Aliados

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 5

JESSIE:

-Maldito Chok.

No podía creer como habia caído de aquel columpio.

Tenía las rodillas sangrando. Los codos raspados y la mejilla derecha me dolía mucho.

Annie y, el estúpido, Migue me llevaron a la sala y me sentaron en el sillón. Annie ayudaba a limpiarme las heridas.

-¿Puedo ayudar en algo?- pregunta Chok.

-¡No te metas Chok!-grité.

Ya se me habia pasado el dolor. Solo sentía odio hacia Chok. El es culpable.

-¿Yo puedo ayudar en algo?-pregunta Migue.

-Si. Annie. Deja que el riquillo te ayude.

Migue volteó los ojos.

-¿Cómo es posible que hasta accidentada sigas siendo odiosa?-murmurá Migue.

-Te escuché.

-Ese era el plan.

-Ya callense de una vez- habla Annie- Migue,por favor,¿Podrías traer alcohol y algodón?

Oh no, alcohol no.

-Annie no lo hagas. Eso arde mucho.

-Con gusto lo hago ¿En dondé esta?- pregunta Migue.

-En el baño del segundo piso.

Migue subio las escaleras.

-Chok todo esto es tu culpa.

-No. Te dije que podias caerte y no me escuchaste.

-¿Y por qué no me detuviste?

-Sabes que, no intentes culparme, te adverti.

Chok esta hechando humos.
Se retiro de la sala dejandonos solas.
Nunca lo habia visto así.

Normalmente soy yo quien tiene la ultima palabra.

Pero, Chok tenia razón esto fue mi culpa, solamente mi culpa.

Sentía que era una persona muy mala. ¿Cómo demonios se me ocurre culparlo?

Si practicamente yo lo obligue.

Yo solo quería sentirme feliz y distraerme.
Hoy no tomé mi medicamento. Las estoy guardando ya casi se me acaban.

Tendría que esperar mucho tiempo para recibir más y poder controlarme.

No quiero ser un peligro para nadie.

-Jess, no llores.

No senti las lágrimas caer.

-Lo siento, Annie.

-¿Hoy no tomaste tus pastillas, no?

Negué con la cabeza.

Nadie mas que Annie entendía esto. Ella entiende que es lo que tengo, cual es mi miedo.

-No quiero terminar como ella.

-No lo harás, créeme. Saldremos adelante. Solo deja que yo voy a solucionarlo.

Annie me dio un fuerte abrazo.
Migue bajo las escalera haciendo ruido con sus estupidas piernas largas.

-Lamento interrumpir.

Dejó el alcohol y algodón en la mesa. Pero, al verlos, eran diferentes a cualquier otro que hubiera visto. Se veia con un empaque muy lindo y caro.

-Son mías- habla Migue- No encontre nada en el baño y recordé que empaque mi equipo de primero auxilios. También traje gasas y banditas.

-Bueno ,pues muchisímas gracias-sonrió Annie.

Al fin de cuentas, Migue me ayudó y creía que me odiba por ser mala con él.

Annie se dispuso a curarme las heridas y debo recalcar que no fue nada bonito.

Ya por la noche, Linda regresó de una "junta importante". Preparó la cena, Annie me ayudo a subir las escaleras. Ty salio de su cuarto y tambien ayudó.

-Debe de doler mucho- hizo una mueca.

-Solo volé por los aires y tuve una caída de rodillas, horrible-ironizé

-Entonces el problema no es la herida, sino tu intento fallido como gimnasta-ríe.

Escucho a Annie reprimir una sonrisa hasta que estalla.

Le doy una mirada asesina y ellos guardan silencio.

Ya en mi cuarto, Annie deja un estuche de primeros auxilios.

-Tienes que devolverle y agradecerle- ordena Annie.

-¿Enserio tengo que hacerlo?

Asiente.

Se acerca a mi cómoda y abré el primer cajón.

-Tienes que cambiar la actitud.Ya que se te acaban tus pastillas y tienes que aprender a controlarte.

-Tienes razón tengo que hacerlo- me levanté de mi cama.

Annie me da una mirada extraña.

-¿No que te dolia las rodillas y no podias caminar?-cruzá sus brazos.
Miré mis piernas. Me descubrió.

-Magicamente dejaron de dolerme...por tus cuidados Annie. Gracias.

-Mentiste.

-Enserio me dolian. Yo...solo queria que alguien me cuidará.

-Me mentiste.Sabes que pienso al respecto.

-Lo siento, Annie.

Annie salio de mi habitación hechando chispas.

-------
Hola, lamento no haber actualizado.
Espero que sigan acompañandome en esta historia de estos desaptados.



La_Nachi

Editado: 29.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar