Alive [samúrai]

Tamaño de fuente: - +

¿Romántico?

Reiko despertó, la mañana ya había avanzado, lo supo por la posición del sol, sin demorar mucho se vistió y se amarró el pelo, miró a todos lados, recién notó la ausencia de Sosei.

Reiko: ¿Señor Sosei?

Reiko sintió una enorme explosión, cómo si una roca gigante hubiera sido lanzada al agua, guiada por unos rugidos llegó a un enorme lago, en medio se levantaba una enorme serpiente luchaba contra Sosei, este sólo tenía los pantalones y su espada, parecía estarse divirtiéndose mientras peleaba y cortaba a la serpiente en diferentes ocasiones, Reiko lo miró aterrada.

Reiko: ¿S-S-Señor?

Sosei saltó hacia atrás y cayó sentado sobre su cola que se enrolló cómo un resorte y lo mantuvo sobre el agua, mirando a Reiko habló algo agitado.

Sosei: ¡Hola!

Reiko: ¿Qué sucede aquí?

Sosei esquivó un golpe de la serpiente y cayó de la misma manera que antes.

Sosei: Pues… Es una bestia demoníaca y se escondía en este lago… Así que vine a matarlo.

Reiko: Uh… Eso es…

Sosei esquivó un ataque más de la serpiente y saltó hacia atrás de la cabeza de la serpiente y con gran fuerza clavó su espada en el cráneo de esta, dando un enorme alarido la serpiente se derrumbó cayendo justo frente a Reiko, esta no pudo evitar dejar salir un grito de miedo, Sosei la miró sentado en la cabeza de la serpiente que comenzaba a desaparecer.

Sosei: ¡Oye! Toca la cabeza.

Reiko lo miró y negó muy nerviosa.

Reiko: ¡No!

Sosei: Ten un poco de coraje y hazlo…

Reiko: ¡No!

Sosei bajó y se paró frente a Reiko.

Sosei: ¿Confías en mí?

Reiko: No… Para nada…

Sosei suspiró molesto y sujetó la mano de Reiko, esta se ruborizó mientras temblaba.

Sosei: Ten cuidado.

Reiko lo miró e intentó tragar el nudo en la garganta que tenía, sólo cerró los ojos mientras Sosei la guiaba hacia el monstruo, Reiko sintió cómo segundo a segundo la tensión aumentaba hasta cuando sintió la voz de Sosei.

Sosei: ¿De verdad me tienes tan poca confianza?

Reiko abrió los ojos y miró, la serpiente terminó de desaparecer, su mano en ningún momento tocó la piel del monstruo.

Sosei: Si la hubieras tocado te habrías quemado, yo lo hice… Sólo quería probar tu confianza… Bien, vamos… Queda un pueblo antes del reino, te dejaré ahí…

Reiko lo miró sorprendida, Sosei acomodó sus espadas en su espalda y caminó hacia el campamento.

Reiko: ¡Espere!

Reiko corrió y alcanzó a duras penas a Sosei, este caminaba desinteresado.

Reiko: ¿Qué fue eso? Creí que estábamos entendiéndonos.

Sosei: Algo… No mucho.

Reiko: ¿Por qué me dijo eso?

Sosei: Dime, si tu vida estuviera en riesgo, ¿Le pedirías ayuda al emperador o a mí?

Reiko: Eh…

Sosei: Sinceramente…

Reiko: A mi padre…

Sosei: Exacto… Y no te digo que sea malo, tiene total sentido… Pero no puedo llevarte así, así que lo mejor es que nos separemos ya… Tú tienes una vida que seguir y con lo que has aprendido sobre defensa ya estás bien.

Reiko: Yo…

Llegaron al campamento, Sosei terminó de vestirse y empezó a reunir las cosas, Reiko intentó más de una vez continuar la conversación, pero parecía que Sosei intentaba evitarla, hasta que al fin se paró frente a él firme.

Reiko: ¡Señor Sosei!

Sosei la miró y suspiró.

Sosei: ¿Qué quieres?

Reiko: Debemos hablar, no puede hacerme defender de mi padre y luego querer abandonarme nuevamente, requiero una explicación.

Sosei la miró a los ojos y sonrió con confianza.

Sosei: Es lo mínimo ¿No? Has sido sincera conmigo… Siéntate.

Los dos tomaron asiento cerca de dónde habían hecho la hoguera antes.

Reiko: ¿Y b…?

Sosei: Te tengo algo de cariño…

Reiko lo miró y enrojeció gradualmente hasta quedar cómo tomate.

Sosei: No me malentiendas, es un ligero afecto, pero… Ella lo sabe…

Reiko: ¿Ella?

Sosei: La reina de los demonios, lo sabe…

Reiko: ¿Cómo sabe qué es una chica? ¿Cómo es que sabe esto?

Sosei: Porque nos ha estado observando, y quiere atormentarme, si quiero salvar a tu hermana sin ponerte en riesgo, debemos separarnos.

Reiko: Pero… Ella… Usted puede ganarle, usted…

Sosei: Aunque quisiera ganarle… No… No puedo ganarle…

Reiko: ¿Qué sucede señor Sosei?

Sosei: Es una hábil espadachín… Ella… Es una guerrera desalmada…

Reiko: Pero, entréneme.

Sosei: No estarías a su nivel, lleva años…

Reiko: Pero… Yo… ¿Cómo sabe tanto sobre ella?



Señor Melancolía

Editado: 09.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar