Alek

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

Lleve ambos manos a mi cabeza sintiendo un terrible dolor de cabeza, trate de incorporarme en el asiento y sentí todos mis huesos torcerse, maldeci mentalmente, mire a mi padre que llevaba una sonrisa de lado y un palillo entre los dientes.

Sabia que esta situación lo estaba divirtiendo.

Hace un año que murió mi madre, tenia un tumor en la cabeza con el paso del tiempo se convirtió en maligno y ya no tenia salvación. Para mi padre la perdida de mi madre fue muy duro, no comió ni durmió durante días, hubo un momento en el que me preocupaba realmente su salud, enflaqueció tanto que me asustaba.

Luego de unos meses decidimos mudarnos, papa quería una nueva vida y vender la otra casa fue su única opción, estando allí solo nos traería malos recuerdos y mucha nostalgia.

Asi que nos mudamos a nuestro viejo hogar, una casa en Montana de mucho tiempo, papa la habia comprado cuando yo naci pero en ese tiempo cosas extrañas estaban pasando y personas estaban desapareciendo.

Asi que mi padre por temor se fue, llevándonos a mi madre y a mi a Nueva Yersey.

Pero nunca me dijeron que era lo que realmente estaba pasando en Hamilton Montana, el pueblo donde vivíamos, siempre me decian que era por la inseguridad y las personas desaparecían solo porque se iban, pero antes de venir me puse a investigar un poco mas sobre el tema.

Nunca se hallo prueba de que realmente las personas se estaban mudando, Montana es un lugar pequeño y montañoso, no hay mucho donde se pueda vivir, a menos que te adentres al bosque y construyas una cabaña.

Pero la policía nunca hallo las pruebas que hicieran evidente aquellas teorías de los demás, y por ello sigo sin saber que era realmente lo que hizo que mi padre saliera huyendo de allí hasta Nueva Yersey.

-Aly - al oír a mi padre voltee rápidamente hacia el, me había quedado sumergida tanto en mis pensamientos que no me había dado cuenta que ya habíamos llegado.

Mi padre bajo del auto y yo hice lo mismo, camine hasta la maletín del auto y saque mis maletas junto con las de mi padre. La casa era grande de dos pisos, con grandes ventanales y de un color caoba, tenia un árbol secando al lado. Para no a ver vivido mis 17 años de vida acá, investigar sobre este lugar me ayudo a saber bastante, al contrario mi padre si conocía mucha gente de aquí, tanto algunos familiares como amigos y viejos amigos. Por lo que se mi prima Chloe vive a tres cuadras de aquí, así que no estaría tan sola como esperaba, y al menos tendre a alguien con quien hablar y juntarme en clase.

Me adentre a la casa mientras mi padre dejaba las maletas en el piso, todo se veía tan cómodo, las paredes tenían un color café bastante agradable por lo muy raro que suene, los muebles eran de un color beige y acolchados y al frente a unos cuantos metros estaban las escaleras que supuse guiaban a las habitaciones.

-Bienvenida a casa cariño -dice mi padre mientras colocaba su brazo sobre mi hombro, yo sonreí sabiendo que esto era lo que mi padre quería y no estaba tan mal después de todo.

(...)


Me encontraba acomodando mi ropa en las gavetas, puse mi portátil encima de un escritorio junto con una pila de libros que ya me había leído en el camino, una lampara y un cuadro de mi madre y yo cuando era bebe. Me acerque a la ventana y mire hacia el horizonte, todo estaba rodeado de arboles y a lo lejos se podía ver un poco el camino al bosque, una parte de mi sentia mucha curiosidad sobre ese lugar, siempre me ha gustado este tipo de lugares, bosques, montañas, lagos, el frió y la niebla, todo me parecía tan perfecto.


Por algo mi padre decía que parecía un fantasma de lo blanca que era, en Nueva Yersey casi no salia ni tenia amigos, muy poca eran las personas que se acercaban a mi e intercambiaban palabras conmigo. Nunca he dado mi primer beso y nunca he estado con una persona en ambos sentidos de la palabra.


Mi vida no era como la típica chica linda que tiene amigos sale a fiestas y sale con diferentes chicos cada semana, yo era la que se sentaba de ultimo lugar en clases y solo prestaba atencion mientras todos se mataban entre ellos, la que en el almuerzo comía sola mientras todos charlaban entre ellos.


Mi vida social esta basada en libros, café y mi cama.

-Alyson ven a cenar -escuche a mi padre gritar mi nombre desde la planta de abajo, me aparte nuevamente de la ventana y termine de acomodar mi ropa antes de salir y bajar hasta el comedor.

-¿Que hay de comer papa? -pregunte mientras me sentaba en frente de el

-Mi famosa pasta con carne -reí ante lo bajo, mi papa amaba su "famosa" pasta con carne, según el, el ingrediente era sumamente secreto, pero mi madre me había comentado que el ingrediente se lo dio un japones en su ultimo viaje a japón, y era una carne estadounidense.

-Vaya que bufe -dije irónicamente

Mi padre solo me miro riendo y empezó a comer.

La cena fue silenciosa, el comía como si de eso se necesitara, y yo comía de a poco para no atragantarme. Al terminar tome ambos platos y los lleve al fregadero, una cosa que odiaba realmente era lavar los platos así que los deje allí adornando la cocina.

Me senté en el sofá y encendí la tv estaban dando Glee mi programa favorito, al instante el teléfono sonó y mi padre enseguida lo tomo.



Adelineart

#13398 en Novela romántica
#3757 en Thriller
#1655 en Suspenso

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar