Alas de Ángel.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14.

Evolet.

Tercera revisión en menos de 4 días es un récord, estoy comenzando a cuestionarme si la doctora en verdad me toma como su rata de laboratorio o de plano tengo algo y no me quiere decir que es hasta estar bien segura de que es, quizás y tengo una enfermedad terminal o me estoy muriendo y yo ni en cuenta, carajo tengo que dejar de pensar eso no valla siendo que si es, pero pensándolo bien eh notado cambios en mi como aumento de apetito y mucha fatiga y por supuesto que está aquí la custodia que siempre me cuida eso sí que en verdad es algo raro.

- Eso es todo por hoy Evolet ya puedes irte.

- Gracias doc.

Salgo de la enfermería con la custodia pisándome los talones, estamos en el pasillo me giro para decirle que de aquí puedo regresar yo sola al comedor, pero se me adelanta.

- Supongo que quieres que te deje ir sola al comedor, pero eso no va a ocurrir, andando.

Se pasa adelante de mí y camina en dirección al comedor, unos pasos adelante se da media vuelta.

- Anda que no tengo tu tiempo apúrate y más te vale no hacer un berrinche porque te llevo a rastras al comedor.

se me queda viendo con esa mirada fría de hielo y un escalofrío recorre toda mi espalda, suspiro y comienzo a caminar en su dirección, caminamos en silencio hasta que yo rompo en hielo.

  • ¿Por qué te empeñas tanto en entrar conmigo a la enfermería? y ¿Por qué me tratas como si fueras mi guarda espaldas?

No me dice nada por unos instantes y estamos a punto de llegar al comedor.

- En muy poco tiempo esas preguntas tendrán su respuesta.

Y cuando le iba a preguntar a qué se refería ya no estaba, que gran putada ahora que no quiero que se valla se va, entró al comedor voy por mi charola de la comida y me siento en la mesa de siempre en donde Payne me espera con ansias ya que le preocupa que algo me pase por que soy a la única que le han hecho tantos chequeos en tan poco tiempo, comemos, contestó las mismas preguntas que me hace Payne cuando salgo de la enfermería, terminamos de comer y nos dirigimos a él patio en donde pasamos toda la tarde hasta que es toque de queda y nos vamos a las celdas.

me cuesta mucho poder dormir pero al fin lo logró y entró en una como tipo realidad en donde estoy platicando con alguien que es exactamente igual que yo, hasta llegué a pensar que era mi gemela, sólo que es hombre y tiene un tatuaje de pajaritos pequeños que le salen de su lado derecho del pecho y llegan hasta la mitad de su cuello en donde se hacen muy pequeños pero aun así se distingue que son, parece que nos llevamos muy bien ya que nos decimos hermano/a y los dos tenemos alas exactamente iguales.

DREN

- ¿Me llamaba señor?

- Sí Dren, pasa- entró y espero a que me diga que puedo tomar asiento- Mañana vas a ir por el origen así que prepárate muy bien ya sabes que los otros también ya se pudieron haber enterado de su existencia quiero que sea una operación con éxito así que te voy a dar a 4 de mis mejores hombres te van a esperar en la salida a las 600 horas ya puedes irte.

salgo y estoy que no me lo creo, mañana al fin voy a poder conocer al origen, ojalá y ella no me haga menos por mi defecto y ojalá podamos ser amigos, estoy tan feliz que no le hago caso al presentimiento que tengo que me dice que las cosas no van a salir tan bien como yo esperaba.

Evolet.

Alguien está gritando mi nombre, lo escucho tan distante que hago caso omiso, aún quiero seguir aquí hablando con él, pero siempre tienes que despertar.

- ¡KROUS!

- ¿Qué pasa?

- El abogado Havers quiere hablar contigo.

Sigo aún algo dormida que creo que es un sueño más, volteo a ver el reloj viejo que tengo y carajo ¿Por qué tan temprano?

- Son las 5:35 de la mañana- le digo a mi "guarda espaldas", no sé por qué ni cuando me empecé a referir a ella así.

- Sí, lo sé, que crees que yo también estoy tan contenta.

Me despierto del todo, me levanto y me dirijo a mi lava manos para lavarme la cara, terminó y salgo de mi celda ya que la custodia la abrió desde que me desperté, vamos caminando por el pasillo y veo a Payne en su celda con una cara de terror.

  • ¿A dónde te llevan Evolet? ¿Te sientes mal?¿ Vas a regresar?

No puedo contestarle por que la custodia me jala del brazo para caminar más rápido, pero por alguna extraña razón creo que no voy a regresar a mi celda ni a volver a ver a Payne en un largo tiempo, seguimos caminando, pasamos por algunas rejas que sólo se abren con una contraseña, subimos escaleras y al final llegamos en donde creo que es la sala de visitas y ahí está el señor Havers sentado muy propiamente como si fuera esto un restaurante de lujo y esperará a su acompañante, Llegó hasta donde está el y me sonríe como si no me hubiera visto en un largo tiempo.

- Señorita krous, es un placer volver a verla otra vez- Me hace un tipo reverencia- Tome asiento por favor.

- Yo también estoy feliz de verte otra vez Havers- y tomó asiento en frente de él.

No me dice nada por un largo tiempo o eso creo la verdad es que me muero de curiosidad por saber por qué vino tan temprano y que tiene que decirme, no aguantó más la curiosidad y le preguntó.



Dren mack

#5988 en Fantasía
#2644 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: fantasia, angeles, romance

Editado: 12.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar