Academia de Asesinos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo V: Operación “Dama de Agua”

Esa misma noche despajada a doscientos metros de la entrada principal de las cloacas de la ciudad, decenas de Asesinos Guardias se mueven por todos lados realizando los preparativos para la Operación. Kaizer, Kamata y Knight esperan en el lugar, mientras Lucian y Vorex se encuentran en la entrada de uno de los conductos muy cerca de la zona comercial de la ciudad listos para infiltrarse. Por su parte Megumi y Maia vestidas con ropa de esclavas caminan hacia la entrada del lugar.

Kamata mira a Kaizer quien tiene rostro de preocupación por su amada, le dice mientras rie:

 

—Cálmate, ellas estarán bien— Kamata

—Son fuertes, pero algo me está inquietando— Kaizer

—Algo te inquieta? Quizás es solo una sensación— Kamata

—Sí, seguro que es eso, aunque debemos estar atentos para lo que pueda pasar— Kaizer

—Chicos no se preocupen, tenemos Asesinos Guardias por toda la zona, si algo sucede entraremos— Capitán

—Son buenas noticias Capitán, contamos con ustedes—Megu, por favor tengan cuidado— Kaizer

 

Las Jóvenes Asesinas llegan a la entrada de lo que parecen ser un complejo sistema de ductos cloacales, aunque también eran usadas como catacumbas por grupos Mercenarios. La entrada posee la forma de un arco bastante grande de unos cinco metros, construido en base de ladrillos color rojo que con el pasar del tiempo y el ataque constante de la naturaleza se volvería verde. Una pequeña entrada compuesta por dos rejas largas que parece ser la entrada directa, ambas se acerca con cuidado desconfiando de su alrededor, al llegar a la entrada, buscan algún timbre o algo para avisar que hay alguien, pero no es necesario pues detrás de ellas aparece un grupo de Mercenarios, eran unos cinco guardias, uno de ellos quien parece el más destacado camina hacia ellas para observarlas con un rostro perverso mientras saca su lengua que recorre su boca como si estuviera deseando posar sus manos en ellas:

 

—Díganme chiquitas, porque se ocultan detrás de esas capas? Asumo que buscan algo o a alguien—

—Acércate a nosotras y…—Le dice Maia intimidante aunque su mirada se posa sobre Megumi que le indica con su rostro el cese a su intimidación— Maia

 

El Mercenario se acerca mucho más perverso, violentamente les quita sus capas para dejar ver el rostro de ambas casi inmediatamente enamorando a los presentes, pero quien destaca mas es Megumi cuya belleza, ojos rosados y cabello plateado completamente inusuales acaban enamorando al Mercenario líder de ese grupo de guardias:

 

—Vaya, vaya— Seca su saliva mientras la mira desde sus pies hasta su rostro— Creo que tendremos el plato principal para la subasta de hoy—

 

Las jóvenes son guiadas por los guardias mientras Megumi es observada con deleita por el Líder de los guardias, mientras ella comunica a la sede de la operación:

 

—Ya estamos dentro, hablaron algo sobre una subasta— Megumi

 

Impactado el Capitán le dice a Knight quien se encuentra cuidando de forma segura a la Niña:

 

—Knight, habrá una subasta esta noche, no me han informado esto mis hombres— Capitán

—Qué? Imposible, tendremos que abortar la Misión…—Knight

—No Knight terminare con esta organización, no permitiré que mas niños y jóvenes inocentes destruyan más vidas— Megumi

 

Al escuchar a su amada con tal determinación, Kaizer sonríe eufórico:

 

—Que de inicio a la operación…Kamata! Vamos! — Kaizer

—Yeah! Prepárate Abbadon! — Kamata

—Knight será peligroso…— Capitán

—Es imposible entrar en razón con ellos, descuida lo lograran— Knight

 

En los Conductos…

 

Lucian y Vorex avanzan con cuidado entre porquería y agua putrefacta. El tirador intenta cubrir su nariz por los fuertes olores de las cloacas, inclusive los más duros no podrían soportar tal pestilencia proveniente de la fusión de porquería humana, ratas muertas, agua estancada, alimentos podridos, entre otras cosas.

Finalmente llegan a la entrada del ducto que termina en una cámara situada al lado del sector principal de las catacumbas. Vorex cuidadosamente toca las paredes que están recubiertas por piedras, el tocarlas le dará la pauta para poder detectar las zonas huecas para lograr un golpe seco y sin llamar la atención. Un ligero golpe a la parte superior de la pared suena a que se encuentra hueco, Vorex asiente a Lucian para informarle de que encontraron el lugar, lleva su brazo hacia su espalda, toma del mango a su mazo y con un ligero pero fuerte toque de la punta de dicho mango golpea la pared desde la zona hueca, esto produce que comiencen a caer las rocas sin llegar a provocar destrozo alguno, decisión acertada.

Lucian saca sus armas y como si se tratase de un pistolero antiguo apunta a ambos lados, al ver que no hay nadie se relaja y guarda las armas, Vorex se acerca y de forma burlona le dice:

 

—Oye pistolero ven tenemos trabajo que hacer— Vorex

—Lo siento je— Lucian

 



Monkey D Nickman

#2878 en Joven Adulto
#1046 en Ciencia ficción

En el texto hay: seinen, shounen, academia juvenil

Editado: 12.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar