Academia de Asesinos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo IX: Enfrentar al Pasado

Olympico e Hiroshi enfrentan a Silver con todo su poder, los arboles caen por los ataques sin cuartel de los tres combatientes. Olympico arroja con fuerza su martillo hacia Silver pero este lo esquiva apartando su cuerpo del trayecto, detrás aparece Hiroshi quien posa la hoja filosa de su espada sobre el cuello del Siniestro:

 

—Tienes el valor de hacerlo? O seguirás acobardándote? — Silver

—Ts! No creas que me da temor! — Le dice con cierto dolor— Hiroshi

—Jajaja! Interesante, no has cambiado nada en estos años, sigue siendo un cobarde— Silver

—Hiroshi, mátalo rápido! — Olympico

—Silver, por favor no sigas, ven con nosotros podremos ayudarte— Hiroshi

—Ayudarme? A qué? A volver a ser un instrumento de ustedes? Olvídalo, para que deje mi ideología, tendrás que matarme! — Toma con sus manos la hoja de la espada y la aparta para atacar con un puñetazo al rostro de Hiroshi— Silver

 

Hiroshi recibe el golpe pero no se inmuta, Sorprendido Silver continua atacándolo pero no hay respuesta, Olympico se enfurece y avanza pero su amigo le grita:

 

—No te acerques Olympico! Esto es algo que solo yo debo hacer— Hiroshi

—Hacer? Tu? No seas estúpido, te matara! — Olympico

—No lo hará, sé que no hará eso, sigue siendo nuestro amigo— Hiroshi

—Te equivocas Hiroshi, nuestra amistad ha terminado hace mucho cuando me abandonaron— Silver

—Abandonado? No es cierto— Hiroshi

—Que dices? Ustedes nunca han regresado, los espere mientras me torturaban, y destruían mi cuerpo y mi mente, nunca han regresado, los matare! Malnacidos! —Se enfurece— Silver

—No…Silver…— Hiroshi

—Lo ves estúpido? No es nuestro amigo, ahora es alguien a quien debemos matar— Olympico

Olympico toma su martillo y con fuerza intenta asestar un violento golpe con su arma a Silver, pero este lo  bloquea con sus manos, el impacto es tal que el suelo que está debajo del enemigo se rompe varios metros alrededor. En su mente Olympico recuerda los momentos con Silver:

 

—…—Silver, aun recuerdo nuestros entrenamientos, y como ayudabas a los más jóvenes, tu determinación era admirable, tu dedicación y tu lealtad, pero más importante…tu devoción por los amigos, recuperarte es imposible pero los recuerdos vivirán por siempre— Olympico

 

Olympico continua atacando con extrema violencia a Silver pero este sigue sin moverse de su lugar mostrando fortaleza frente a tales ataques. Finalmente el asesino sufre enorme cansancio, el Siniestro se percata de eso y aprovecha atacarlo.

Una serie de puñetazos impactan en el cuerpo de Olympico, debilitándolo al punto de que cae de rodilla. Hiroshi observa confundido, en su mente recuerda a su mejor amigo:

 

—…—Silver, yo…siempre disfrute mis días de juventud contigo, Olympico y Lucy, tu bondad, tu lealtad, tu justicia…no puedo creer que tu hayas caído tan bajo…yo…— Hiroshi

 

Silver se prepara para darle un golpe feroz, pero Hiroshi aparece y golpea con su puño, la fuerza del golpe es tal que el siniestro termina arrastrado contra el suelo. Silver se levanta sin dificultad, Hiroshi le dice decidido:

 

—Voy a recuperarte aunque deba molerte a golpes y llevarte al hospital, Silver…maldito Imbécil! — Hiroshi

 

 

En ese mismo momento a varios metros…

 

Lucy y Samantha continua combatiendo contra Zanya, pero esta sigue siendo superior.

La Mercenaria intenta atacar con rápidos movimientos de sus Sai, pero la Siniestro se muestra demasiado rápida esquivando uno tras otros los intentos  de corte. Pero Detrás aparece Samantha para atacar con una patada, a percatarse, Zanya salta sobre ambas hasta llegar a una enorme rama. Al ver que el peligro paso se prepara para dejarse caer pero nota que Lucy y  Samantha avanzan entre los árboles para llegar hasta la Siniestros, sorprendida se sube al tronco.

Ambas llegan al encuentro del enemigo. Unos breves segundos donde las tres intercambian miradas como si de un momento de suspenso se tratara. Lucy es la primera en atacar pero Zanya continua esquivando, con un movimiento veloz desarma a la Mercenaria, ya sin armas le golpea el estomago para finalmente noquearla con un rodillazo. El cuerpo tambaleante de Lucy es empujado por Zanya mientras esta sonríe de forma enfermiza, Samantha se lanza en picada, logra tomar a Lucy y aterrizar de forma segura. Deja a Lucy descansando contra un árbol, y vuelve a subir para enfrentar a Zanya:

 

—No te rindes cierto? — Zanya

—Aun falta, diría que unos 5 minutos, pero debemos aguantar— Samantha

—Enserio continuas con esa estupidez? A quien esperan? Refuerzos? — Zanya

—Jejeje, lo sabrás cuando vengan…— Samantha

—Si es que siguen vivos ustedes— Zanya

—…—Nunca fui buena en combate cuerpo a cuerpo pero debo resistir— Samantha

—Te sientes en confianza para creer que puedes contra mí, eso puede ser admirable pero sigues siendo una maldita y asquerosa asesina! — Zanya



Monkey D Nickman

#2885 en Joven Adulto
#1043 en Ciencia ficción

En el texto hay: seinen, shounen, academia juvenil

Editado: 12.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar