Academia de Asesinos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo III: La Primera Gran Prueba del Espadachin

Sorprendido por el giro de los acontecimientos, Ehirazu mira a sus nuevos enemigos a enfrentar con gran irritación, mientras camina varios pasos hasta casi estar cara a cara con Olympico y con gran molestia les dice:

 

-Entonces…aquí se decidirá todo?- Ehirazu

-No se decidirá nada, ustedes estarán encarcelados de por vida!- Olympico

-Jeje, ya quisieran! Medioc...- Ehirazu

 

En ese instante Olympico propina un feroz puñetazo en el rostro de Ehirazu enviándolo hacia el final del pasillo destruyendo la pared e impactando en la siguiente estructura cayendo inconsciente, al ver esto Brutallio se dirige a atacar al asesino y arroja su oruga metalica pero con su gran mano para la gran bola pesada, aunque solo seria una distracción pues detrás de Olympico se encuentra Riurik quien velozmente se mueve por la espalda de su enemigo y de forma sigilosa ataca con sus mangas envenenadas.

El ataque de Riurik es detenido por Vorex quien arroja su martillo al Mercenario, pero este lo esquiva, y frente a esto el demente enemigo rie con una carcajada siniestra y le dice:

 

-Es enserio? Eres parte de este futuro tan penoso? Ni siquiera pudiste realizar un ataque decente! Mocoso deberías rogar misericordia!- Riurik

 

Vorex sonríe y le dice a su rival:

 

-Malinterpretaste mi ataque…Medicore!- Vorex

-Que? De que…eh? No puede ser!- Riurik

 

El Mercenario observa a su espalda que el martillo se encuentra impulsándose hacia el, a pesar de percatarse de ese gran movimiento, ya es muy tarde pues el arma se mueve demasiado rápido impactando en el pecho de Riurik arrojándolo contra el suelo.  El Ver lo sucedido, Olympico concentra toda su atención sobre Brutallio y ambos corren hacia el frente para un enfrentamiento de choque.

Mientras tanto Kaizer, Kamata, Tarox e Hiroshi corren en busca de Megumi, recorren los largos y oscuros pasillos donde gotas de agua caen de tuberías viejas, pero sin rastro de la joven, luego de un largo recorrido logran llegar al depósito del almacen, un lugar lleno de cajas y maquinas de descarga. Los Asesinos comienzan a buscar alguna salida para continuar su búsqueda o algún indicio de donde pueda estar ella, Kaizer poco a poco se impacienta y con fuerza golpea una de las cajas, este arrebato de ira contenida llama la atención de Hiroshui quien se acerca a su lado y con actitud paternal como si se tratase de un padre hacia su hijo, posa su mano derecha en el hombro izquierdo del Joven y le dice:

 

-La recuperaremos, te lo prometo, solo calma- Hiroshi

 

Sin mirar a su profesor, Kaizer le dice:

 

-Lo se, es que…no puedo comprender porque ella…porque tiene que sufrir esta maldita porquería- Kaizer

-Porque ella es fuerte, quizás una de las mas fuertes de ustedes, y creen que doblegando a la mas fuerte, consideran que podrán estar a la altura de imponerse- Hiroshi

-La rescatare, juro que lo hare, y voy a matar a quien se cruce en mi camino, ya no me interesa de que clase de mercenario sea…La protegeré- Kaizer

-Se que lo haras, ahora tranquilo, tenemos que buscar la salida de este lugar- Hiroshi

 

Hiroshi se percata de que algo no esta bien  y van en busca de Kamata y Tarox, al encontrarlos en el centro del deposito no solo los encuentran sino tambien a Martiny, el segundo al mando de Don Leopold.

Preocupado por quien se encuentra en frente, Hiroshi les dice a los jóvenes:

 

-Kaizer…Kamata…Tarox…hagan lo que hagan, no lo enfrenten, vayan en busca de Megumi- Hiroshi

-Lo enfrentaras?- Kamata

-Ese sujeto, no es cualquiera, podra tener apariencia elegante pero es extremadamente peligroso- Hiroshi

-Oh vaya, hablan de mi? Dejame adivinar, tu debes ser…Hiroshi no? Es un placer y un honor conocerte, creo que agregare tu arma a mi colección- Martiny

-Hiroshi…Dejanos a Tarox y a Mi- Kamata

-Que? Están locos? Es un enemigo demasiado peligroso! No dudara en matarlos- Hiroshi

-Escucha, quizá sea peligroso y poderoso, pero se que tambien Tarox y Yo podremos vencerlo- Kamata

-Que mocosos tan engreídos, interesante ambos espadachines, me encanta asesinar a los de su clase…Acepto el desafio, creo que dejare al gran asesino como plato principal, ustedes me servirán como primer plato!- Martiny

-(No puedo dejar que hagan esta locura, no tendrán oportunidad)- Hiroshi

-Hiroshi…confía en nosotros- Kamata

-Kamata…- Hiroshi

 

Kaizer se acerca al lado de Hiroshi y le dice:

 

-Cree en ellos, quizás no lo aparentan pero hay una gran fortaleza, Kamata ya no es aquel niño que soñaba con ser mas fuerte, ahora luchara por ella, como yo…Vorex…Lucian, porque juntos la rescataremos- Kaizer

-Me da temor….y tambien me hace sentir orgullo…bien, Kamata, Tarox…cuídense! Y ni se les ocurra morir! Esperen!- Hiroshi

-Resistan hasta que volvamos con Megumi- Kaizer

-Ya váyanse!- Kamata

 

Hiroshi y Kaizer corren rumbo a la salida para continuar su búsqueda de Megumi, pero Martiny trata de impedir su huida, con gran velocidad Kamata y Tarox se interponen entre en camino del Mercenario y de ambos asesinos que corren a la salida del deposito. 

Con tono de prepotencia, Martiny les dice a ambos jóvenes:



Monkey D Nickman

#611 en Joven Adulto
#147 en Ciencia ficción

En el texto hay: seinen, shounen, academia juvenil

Editado: 12.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar