En el texto hay: amistad celos secretos y verdades letales

Editado: 06.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar