Aliados

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2

Me encontraba ya en mi habitación mi padre se despidió de mi.

-Espero que pienses bien durante este tiempo, el fútbol es lo tuyo -dijo.

-Padre...-suspire- ya no rindo en eso. Es mas el mismo entrenador dijo, que tomara un descanso después de lo paso, estuve pensando y-

-No quiero volver a discutir- me cortó-Regresare en tres meses, es tiempo suficiente para que decidas.

¿Para que decida o para que me obligues a escoger algo que no quiero?

Odio que me vea como una máquina de dinero. 
Solté el aire, que sin darme cuenta, estaba conteniendo.

-Un padre solo quiere lo mejor para un hijo- me abrazó y salio por la puerta.

Creo que eso no siempre es verdad.

Ahora me encontraba guardando mi ropa en el armario que habia en mi habitación.
La habitación es pequeña, comparado con la habitación de mi casa. Pero igualmente me gustaba, me hacia sentir cómodo.
Me hacia sentir que pertenecía a este lugar.

La puerta se abrió rápidamente y me hizo dar un brinco.
Pero me calmé al ver quien entraba.

-Hola amigo-saluda ese chico rubio con el que me encontre antes.

-Se toca antes de entrar a un lugar- hablo mirando hacia la puerta
Él abre la boca mirando la puerta y la cierra, comprendiendo lo que dije. Sale por la puerta y toca.

-Pasa-digo sonriendo.

Al menos es gracioso. De momento me cae muy bien.

-Es hora de cenar y todos debemos estar abajo.

-Bien, cuando termine de guardar mis cosas bajaré-miento.

No pienso bajar a cenar, hoy no. Solo quiero tiempo para mi.

-Se que no lo harás. Pero tranquilo nos pasa a todos el primer día.

-¿Hace cuanto estas aquí?

-Dos años.

Pff...claramente esta mas jodido que yo.

Asenti, y caminamos por el largo pasillo y luego escaleras abajo

-Oh olvide decirte solo hay dos baños,uno en el primer piso y otro en el segundo-avisa señalando el baño del segundo piso.

Baños compartidos.

Menuda Mierda.

-Olvide presentarme mi nombre es Chok. Chok para los amigos. Chok para los desconocidos.

-Yo soy Migue. Solo Migue para todos supongo 

Que raro nombre.

Chok.

Suena como un golpe o nombre de dibujo.

-Es un apodo- dice leyendo mis pensamientos-Todos me llaman así.

-Oh entonces debes de tener muchos amigos por aquí.

-Si- agacha la mirada-Conozco personas-sonrie triste.

-Y bueno, ¿Por qué llegaste aqui?

Vuelve a agachar la cabeza mientras bajamos la escalera.
-Bueno en la escuela tuve pequeños incidentes con algunos muchachos- lo miro con pena- Pero esta arreglado, ahora...

Nunca podre saber lo que iba a decir porque de la nada y unas manos jalaron de él para adentrarlo a la sala.
Me apresure a seguirlo y vi a la chica del cabello rubio atrapando con sus brazos a Chok en la pared.
-Escuchame bien, si mañana no apareces con una caja de cereal nueva para mi - lo fulmina con la mirada- Te daré una de las peores palizas que incluso tendrás pesadillas.

Esa chica tienes ovarios como para hablarle así a un chico. Bueno Chok parece inofensivo.
Pero a comparación con las chicas de mi escuela. Que romperse una uña postiza seria un desastre.
Ella es otro nivel.
Se separa de el y luego nos dio una ultima mirada asesina, que debo admitirlo, me dio escalofríos.
-¿Que haré ahora?

-Dar al Cesar lo que es del Cesar- dije serio y el devolvió la mirada.

-Ella enserio me matará-caminamos a la cocina que también era un comedor.

Tome asiento al lado de Chok.
-¿Esa chica siempre está de mal humor?-susurro refiriéndome a la rubia.
-Cada dia es diferente.
-¿A qué te refieres?
-Ya lo sabras mañana.
Quisiera preguntarle mas a detalle, pero parecería una acosador haciendo tantas preguntas.

Mis padres siempre me dijeron que era un niño muy curioso tanto así que me llevaron al psicólogo porque siempre hacia preguntas a todo el mundo.

Tengo que admitir que desde que entre aquí. Tengo curiosidad por cada una de las personas que se encuentran viviendo en este lugar. Quiero saber más acerca de ellos. ¿Por qué se encuentran aquí? ¿Cual es la historia de cada uno? Una vez Claire dijo que lo nuestro nunca funcionaría si trataba de concentrarme tanto en su vida. Fue en ese momento cuando supe que las personas, por más que tengan cualquier tipo de relación, no dejan que los demás exploren en sus sentimientos. 

Pero la pregunta era ¿A que le tienen miedo? ¿Qué temen demostrar a los demás?  

Mis ojos van a la chica del cabello negro con pijama.
Mi lengua esta a punto de soltar todas las preguntas que tengo en mente.
¿Por que usa pijama? ¿Por que esta tan delgada? ¿Por que esta pálida? 

-¿Y ella, la de la pijama...

-¿Es enserio? Estamos al frente de ti te escuchamos ¿Sabes?-grita enfurecida la chica del cabello rubio- Lo siento si no damos jodidas incomodas presentaciones, pero claro lo haré por ti-Se levanta de la silla golpeando la mesa - Yo soy Jessie, la de la pijama es Cassie y ella Annie-señala a cada una y toma asiento.

¿La chica pelirroja? Ni siquiera note su presencia volteo hacia ella y la veo asustada.



La_Nachi

Editado: 29.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar