Alas de Cenizas

Tamaño de fuente: - +

25. La Verdad

Clara

            Llegando a mi departamento fue que pude abrir mis ojos tranquilamente, las dudas me están carcomiendo la cabeza y Dimitri no me ha ayudado mucho en responderlas, me siento aún a la deriva con respecto a este tema del cielo y el infierno.

_ ¿Por qué hacer que todos vieran quién soy?

_Era necesario – apaga el coche dejando escapar un suspiro y me mira – La guerra más esperaba entre el cielo y el infierno está a punto de comenzar, necesitamos aliados.

_ ¿No pertenecemos a ningún bando?

            Se baja del coche sin responder a mi pregunta y abre mi puerta con el ceño fruncido, no lo toco al salir y me encamino a la entrada de mi edificio algo molesta, ahora mismo desearía que Lakur esté cerca, él si me daría respuesta no las estaría evadiendo como lo hace Dimitri.

            El cielo es algo corrupto – dice Dimitri en mis pensamientos cuando entramos a mi departamento – El infierno es una constante ruleta rusa, no podemos pelear con ningún bando, hacerlo sería nuestra perdición, por algo mi especie siempre ha estado oculta. No es que no quiera darte respuestas, Clara, por supuesto que quiero hacerlo. Solo que aún no estás lista para recibirlas.

_ ¿Cuándo lo estaré? – Digo molesta en el ascensor – No quiero más medias verdades Dimitri, quiero la verdad y si no me la dices ahora no veo ninguna necesidad a que estemos juntos.

            Las puertas se abren y me bajo empujándolo con mi hombro molesta, lanzó mi bolso al suelo frustrada y cuando volteo y lo veo toda mi ira se incrementa ¿Cómo puede estar allí de pie tan tranquilo luego de mostrarme tantas cosas?

_Temó que puedo perderte si te digo la verdad – dice algo nervioso – Jamás perdonarías lo que hice en el pasado…

_ ¡No opines por mí! Dimitri, necesito saber todo ¿Cómo quieres que me enfrente a este nuevo mundo como una idiota ignorante? Terminaré muerta antes de pelear.

_No permitiré que nadie se te acerque nunca.

_Ese siempre ha sido tu problema – dice la voz de un demonio a mi espalda.

            Me tenso por completo al notar el cuchillo negro sobre mi cuello y cuando veo a Dimitri está con la barbilla tensa y la mirada fría puesta en el sujeto a mis espaldas, trago saliva con dificultad evitando hablar cuando él ser de otro mundo dice:

_Tuviste tu tiempo para entrenarla y lo desperdiciaste tratando de alejarla. A Baal le gustará verla de nuevo.

_No te atrevas…

            En el suelo bajo mis pies me ilumina un pentagrama de color rojo separándome de Dimitri y el mundo mortal y lo último que puedo ver es como las alas de cenizas de Dimitri se forman para entrar al infierno.

 

_Déjenla en el calabozo norte – gruñe una voz al final.

            Los demonios a mis costados me obligan a moverme y el calor insoportable del infierno me ahoga todos los sentidos; viajar a través de pentagramas para mí no es algo por lo que mataría, mi cuerpo se desvaneció por completo cuando lo hice, por lo menos mi rostro está ahora oculto, eso me ahorraría mucho esfuerzo el soportar ver a tanto demonio cerca.

_Zaafiel, no has cumplido tu trabajo – gruñe uno de los demonios.

_Lo siento pero está chica es fuerte – responde la voz de Zaafiel desde mi persona.

_También está Dimitri – dice el otro – Ese chico es fuerte una lástima que sus habilidades fueron selladas por la maldición, una lástima.

_Yo siempre le he apostado a su hermano – dice la voz de un chico, se parece mucho a la de Dimitri, y por como los demonios se detuvieron debe ser intimidante – Siempre un Grigori es más fuerte que un Gardimor, mucho más si el último es un estúpido enamorado.

            Cuando leí en los libros de ficción sobre este tipo de situaciones me parecía algo sumamente tonto y con sufrimientos innecesarios, ahora me arrepiento de haberlos juzgado mal, estas emociones no tienen nombre, no sabes dónde va a terminar tu vida y dónde va a arruinarte.

            Los sujetos a mi lado hablan de nuevo en latín dejándome sumida en mis pensamientos y con el cuerpo dolorido, cuando entré a este lugar con ese demonio caí de bruces al suelo y luego me golpearon cuando Claribel estaba apareciendo, no sé dónde está Dimitri, igual, no sería la primera vez que él me abandone en una situación difícil.



Laczuly0711

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar