Alas de Cenizas

Tamaño de fuente: - +

31. Anticristo

Clara

            Como siempre las puertas de la universidad estaban abiertas a los estudiantes que tuvieran una llave como yo, entré en los oscuros pasillos de la misma con mi ropa de dormir y crucé los brazos cuando vi lo vacío del lugar, no se parece en nada a la casa de estudio rodeada de gente que es en el día.

            Llevó ya cuatro días haciéndome pasar por una chica normal, en el día estudio literatura y las típicas clases de una chica que quiere recuperar su carrera universitaria, pero por la noche estoy entrenando con Adri, Neila y otras con Dimitri, aunque él no viene mucho por aquí, dice que es algo difícil entrar para alguien como él.

            No he querido revisar la carta de mi supuesto abuelo adoptivo ¿Qué dice? ¿Por qué ahora y no antes? Son muchas las preguntas que rondan mi cabeza ahora, por eso ahora estoy camino a mi casillero, allí tengo mi mochila, la guarde allí el día que regresé a clases normales, ya era hora de leerla. Me siento preparada.

            Abro el casillero con los nervios a flor de piel y saco la mochila, jamás me había sentido tan vigilada como ahora, trago saliva y busco las cartas mientras camino fuera del plantel, para mi sorpresa también tenía una de Ana, por lo que veo mi memoria está algo borrosa.

No la recordaba; me detengo en la puerta de salida y miro con el ceño fruncido la carta y el bote de basura a un lado de esta, la puedo tirar y nadie se molestará en verla, y así también puedo evitar recordar mi pasado.

            Mejor olvidar todo. Cuando voy a lanzarla el sonido de un collar resuena en el sobre, miro la carta y para comprobar que no estoy perdiendo la cordura lo muevo repitiendo el sonido ¿Ana me envió un collar? Eso no es algo común.

Abro el sobre sin hacer mucho ruido y la miro con algo de miedo, puede llegar a ser una bomba, a estas horas ya no sé lo que está bien y lo que no.

            En efecto, había un collar dorado con un ángel y alas de demonio como dije en su interior, era hermoso y solo se lo logré ver a mi padre una sola vez, por un leve momento al intentar esconderlo de mí, saco la nota en el interior y tiene la caligrafía de esa mujer; salgo del edificio y caminando bajo las estrellas por el campus frunzo el ceño mientras la leo.

            “Este collar era de su padre. Nunca quiso entregárselo por su seguridad; espero que se lo logres colocar, engendro, al hacerlo liberaras todo para lo que ella nació. Demostrarás que no es una humana”.

            Cubro mi boca y contengo el aliento sentándome en el araguaney de siempre, esta carta no era para mí, es para alguien más, alguien que se dedicaba a buscar mi correo en la basura, guardo la nota de nuevo en el sobre y el collar lo dejo en mi bolsillo. El nombre de Lakur fue el primero en cruzar mi mente, él antes era de la parte del infierno, pero ¿él era capaz de hacer algo así?

            Miro al cielo dejando escapar el aire de mis pulmones y cerrando los ojos dejo liberar mis lágrimas, ya no quiero recordar esos días, lo que soy ¿Por qué es tan difícil hacer que las personas olviden los recuerdos dolorosos?

            Mejor dejo de pensar en lo malo y miro lo bueno, todavía puedo ser feliz, abro la carta de mi abuelo con cuidado de no dañar nada en su interior y cuando veo su caligrafía dejo escapar un sollozo bajo.

_ ¿Sí?

            Dejo la carta de lado atendiendo a mi teléfono que se encontraba vibrando en mi bolsillo e intento sonar lo más calmada posible para hablar con Dimitri, pero él me conoce mejor que nadie.

_ ¿Estás leyendo las cartas?

_Sí – digo llorando – Dimitri, querían dañarme, querían…

_Calma, voy para allá ¿te parece?

_Gracias.

            Cuelgo con un llanto incontrolable y limpio mis ojos con cuidado mientras regreso a la carta perdiendo todo el color o tranquilidad en mi rostro.

 “Querida Clarisse

        Comprendo que al recibir mi carta estés algo sorprendida, no te culpo, durante toda tu niñez te hice creer que era ciego, todo lo hice por tu simple seguridad, tu padre no quería involucrarte en nuestro mundo pero ahora que él se encuentra desaparecido es momento de decirte la verdad.



Laczuly0711

Editado: 22.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar