Academia de Asesinos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo IV: Destino

Varios días después de iniciar las pasantías, el grupo desayuna en un ruidoso espacio, Kaizer ya se siente cómodo inclusive cuando Samantha y Troph discuten.

Su nuevo amigo, Crusher, a pesar de abrirse más a Él  y llevarse mejor que antes, aun conserva el deseo de vengarse de los asesinos con habilidades. Aun así ambos comparten carcajadas:

 

—Qué opinas de estas papas dulces? — Crusher

—Pues yo le daría 7 puntos, aunque me preocupa si quien lo ha preparado es Elizabeth o Azkibar— Kaizer

—Es verdad, es sabido que ambos no son buenos cocinando, aun así están demasiado ricas, algo raro tiene— Crusher

—No lo digas en voz al…ta— Kaizer

 

Ambos voltean a donde se encuentran Elizabeth y Azkibar quienes miran con hostilidad a los jóvenes:

 

—Je…je…que has dicho de mis papas dulces…especialidad de mi familia? — Elizabeth

—Has dicho algo…relacionado a mi salsa dulce? — Azkibar

 

Llega Hucks al comedor, alli todos los presentes se levantan presentando los respetos a su líder:

 

—Descansen compañeros, me ha llegado una misión, una de clase demasiado baja pero es perfecta para los más jóvenes, Elizabeth y tu Azkibar serán los encargados, estarán en comunicación con Samantha— Hucks

 

Azkibar y Elizabeth se acercan a Hucks y reciben los papeles con los detalles de la Misión:

 

—Entonces…—Lee los documentos con la misión— Debemos buscar y cazar a un Mercenario de clase baja, pues suena interesante para que estos chicos aprendan del oficio, Gemelos! Pidan un carro nos marcharemos ya— Azkibar

 

Minutos después…

 

El equipo viaja hacia el centro de la Ciudad Capital, Azkibar, Elizabeth, Samantha, Crusher y Kaizer.

Kaizer  le pegunta a Samantha:

 

—Samantha, en qué consistirá la misión? —Kaizer

—Es verdad, que torpe fuimos, no les hemos dicho la misión. Ya saben que buscamos a un mercenario, esta malnacido lleva en dos semanas diez personas muertas, dos asesinos y varias mujeres violadas, lo encontraremos y ustedes dos deberán atraparlo, y en el mayor de los casos matarlo, tenemos su ubicación, por ningún motivo interferiremos, solo por si la situación se agrava, además evaluaremos su desempeño, les daremos una calificación y con ello una serie de estadísticas relacionadas a su desempeño y lo que creemos que poseen— Samantha

—Entendido— Kaizer

—Suena interesante, no es lo que esperaba pero podre volcar mi molestia con ese imbécil— Crusher

—Podrías simplemente dejar de estar enojado? — Kaizer

 

Ambos se miran muy seriamente, de pronto Crusher sonríe:

 

—No…—Crusher

—Idiota— Kaizer

 

El carro se detiene junto a un pequeño edificio en plena construcción, todos menos Samantha descienden del carro y avanzan hacia la entrada del edificio, Azkibar y Elizabeth dejan de caminar y les dicen a los dos jóvenes:

—Escuchen, no avanzaremos mas de aquí, ustedes dos deberán buscarlo en el edificio, algo que no deben olvidar es que es un experto en explosivos, tengan cuidado— Elizabeth

—Entendido, bien vamos Crusher— Kaizer

—Por fin me desaburrire— Crusher

—Eso es una palabra? — Kaizer

 

Caminan con cautela hacia la puerta, observando todo el edificio para ver que no haya trampa esperándolos en alguna venta, Crusher  mira con seriedad una de las ventanas donde apareció una misteriosa sombra:

 

—Kaizer…— Le dice con voz seria— Crusher

—Lo he visto, tercer piso…— Kaizer

—Cuarta venta? — Crusher

 

Llegan a la puerta, Kaizer toca por todos los sitios de la misma buscando algo que pudiera ser usado por el Mercenario para una trampa, palpa con cuidado la cerradura, mira a Crusher y mueve su cabeza para confirmar que es seguro. Con cuidado Kaizer  abre la puerta, Crusher entra de último. La puerta se cierra fuertemente, el golpe retumba en todo el lugar, esto llama la atención de Samantha quien llama a Azkibar y Elizabeht:

 

—Que sucede Sami? — Elizabeth

—Algo anda mal, muy, mal— Samantha

—Has encontrado algo? — Azkibar

—He detectado dos formas de vida más— Gotas de sudor caen desde su rostro mostrando su preocupación— Samantha

 

Samantha recalibra sus lentes detectores de calor mientras su mano tiembla:

 

—Pues se supone que son Crusher y Kaizer, verdad? — Elizabeth

—No…además de ellos dos y el mercenario, hay dos personas mas— Samantha

—Qué? No puede ser, ha tomado rehenes? — Azkibar

—No, quizás son sus próximas víctimas, ahora que los chicos han entrado quizás no ha comenzado con lo que tiene pensado— Elizabeth

 

Sorprendido Azkibar sale del carro y se prepara para entrar, pero Samantha se interpone y le dice un poco aliviada:



Monkey D Nickman

#302 en Joven Adulto
#76 en Ciencia ficción

En el texto hay: seinen, shounen, academia juvenil

Editado: 12.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar