Alas de Ángel.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7.

Voy llegando 20 minutos antes a la audiencia, estoy vestida lo más casual posible, pero con la poca ropa que me quede no pude hacer casi nada, llevo unos tenis negros con gris, unos jeans y una playera de tirantes negra junto con una camisa encima. Y bueno ya que no hay nada que hacer más que esperar a que lleguen todos me entretengo recordando la canción find tomorrow de Dimitri Vegas, la repito una y otra vez en mi mente y me pongo a cuestionarme ¿POR QUE CARAJOS TOME LA DECISIÓN DE GOLPEAR A MILKA? , gran putada la que me jugo mi enojo, pero vamos que yo no le eh hecho nada para que me trate así desde que entre a la escuela, yo no sabía de su existencia hasta que un día me comenzó a empujar, tirarme las cosas, decir estupidez y media a mis espaldas y no sé qué tantas cosas más ha hecho o inventado de mí, pero en fin las decisiones que tome desde el día que empezó todo esto me llevaron hasta donde estoy ahorita, en una jodida audiencia esperando un jodido veredicto que ojala y no sea el que creo que es y todo por una JODIDA decisión errónea que tome desde el principio pero claro, hazle caso al señor orgullo y llegaras a una maldita audiencia.

- ¿Está usted lista señorita krous? - escucho que alguien me dice detrás de mí y me saca de mis pensamientos- ¿Señorita?

-Sí Havers vamos a por ello- yipiyayocayo que divertido, con las ganas que tengo de salir corriendo hasta donde no pueda más y nunca jamás regresar, pero a veces hay que tomar al toro por los cuernos como decía mi abuelo y hoy no será el día que salga como una cobarde sin dar la cara al fruto de mis decisiones.

-Bueno en ese caso, valla tomando asiento del lado izquierdo por favor, yo en un momento estaré con usted.

Me dirijo hacia donde me indico Havers y a medio camino me topo con alguien que en definitiva sin importar el veredicto jamás, o eso creo yo hasta ahora, me voy a arrepentir de haber hecho lo que hice.

Es Milka con la cara toda hinchada, llena de moretones de color verde y un gran moretón que rodea toda su boca ( creo que si se le incrusto uno que otro braquet) y trae una especie de cinta en la nariz, que hasta donde yo alcanzo a ver no puede respirar con eso y es traída en silla de ruedas por el mismísimo coronel Simur que al pasar a lado mío noto un extraño cambio de temperatura en el ambiente, eso y más se merece por hacerme todas las estupideces de hija de papi que me hizo, enserio esta tía está mal de la chaveta.

Llego al lugar que me indico Havers y espero hasta que comience lo bueno y no tengo que esperar mucho ya que enseguida va saliendo Havers de una puerta seguido de una mujer que creo es la juez y otro señor que creo debe de ser el abogado de Milka, que por cierto no está nada mal, rodea los 27 años de edad, cabello castaño obscuro, tez apiñonada, ojos color miel, nariz respingada y unos labios... Mierda Evolet concéntrate joder, hoy es el día que se decide tu destino por así decirlo, deja de ver esos labios que pueden volver loca a cualquier mujer, pero es que es tan guapo.

-Todo listo señorita Krous ya vamos a comenzar- bendito Havers, gracias por haberme sacado de una pelea conmigo misma.

- it's ok- mierda hable inglés ¿inglés? joder estoy perdiendo la poca cordura que tengo.

Y bueno casi todo lo demás pasa igual que en la tv solo que no hay mejor actriz que Milka, ella gana el Oscar a mejor actriz sin haber participado.

Desde que subió al estrado no ha hecho otra cosa más que ponerse en el papel de víctima, gran mentirosa no ha parado de llorar, jura y perjura que ella solo quería llevarse bien conmigo, que yo era la que la molestaba, que si no me hubiera portado tan mal con ella y que si no fuera lesbiana seriamos grandes amigas, sí como no, tu puñetera madre va a ser tu gran amiga yo ni en tus sueños más locos. Joder solo le faltó decir que será la segunda Madre Teresa de Calcuta y que va a hacer la paz mundial, que te crea eso tu abuela, pero vamos que hasta alguna que otra gente del jurado se ha limpiado más de una lagrima con mucho disimulo, lo que me espera, como me gustaría tener una motosierra y poner fin a su discurso de sufrida de una vez por todas, por favor que le caiga un relámpago a ver si así se le acomodan las pocas neuronas que tiene a y también no paraba de decir que si ella me había hecho algo que no se había dado cuenta que la perdonara, y una mierda que la voy a perdonar, y cuando por fin termina la sarta de estupideces escucho el canto de los Ángeles, le dan un poco de tiempo para que se recupere de su gran papelón y ahora es mi turno.

Me dicen que suba al estrado y cuando estoy ahí apenas y soy consciente de que me dicen algo así como- jura decir la verdad y nada más que la verdad- y lo único que hago es asentir muy levemente con la cabeza y comienza el bombardeo de preguntas.

Lo único que hago es contestar con un: si, no, tal vez, aja, etc.

Pero lo que en verdad me saco de mis casillas fue el comentario del abogado de Milka, a la mierda este guapo, a mí nadie me va hacer pasar por algo que no soy.



Dren mack

#5993 en Fantasía
#2646 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: fantasia, angeles, romance

Editado: 12.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar