Alas de Cenizas

Tamaño de fuente: - +

12. ¿Cuál es tu mundo?

Clara

            Al transcurrir de cinco minutos estuvimos fuera de la escuela, todos estaban disgustados por el incidente de la alarma, en cambio yo seguía sin poder respirar, Dimitri me estaba tomando de la mano y estábamos camino al estacionamiento de la universidad, ambos estábamos cubiertos de agua.

            Mir ropa estaba hecha un desastre y no tenía ni la menor idea de a donde me llevaba Dimitri, mis pensamientos divagaban en cualquier dirección y mis hormonas estaban al cien por ciento, por primera vez creo que regresaron los síntomas de la peste Beatriz. Ahora es oficial, solo ocurren cerca de Dimitri.

            Nos detuvimos frente a un Audi de color negro última generación, me soltó y caminó a la puerta del conductor, mi boca estaba por los pisos, ni siquiera Marcus podría pagar uno de estos, son sumamente caros, mi padre si acaso logró comprar dos, uno para mi madre que es de color blanco y está oculto en algún lugar del mundo y uno negro que era el de él, el cual termino destrozado por el accidente.

Que alguien tan joven como Dimitri tenga uno solo significa una cosa, lo acaba de robar, frunzo el ceño y cruzo los brazos mirándolo ¿Cómo un chico problemático como él tenía un auto como este?

_No voy a ayudarte robando coches – digo seria.

_ ¿Quién mencionó un robo?

            Saca unas llaves de su bolsillo y las luces del auto se encienden, trago saliva con fuerza y suelto los brazos, este auto si es de él, Dimitri se sube al auto con delicadeza, se desliza por el asiento hasta abrir la otra puerta y me mira con una ceja elevada.

_ ¿Piensas quedarte allí o vas a venir?

            Parpadeo varias veces, muevo la cabeza y me subo, la calefacción está encendida y los asientos de cuero negro me reciben con gusto, hago una mueca al cerrar la puerta y miro a Dimitri ¿Cómo puede estar tan tranquilo cuando ambos estamos cubiertos de agua en su auto de lujo? Claro, si es que es su auto de lujo.

_No creo que sea tu coche – digo – ¿Cuándo lo robaste?

_Por lo que veo tienes una muy buena imagen de mi – dice con una sonrisa saliendo del establecimiento.

            Mi teléfono comienza a sonar con una canción de The Weeknd, busco mí móvil para evitar que la escuche y atiendo ruborizada, esa canción es muy extraña y no quiero que él la escuche, cuando la escuché por primera vez fue en la película del libro Cincuenta sombras de Grey, y sinceramente Dimitri parece ser una Christian Grey en potencia.

_Bueno – dice al contestar.

_ ¿Dónde estás? Te estoy buscando por la universidad.

            Es Lakur, me giro hacía la ventana del auto en movimiento y digo bajo para que Dimitri no me oiga:

_Tuve que salir con un compañero, lo siento si no me encontraste Lakur...

            Dimitri toma mi teléfono sin pedírmelo al detenerse en un semáforo y lo coloca en su oreja, lo miro sorprendida e intento quitárselo cuando él dice:

_Te dije que te alejarás de ella.

            Frunzo el ceño y bajo mis manos, su voz es seria, autoritaria mejor dicho ¿Qué le dice a Lakur cuando están solos?

_No me vengas con idioteces – dice con una sonrisa – No tienes límites sobre lo que hago o deje de hacer… No me importa – frunce el ceño – Puedes ir al infierno si quieres, no tengo miedo... Sabes que mi existencia me importa una mierda.

            Cuelga el celular y lo deja entre los asientos, el auto vuelve a andar y ahora tiene el ceño fruncido, miro al frente y respiro profundo, debió ser una conversación fuerte para hacer que el Dimitri de esa vez surgiera ¿O está de mal humor porque Lakur tiene mi número y tengo esa canción de tono?

            ¡No eres importante para él! Grita mi subconsciente. Muevo la cabeza y frunzo el ceño, mejor cállate y no te metas en mis asuntos. También son mis asuntos; responde con una ceja elevada.

            Miro a la ventana y dejo escapar un suspiro lento, debería dejar de hacerme ilusiones con alguien que claramente está fuera de mi alcance, además ¡Estoy comprometida!



Laczuly0711

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar