Academia de Asesinos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo IV: Daburusuchīrukurō. La Combinacion de Acero

Dentro de los depósitos del Almacen, Tarox y Kamata combaten arduamente contra Martiny, a pesar de los continuos ataques el mercenario no cede, inclusive supera los movimientos de los jóvenes. Tarox intenta moverse rápidamente y atacar por detrás, pero el enemigo es muy perceptivo y propina una feroz patada al joven enviándolo contra la pared provocando grietas en la estructura. Kamata observa a su aliado herido, y con rostro de enojo se abalanza hacia el enemigo, desenvaina su espada y comienza una serie de ataques cortantes, pero sin éxito.

Dentro de su esencia, Kamata es llamado por su espada que le dice:

 

-Y bien niño? No me necesitabas?- Abbadon

-Si, pero luego me di cuenta que cuento con Tarox, no necesito de tu poder diabólico- Kamata

-Recuerda Mocoso que ya has aceptado el contrato y será imposible que lo canceles- Abbadon

-Lo se, aun asi no necesito de tu poder, yo puedo hacerlo solo- Kamata

-Ya veo. Pues dejame decirte mocoso engreído que si quiero puedo poseerte!- Abbadon

-No podras ni lo haras, me necesitas para encontrar tu espada gemela, mejor dicho tu esposa- Kamata

-Eres un…- Abbadon

-Ahora ya dejame en paz!- Kamata

-Ts! Solo dejame decirte esto…Ese mercenario, usa el Haki de Observacion, te será imposible derrotarlo mientras lo use para esquivar tus ataques, deberas cambiar tu esencia para impedir que ocurra…Adios- Abbadon

 

Kamata se acerca velozmente a Martiny y trata de cortarlo con su espada pero sin éxito, y falla nuevamente, por su parte el mercenario golpea con su puño derecho el rostro del joven y continúa hasta dejarlo de rodillas. Martiny se acerca y toma el rostro de Kamata, lo levanta y le dice:

 

-Asi que eres el mas rudo de los tuyos no? Pues no lo parece, una lastima que pierdan a su mas poderoso aliados y compañero…- Martiny

-Ya…deja de hablar, en verdad eres fastidioso Mercenario, deberías sentirte afortunado…- Kamata

-Eres insolente, y dime porque afortunado? No puedes vencerme, y esta aquí de rodillas casi por pedir piedad- Martiny

-No lo digo por mi sino por el…- Kamata

 

De pronto Martiny voltea la mirada y encuentra a Tarox con su espada envenenada por su habilidad y con un fuerte impulso logra atravesar con su arma el costado izquierdo del Mercenario, provocando que caiga de rodillas y escupa sangra de manera acelerada. Kamata se acerca y le dice:

 

-Decias algo…mercenario? Que pediría piedad?...No lo creo, mas bien tu pediras piedad…Tarox, estas bien?- Kamata

-Si, un poco adolorido, pero me repondré- Tarox

-Gracias, me has salv…- Kamata

-Jajaja!- Martiny

 

Martiny comienza a reir de manera siniestra llamando la atención de ambos jóvenes Estudiantes, Kamata irritado le pregunta:

 

-Y a ti…que demonios te pasa?- Kamata

-Kamata…esto es muy peligroso, debemos apartarnos, puedes sentirlo?- Tarox

-(Niño hazle caso a tu compañero, ese Mercenario no esta muerto ni moribundo)- Abbadon

-Que están diciendo? Hey Mercenario! Deberias morirte ya!- Kamata

-Jajaja! Esto no es mas que el comienzo!- Martiny

 

Se levanta con energía renovada, y de forma misteriosa su cuerpo poco a poco aumenta su volumen hasta lograr liberar por sus poros humo de color violeta, como si fuera veneno, Tarox se percata de ello y salta hacia atrás, le grita a su compañero:

 

-Kamata, quitate de alli, no inhales ese humo! Es veneno!- Kamata

 

Kamata salta hacia Tarox y le pregunta:

 

-Se supone que tu veneno lo mataria- Kamata

-Deberia, pero no se que esta pasando- Tarox

-Jejeje, déjenme explicarles mejor mocosos…Mi habilidad toca los puntos vitales, puedo matar con solo presionarles, pero tambien puedo manipular cualquier estructura vital, inclusive mi propia estructura, inyectarme veneno fue un completo error ya que me han vuelto una maquina de vapor venenoso, es curioso porque son ustedes los que pretenden matarme, pero a fin de cuentas me han hecho mas poderoso- Martiny

-(Niño tiene razón, por eso deberías usar mi poder)- Abbadon

-(Creo que tienes razón, pero…)- Kamata

-(Descuida, no tratare nada extraño, además si mi portador muere, mi esencia perderá sentido y tendre que buscar a tro iluso y tratar de convencerlo)- Abbadon

-(No dices nada complaciente sabes?)- Kamata

-Kamata, que haremos? Es muy poderoso- Tarox

-(Y bien niño? Que haremos?)- Abbadon

-Kamata, dime algo no te quedes callado- Tarox

-(Niño?)- Abbadon

-Es muy tarde!- Martiny

 

El Mercenario avanza rápidamente, mientras lo hace libera el humo toxico en su camino incrementando aun más el alcance, Tarox usa su espada para defenderse mientras Kamata abre los ojos y anuncia las palabras:

 

-Abbadon! Vamos!- Kamata

-Abbadon? (Claro, la esencia de su espada, la ha invocado)- Tarox

Martiny intenta golpear con su puño derecho a Kamata, pero el joven logra esquivarlo saltando hacia atrás, mientras intenta golpear con una patada pero tambien es esquivada. El mercenario toma impulso y trata de golpear al joven pero sin éxito, esto lleva a irritar a Martiny quien continúa con su seguidilla de ataques. Tarox aprovecha los ataques de Martiny a su aliado para atacar por detrás a las piernas con fuertes ataques cortantes pero parece ser que no son utiles, pues el veneno que emana de su cuerpo impide que el mismo mercenario sufra heridas.



Monkey D Nickman

#2897 en Joven Adulto
#1047 en Ciencia ficción

En el texto hay: seinen, shounen, academia juvenil

Editado: 12.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar