Acampada Horrorifica.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4/5.

Día 31 de Octubre; 02:36 am.

-¿A donde quieres ir, Bill? -Le dijo Roger.

-Vayamos a la camioneta por el cuchillo -Afirmó.

-¿Sabes dónde queda?

-No... -Contestó mientras miraba hacía abajo.

-¿Entonces?

-¿Qué y qué cosas se llevaron?

-Sólo una mochila de las dos que teníamos, yo tengo una y tu otra, nos aguantará.

-Si es que salimos de aqui con vida. -Dijo mientras volvía a recordar qué era lo que los acechaba.

-¡Y luego está ese problema! -Anunció.

-Descuida, Rog, saldremos de aquí, venga, continuemos.

Roger siguió a Bill por un largo periodo de tiempo, pero al parecer no encontraban nada, ni el campamento, ni la camioneta, nisiquiera las piedras blancas que colocó Peter... Oh, Peter...

-¿Qué hora es? -Preguntó Roger.

-Son las... 4:40 am. Tranquilo, Rog, saldremos de esta.

-Está bien, Bill... Confío en tí.

-¿Si te hubieran dado opción me hubieras escogido a mí? -Preguntó muy curioso.

-Si, Bill... Creo que tu tienes mas instinto de supervivencia que él resto -Contestó mientras miraba el suelo y después a él.

-Gracias, Roger... -Le dijo mientras le palpaba el hombro.

-Ahora... Anda, sácame de aquí.

-Bien. Supuestamente, Peter dejo cayendo unas piedras blancas por la tierra para saber regresar, además, no nos alejamos tanto, ¿O sí?

-Creo que sí, corrimos mucho tiempo, además de que dimos muchas vueltas en circulo quizá. Estamos completamente desorientados.

-Entonces, solo... Camina. Sigamos.

Ya habían intentado llamar a alguien en muchas ocasiones, pero los teléfonos no tenían señal ahí. No podían abrir Mapas o alguna aplicación sin señal.

La luz de la mañana comenzaba a salir ya, así que decidieron seguir por donde salía el sol.
Se sentaron por unos minutos, de día, al menos podían ver de lejos si venía la criatura.

-No saldremos de aquí, Bill. Debemos aceptar nuestro error, no debimos venir, ni traerlos aquí, con su permiso o sin él -Dijo Roger mientras jugaba con una ramita.

-Lo sé, Rog, pero no es momento de lamentarse nada, debemos encontrar la salida, y después, con ayuda de los guardabosques, venir a encontrar a los demás -Contestó mientras se ponía de pie- Hora de irnos.

-Está bien.

Pasaron horas caminando.

-¿Ves eso? -Preguntó Roger.

-¿Qué? -Dijo Bill.

-¡Las piedras de Peter! -Anunció contento- ¡Vamonos!

-¡Al fin!

Siguieron las piedras mientras corrían, querían llegar lo más rápido posible al campamento y largarse de ahí.
Tras varios minutos llegaron al lugar donde estaba la cueva.

-¡Adiós maldito lugar! -Gritó Roger mientras la miraba.

-Roger... -Dijo Bill.

-¿Si, Bill?

-Tengo que entrar, ve tú a la camioneta y espérame ahí.

-¿¡Qué!? -Gritó- ¡Te volviste loco! ¡Tenemos que irnos ahora que podemos!

-Roger, escucha...

-¡No, no, no! Nosotros nos vamos ¡Ahora!

-Ve tú, ya te dije que yo entraré ahí.

-Bill... Por favor... Por tú bien...

-Descuida Roger... Todo saldrá bien... Te prometo -Titubeó- Que nos volveremos a ver... ¿Está bien... Amigo?

-Si, Bill -Dijo mientras lo abrazaba- Te esperaré, no te tardes, o bien, tardate... Pero vuelve, Bill.

-Descuida... -Dijo mientras giraba y entraba- Ve con cuidado.

Adentro estaba cálido, tras la entrada solo había oscuridad. Bill sacó su linterna y comenzó a iluminar, había garabatos por casi toda la pared.
Al entrar un poco más, se terminaban, pero comenzaba una sola linea con dibujos, Bill los miró detenidamente y notó lo que significaban;
Lo primero era el dibujo de una mujer, después la misma mujer pero frente a un hombre... Gigante, tenía alas y grandes cuernos sobresaliendo su cabeza, posteriormente se veía a la mujer transformada, era la criatura que  los acechaba, en el siguiente dibujo se mostraba a la mujer comiendose a un hombre. El resto de dibujos eran lo mismo, la mujer comiendose al hombre.
La cueva avanzaba a una curva y terminaba en lo que parecía ser un nido, había hojas amontonadas y muchos cráneos y esqueletos humanos tirados por todos lados, los garabatos se alzaban por toda la pared y terminaban casi en el techo, que era muy bajo. Había una zona en la que había carbón y troncos a medio quemar. Y en otra zona estaban... Estaban cadaveres, eran 6 cadaveres, entre ellos estaban Peter y Louis, les faltaba carne en varias partes del cuerpo, estaban desnudos y olía asqueroso. Los otros 4 no los supo identificar, probablemente eran los desparecidos del periodico.
Decidió salir, ya había pasado ahí mas tiempo del necesitado.
Cuando giró se escuchó un sonido... Un gruñido, ¡Era ella! Había llegado.
«Carajo, estoy muerto» Se dijo.
Escuchaba como se acercaba lentamente. Bill decidió esconderse detrás de la curva que había en la cueva.
La criatura pasó frente a él y se detuvo. Volteó directo a Bill pero pareció no verlo. Luego comenzó a olfatear mientras levantaba más y más la cabeza hasta que gruñó y se dejó ir hacia Bill, quién rapidamente salió de su escondite clavándole su cuchillo en el hombro a la criatura. Lanzó un gruñido y se tiró al suelo, Bill aprovechó para salir corriendo.
En la entrada de la cueva había 2 cadaveres, eran Nick y Shaila, tenían el pecho y el cuello perforados.
Bill salió corriendo directamente hacia el campamento.
«¡Están muertos! Todos están muertos, menos Roger y Aurora, ¡Estupidos! ¡No debieron separarse de Roger y de mi!» Pensaba.



Ulises Drake

Editado: 13.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar