Abriendo cicatrices

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3

Capitulo 3

-¿Y a donde coño ha ido tu cita Javier?-Preguntó el rubio cuando entre la charla con Javier, Antonia desapareció entre los pasillos.

-No es mi cita, es....-Volteó hacia todos lados y se espantó al no ver cerca a Toni -¡Fuck!-Espetó

-Si, fuck es lo que necesitas-Se burló yendose hacia su despanpanante novia, Sarah, que tambien fue su novia desde la escuela...


No se atrevió a voltear, no quería hacerlo,  mantenía su mano firme sobre el mesón que ya temblaba como gelatina, que le atisballaron todos los recuerdos con la sóla melodía de su voz. Entonces sintió sus pasos cada vez mas cerca, y se paralizó sin más cuando sus brazos le rodearon la cintura pegandole a su cuerpo. 

-Toni-susurró a su oído y las lagrimas estallaron entre los azules ojos, cuando se ahogó en sollozos de llanto, ella la apretó mas fuerte y undió su cara en el cuello de Antonia, imitando su llanto desde lo más profundo. -¿Que...nos pasó?- susurró casi inaudible, Antonia apretó las manos de Naima en su cintura, tomandolas como si se le fuese a escapar, o como si ella misma fuese a irse de nuevo.


...
-Maldito Luis, ¿como que fuck?... -Caminó por entre los pasillos de la escuela- ¿Donde te has metido Antonia?

...

-No me preguntes eso... Tu sabes lo que pasó-Susurró soltandose del agarre de Naima. Caminó unos pasos hacia adelante y se volteó para por fin, verla a los ojos. Su cabello estaba mas largo y oscuro de lo que recordaba. Sus ojos aun tenían brillo, un brillo que jamás escapó de ella, se veia un tanto mas alta por los zapatos plataforma que traía. Tenía su lunar en la mejilla derecha, uno que Toni solía besar a menudo, porque amaba el contraste de ese pequeño y diminuto punto en su piel blanca. Naima también analizó el gran cambio de Toni, vestía una blusa transparente, señida al cuerpo, sin mangas, de color blanco que dejaba ver un top negro en sus pechos, que eran de un tamaño perfecto, y mas abajo se encontraba su ombligo y sus abdominales ligeramente marcados. Tenia unos jersheys azul claro y zapatillas AmericanEagle color negro que dejaban a la vsta un poco sus tobillos. Un Smartwatch que le permitia ver las notificaciones de su teléfono en cuanto a Árbues-IN, y el leve maquillaje con su respectivo lapiz labial, argollas de plata y un collar con un cuarzo en forma de corazón.

-Estás preciosa-Susurró y Antonia por poco se derrite, pero también sintió una punzada de dolor. -Espero me hayas perdonado, no me diste tiempo ni para pedirtelo-Bajó la mirada.

-No hubo necesidad, no deseabas mi perdón, sólo querías que me quedara, en el limbo junto a ti-

-¡No fue así Toni!-Intentó acercarse

-¡No me llames Toni!-Se alejó para evitar que la tomara de las manos -Antonia, para ti.-

-Tu sabias que siempre te he visto como una amiga, por Dios Antonia, ¡eres mi mejor amiga!-Exclamó.

-No seas tan sínica, ¡Tu no eres mi mejor amiga, nunca nos comportamos como eso-Dijo abriendo de par en par sus azules ojos. Recordando perfectamente las palabras de Naima cuando Antonia le quizo reclamar de celos porque un chico le habia pedido una cita y ella habia aceptado. "Sólo somos amigas" y lo eran porque nunca se habían pedido ser novias, solo se besaban y experimentaban logrando tener una unica vez juntas, pero imnumerables momentos de la vida compartiendo su cariño.

-Perdoname, perdoname si jugué con tus sentimientos-Susurró

-¡Toni aquí estas!-Exclamó Javier entrando de repente al laboratorio, dándose cuenta muy tarde de la interrupcion que había causado.

-Javier, vamonos de aquí-Dijo Antonia caminando hacia la puerta ignorando por completo a Naima.

-Pero la reunión a penas comenzará-Dijo Javier -Vamos, no queria decirte pero, me lanzaré al senado y ésta es una buena oportunidad para empezar mi campaña-Dijo Javier tomando a Antonia de sus hombros.-Te prometo que nadie se enterará que estás aqui, ni los medios ni los maestros, sólo no firmes la asistencia y ya-

-¿Porque no quieres que nadie se entere? , digo, tu nombre está en una compañía internacional, es un poco dificil ocultarte-Dijo Naima intentando meterse en la conversación.

-Tiene razón, ¿Porque?-Preguntó Javier.

-Árbues-IN ha tenido problemas de seguridad ultimamente. Es mejor ocultar que estoy en Valencia por ahora-Respondió saliendo del laboratorio seguida por Javier, dejando a Naima con un inevitable dolor de cabeza.

...

La ceremonia de graduados comenzó con una eucaristía, como era usual en la escuela católica, todos se saludaron entre sí, y Antonia salió a fumar un poco para pasar desapercibida ante los ojos de los demás que buscaban su rostro y ella los evitaba, observaba como Javier y Naima hablaban a lo lejos, discutiendo por alguna cosa que seguro tenía que ver con ella, pero no le importó, sólo deseaba que acabara todo pronto.

-Antonia De Heel-La voz de una vieja profesora sobresaltó a la CEO.

-Maestra Iglesias-Respondió exhalando humo para apagar el cigarrillo y sonreir a la ahora ya mayor profesora. La mujer de unos cincuenta años la abrazó con fuerza. Fue la que le daba las clases de Lengua castellana.



Kushgabriela

#8654 en Otros
#1000 en No ficción
#13313 en Novela romántica

En el texto hay: amor gay, ceo

Editado: 09.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar