Alek

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

Salí del baño y me puse mi ropa interior, me coloque unos jeans rasgados, una camiseta negra con una frase en ingles, mi chaqueta de cuero encima, mis converse (otra vez) y me hice una desaliñada coleta. Tome mi mochila de la silla donde la había dejado la otra noche, y salo de mi habitación preparada para un nuevo comienzo, una nueva escuela y... nuevos amigos.

Ja, no me creí ni eso ultimo.

Salude a mi padre que se encontraba en la cocina con una taza de café en su mano derecha y el periódico en la izquierda. -Buenos Días cariño. -dice dándole un sorbo a su café.

-Igual. -mi padre me dio una mirada confusa y enarco una ceja -¿Igual? es todo lo que le vas a decir al hombre que te hizo.

Rei por lo bajo -Buenos Días papa y gracias por dar tu esperma para crearme que amable de tu parte. -mi padre me dio una mirada que si la vieran se cayeran a carcajadas, me dio con el codo en la espalda, yo me queje en broma y tome una taza de café para darle un largo sorbo.

Minutos después la puerta empieza a sonar con toques desesperados, mi padre se dirigió a abrirla y una Chloe con una gran sonrisa estaba parada en frente.

-Buenos días señor tío, -dice mostrando sus dientes realmente blancos y perfectos.

-¿Ya se van? -pregunta mi padre ignorando a la muy alegre Chloe, le doy una mirada de aprobación y me acerco a Chloe para irnos.

-Adiós papa -digo mientras salgo de la casa, mi padre se queda parado en frente viéndonos partir enserio que mi papa puede ser muy sobre protector a veces.

 

(...) 

 

Chloe al llegar me guió hacia mi nuevo casillero, los chicos no dejaban de mirarme ya que era la nueva y pues estaban estrenando algo nuevo, algunas chicas me fulminaban con la mirada y otros solo me detallaban de pies a cabeza, como era de costumbre en todo el mundo.

El timbre sonó y a mi como siempre Alyson la chica que tiene la ve vejiga mas pequeña del mundo, le dieron ganas de ir al baño Chloe se fue adelante porque no podía llegar tarde porque tenia que pedirle la tarea a Josh antes de que viniera el profesor, así que yo me quede hallando el baño.

Después de durar todo un siglo hallando al baño, entre hice lo que tenia que hacer me añadí un poco de protector labial sabor a coco y salí dispuesta a recibir una mala impresión por parte del profesor por llegar tarde en mi primer día. Iba caminando hallando el salón 89B de Historia, otra vez un siglo, cuando iba buscando entre las puertas con diferentes letras y números, me encontré con un chico parado al lado de una puerta marrón con el numero 89B.

¡Enhorabuena!

Me quedo parada observándolo, algo en el era familiar llevaba unos jeans rasgados unas botas negras, una camiseta blanca y una chaqueta de cuero encima...

¡OH DIABLOS LA CHAQUETA DE CUERO ES EL!

El psicópata que estaba la noche del accidente.

Estaba recostado de la pared con una mano en el bolsillo y la otra sosteniendo un cigarrillo, se veía tan jodidamente sexy.

De repente vuelvo a la tierra y me acerco discretamente a la puerta dispuesta a que no me reconozca aunque lo dudo, pero hay que ser precavida, di un toque a la puerta y esta no se abrió, suspire suplicando que la tierra me tragara y en eso, el idiota a mi lado abrió la puerta de un solo golpe y me empujo haciendo que entre junto con el al salón.

Todos en el salón se quedaron perplejos viéndonos, Chloe abrió los ojos como platos y Brad y Josh que se encontraban a su lado no cerraban la boca, ¿había algo mal aquí? o ¿estaba despeinada?

Algunos susurraban cosas entre ellos y otros se quedaban mirando a el psicópata a mi lado como si fuera un asesino al cual le tuvieran miedo. Excepto un grupo de chicos (bastante sexys la verdad) que miraban la escena sonriendo, como si fuera algo divertido el cual apreciar.

-Otra vez tarde señor Lawrson. -dice a lo que me imagino que era el profesor, rompiendo el silencio -Creo que la visita con el director no le ayudo mucho que digamos.

Este no dijo ni una sola palabra en su lugar paso delante de mi empujándome (otra vez) con el brazo, ¿este chico tiene problemas o que demonios? Se sentó a una mesa libre que estaba al lado de los chicos sexys que mencione. Y juntos me quedaron viendo como si fuera un juguete nuevo que un niño tiene en sus manos, excepto el tal Lawrson, que solo me veía serio, frió y calculador con esa mirada que no te deja respirar porque te quita el oxigeno.

-Usted es la chica nueva ¿no es así? -Dice el profesor buscando entre una carpeta, yo asiento -Por favor preséntese.

Lo que mas odiaba en este mundo eran las presentaciones y la sola idea de presentarme delante de unas personas que me miran como si fuera un bicho raro, me daban ganas de salir corriendo y encerrarme en mi propio casillero hasta que las clases acaben.

-Ehm.. mi nombre es Alyson Benson, tengo 17 años y vengo de Nueva Jersey. -Todos seguían mirándome raro, y ese idiota no dejaba de intimidarme con su estúpida mirada, le iba a tirar un lápiz en un ojo verde. 

El profesor asintió y me dirigió a un puesto vació que estaba a dos puestos delante de Lawrson, el estaba de ultimo y yo estaba a dos mesas delante de el. Genial.

En toda la clase me la pase super incomoda, no dejaba de sentir a alguien detrás de mi, observándome, tenia esa sensación de mirada fija que tanto me incomodaba, voltee unas dos veces hacia atrás y los fríos y verdes ojos del psicópata no dejaban de mirarme. ¿Que a caso no piensa prestar al menos atencion a la clase? tengo un cartel en la espalda que dice "Mírame y no pares" 



Adelineart

#13418 en Novela romántica
#3762 en Thriller
#1657 en Suspenso

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar