Alive [samúrai]

Tamaño de fuente: - +

Viaje de a dos.

Sosei iba saliendo del palacio cuando lo detuvieron.

Voz: ¡Señor Sosei!

Sosei se detuvo molesto, se giró pesadamente.

Sosei: ¿Qué quieres ahora…?

Sosei vio a Reiko con un bolso y con una catana en la espalda.

Sosei: ¿Qué haces? Dije que no quería…

Reiko: A ningún hombre con usted… Así que vine yo, una mujer.

Sosei: Una niña… Mira, no quiero retrasos… Así que…

Reiko: ¿Tiene oro para algo? ¿Tiene provisiones?

Sosei: Las conseguiré por mí mismo… Además… ¿Cómo es que tu padre te permitirá ir?

Reiko: Le dije que quizás podría aprender sobre usted, y a defenderme.

Sosei: Morirás antes de aprender algo.

Reiko: No, usted dijo que no dejaría que nadie muera a manos de los demonios nunca más.

Sosei: Eres una…

Reiko: Por favor… Toda mi vida he estado encerrada en el palacio… Es la única…

Sosei: Te cuidas sola… Yo no tomo responsabilidades por enfermedades o cualquier cosa que te pase… Y si me molestas mucho, no dudaré en abandonarte.

Reiko: ¿Me dejará ir?

Sosei se giró y empezó a caminar, Reiko sonrió y lo siguió.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Iban saliendo del poblado cuando Reiko recién habló.

Reiko: Me gustaría saber más de usted.

Sosei: ¿Eh?

Reiko: ¿En qué guerras combatió?

Sosei: Batallas… Solo fue una guerra… Y más que suficiente.

Reiko: ¿Qué era?

Sosei: Una invasión, luego vinieron los demonios y todo lo siguiente.

Reiko: ¿Cómo se llamaba…?

Sosei: ¿Quién?

Reiko: Su esposa… Y bueno… Su hija.

Sosei: Asa… Ese era el nombre de mi esposa… Y mi hija se llamaba Kira.

Reiko: Yo… Lamento mucho lo que sucedió.

Sosei: No estabas cerca de nacer siquiera cuando sucedió, no tienes por qué lamentarlo.

Reiko: ¿Usted es humano?

Sosei: Sí, nací de un padre y una madre… Humanos, yo era el distinto, y cuando lo notaron me abandonaron en el orfanato… Aunque algunos me han llamado ángel o hasta demonio… Sé lo que soy.

Reiko: No quise decir lo contrario… Es solo que… Tenía la duda… Todos…

Sosei: Sé lo que todos dicen de mí, y sé cuánto miedo me tienen.

Reiko: Yo no le tengo miedo.

Sosei: ¿Enserio…? Bien…

Reiko: ¿Dónde vamos?

Sosei: Al este… Al corazón de la invasión…

Reiko: Iremos… A territorio demoníaco.

Sosei: Exactamente al centro…

Reiko: ¿Será peligroso?

Sosei: Puedo morir varias veces quizás… Tú no tendrás tanta suerte.

Reiko: ¿Me dejará morir?

Sosei: Si tengo que elegir entre ti o continuar mi camino… No dudes que te dejaré morir.

Reiko: Hace un rato me dijo que no era de los que le hicieron lo que pasó… Pero ahora me trata como uno de ellos…

Sosei: No… Te trato como una imperial… Y como a todos los imperiales.

Reiko: Usted también fue imperial alguna vez.

Sosei la miró molesto, Reiko trató de ocultarse.

Sosei: Sí, fui un imperial... Y por eso sé cómo son ustedes…

Reiko: No somos todos iguales.

Sosei se detuvo.

Sosei: Te dije que si me molestabas te abandonaría…

Reiko: L-L-Lo siento… No quería…

Sosei: ¡Cállate…! Estoy hablando, no te gustaría que te interrumpiera yo.

Reiko: Lo siento.

Sosei: Te dije eso… Pero tienes razón, no eres como ellos… Eres sincera… Me agrada… Pero no me gusta… Sigue así…

Sosei continuó caminando, Reiko se quedó parada completamente desconcertada.

Sosei: Avanza… O te quedarás atrás.

Reiko continuó siguiendo a Sosei.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los dos estaban sentados junto a una fogata, Sosei revisó su mochila y sacó una chaqueta, se la pasó a Reiko.

Sosei: Ten úsala para cubrirte.

Reiko: ¿Qué es esto?

Sosei: Una chaqueta…

Reiko: ¿De dónde viene ese nombre?

Sosei: No importa.

Reiko: ¿Por qué?

Sosei: No lo entenderías.

Reiko: ¿Por qué?

Sosei: Porque eres una niña.

Reiko: No soy una niña.

Sosei: Tienes dieciséis, eres una mimada y no sabes pelear.

Reiko: Me ofende mucho… Pero… Sí, soy inexperta en… Muchas cosas.

Sosei: Silencio…

Reiko lo miró, este miró hacia la oscuridad.

Sosei: Hay sombras, no es seguro salir.

Reiko: ¿Eh?



Señor Melancolía

Editado: 09.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar