Academia de Asesinos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo V: Deterioro

En el horizonte se vislumbra la salida del sol, radiante, y poderoso. El amanecer hace ver a Kaizer a sus compañeros preocupándose por el cansancio que puedan tener. Ciertamente están cansados y hambrientos, el joven detiene el avance, acto seguido los demás lo siguen dejando de correr.

Entre el jadeo y la caída al suelo por el agotamiento, Kaizer se acerca a ella y le pegunta:

 

—Estas bien, Megu? — Kaizer

—Si…—jadea mientras intenta no caer al suelo— aun…puedo…continuar— Megumi

—No te sobre esfuerces, escuchen…— eleva la voz alcanzando a los demás— descansaremos el resto del día, por lo que he notado Nathanael no está muy lejos, tampoco su nido, lo mejor es descansar— Kaizer

 

Vorex y Lucian se intentan mostrar aun con energías, Kaizer sonríe como si estuviera disfrutando de un gran chiste, con calma les dice:

 

—No hace falta que muestren algo que no tenemos, si están cansados descansen, es lo mejor que pueden hacer…que todos nosotros podemos hacer ahora— Kaizer

—Tu también deberías descansar, hace varias semanas que no descansas apropiadamente! — Maia

—Yo…emmm…—titubea— es que….— Kaizer

—Es que nada si quieres mantener tu fuerza debes dormir y comer bien…—Maia

 

A pesar de ser sermoneado, su mente no deja de pensar en todo lo que ocurrirá:

 

—…—Supongo que no queda otra opción, debo entregarle estos nombres y lugares antes de que sea tarde, si tan solo…seamos muchísimo más fuertes, no tendríamos que recurrir a esto…pero…será lo mejor— Kaizer

 

Al percatarse que Maia continúa con su sermón, el solo asiente a cada cosa que le dice saliendo en su modo automático mental:

 

—Y por eso debes estar bien física y mentalmente…me estas escuchando? — Maia

—Si si, yo…creo que tomare una siesta un rato— Kaizer

 

El joven camina hacia un gran árbol y se recuesta junto a él, sin darse cuenta a su lado lo espera Kamata, que permanece sentado con su espada siendo abrazada y sus ojos cerrados. Al parecer ha vuelto a sufrir de su narcolepsia, pero sus sentidos continúan siendo eficaces.

El espadachín abre con cuidado sus ojos y le pregunta curioso mientras mantiene la calma que le provee la naturaleza:

 

—Me preguntaba que fue todo eso, sabes que no puedes escondernos nada, quizás para esos tres si aunque viven en un mundo de alegría, nosotros siempre pensamos en volvernos fuertes— Kamata

—Quizas…pero…has dicho escondernos? Quien más? — Kaizer

 

Alguien se acerca a Kaizer, este levanta la mirada y ve a su amada Megumi llegando al árbol con piezas de carne ahumada bien conservadas, se las entrega a Kamata y a su amante.

Megumi da un gran respiro para reunir valor, y le dice a Kaizer:

 

—Por favor amor, dime que te sucede, en que puedo ayudarte…por favor, no mas, solo déjame cargar contigo lo que tengas en tu espíritu y corazón— le dice con la más tierna y dulce voz que sus oídos han podido escuchar— Megumi

 

A pesar de ser pareja hace mucho tiempo, el continua sonrojándose al ver y escuchar la voz de la mujer que más ama en todo el mundo. Ella le da el valor suficiente para decirle a su fiel mano derecha y a la mujer de su vida:

 

—Entonces quieren saber? — Sonríe aliviado— Kaizer

—Si Kaizer, por favor confía en nosotros— Megumi

—Sabes que no tienes opción— Kaizer

 

Lentamente se acerca a Kaizer para escuchar lo que sucede.

El joven cierra los ojos y suspira, vuelven a abrirse y comienza a explicar:

 

—Como saben estas criaturas han sorprendido a todos, es más, la situación en el continente es mucho peor de lo que se pensaba, porque ha demostrado lo débil que es la orden asesina. Ya con nuestra derrota en la Isla Laboratorio, hizo más evidente lo obvio de todo, somos débiles aun siendo de la elite más fuerte, no hemos podido hacerles un rasguño, es cierto que no son invencibles, pero son demasiado poderosos para nosotros— Kaizer

—Siendo así si trabajamos todos juntos podríamos vencerlos— Megumi

—No es tan simple Megu, esas criaturas son producto de mutación genética usando la fortaleza de decenas de asesinos, es por eso que son ridículamente más poderosos, inclusive más que los cuatro grandes— Kaizer

—Además de su ridículo poder, ellos no han usado el 100% de su capacidad, es decir, no sabemos qué tan poderosos son, porque es desconocido— Kamata

 

 

Megumi se sienta con cuidado en el suelo, se permite un breve suspiro y serena les dice:

 

—Ya hemos enfrentado rivales así y hemos vencido, pero es verdad, el aura que los rodea no es humana, además la sed de sangre es increíblemente enorme, quizás sea cierto que no sean fáciles de vencer, pero estoy segura que podremos hacerlo— se palpa su pecho mostrando seguridad—Megumi



Monkey D Nickman

#298 en Joven Adulto
#75 en Ciencia ficción

En el texto hay: seinen, shounen, academia juvenil

Editado: 12.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar