Almas (después De La Muerte)

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 5

Muchas veces hay que ver mas aya de lo que queremos ver, si te fijas bien, podrás encontrar tantas maravillas, quien creería que mi vida cambiaría tan solo en cuestión de minutos y tiempo.

Mi corazón late, late de una manera tan desbocada, hoy es el día, un grupo de vampiresas entraron a mi dormitorio arreglarme para la ceremonia hoy uniran mi vida a la de un hombre que ni de pila conosco.

Joder es frustrante, no le quiero, como podría querer a alguien que apenas conozco hace cinco días atrás, es una locura, pero que podría yo hacer, si ni siquiera sabia que existía  los vampiros.

-Ya es hora Blanca mi hermano te esta esperando- dice Neria la hermana de Nick, después de que aquel vampiro me dejara solo en la habitación al rato entro ella, y se presento ante mi, es muy amable y humilde, a pesar de que es un vampiro.

-No quiero Neria, no puedo no me siento a gusta yo...

-No lo amas ni lo conoces, ya lo se pero dale una oportunidad de conocerlo y veras que lo lograras querer, solo no lo hagas salir de sus cabales, a pesar de que lo puedes ver tranquilo y relajado puede cambiar su forma de caballero a bestia.

Ella me a contado de todo un poco, de la vida de ellos, de como han echo para esconderse, de cuantos años llevan viviendo, de la evolución de los humanos, es muy interesante, pero hay algo que le exigí muchas veces que me dijera pero no lo quiso decirme, dice que eso le corresponde a su hermano explicarme.

-Este es tu destino, mi hermano a llevado muchos años sin su alma, es muy lógico que tenga ese temperamento tan déspota.

-Aun sigo sin entender, el por que tengo que casarme con el- digo casi en un susurro, pero se que escucho ya que tiene unos oídos agudos.

-pronto lo sabrás, ahora de una o de otra manera el se casara con voz- asiento, salgo detrás de ella, con el ramo en mano, son rosas negras, llevo puesto un vestido blanco con flores rojas, pegado a la perfección moldeando mis curvaturas asta mis muslos y caen por mis piel como cascadas, mis labios rojo carmesí, mi cabello caen en ondas y hace que mis grandes ojos azules reluzcan mas.

cuando ya vamos a salir al jardín, me paraliza Neria, se coloca frente a mi y me sonríe- No tengáis miedo, ademas lo bueno es que solo estarán personas importantes, es privada esta boda, después el ara una ceremonia mas grande con millones de invitados.

-tengo miedo, y no creo volver a casarme  con el- digo, bajo la cabeza enfocando mi vista en el orillo del vestido.

Ella suelta un suspiro de cansancio- andando- dice ella asiento y la sigo- El cielo esta acompañado de un brillante sol, que ahora se de esconder en el ocaso de la atardecer,  el amor va y viene, las almas gemelas que se reconocen siempre se amaran en la eternidad- susurra, un extraño sentimiento empieza aflorar, es como si recordace es como si conociese el significado de sus palabras, es como si aquel hombre que espera en aquel altar fuese el dueño de mi alma.

Mi vista esta fija en el, hay pocas personas, mas o menos sesenta, o inclusive mas, pero les doy caso omiso, los únicos que llaman mi atención, son los que decían ser mis padre, y me dejaron capturar por aquel vampiro pedante, al llegar al altar, Neria se va a su puesto, y Nick ofrece su mano para ayudarme a subir los peldaños de la pequeña tarima.

Me ofrece su mano, me da por rechazarla pero no querría despertar el ogro dentro de el.

Me sonríe cosa que hace ruborizarme y no se por que, entrelaza sus dedos con los míos, y es allí donde empieza la ceremonia.

Media hora despues- Por el poder que me confiere la corte vampirica y el Rey- mira a nick- os declaro Rey y reina, majestad puede besar a la novia.

Nick, me agarra de la cintura con un poco de posesivo nuestros  ojos están fijos , acaricia mi rostro con ternura y me besa, su fríos labios me besan con brusquedad y desenfreno, pero trato de llevar su ritmo, asta que logro acostumbrarme, mi corazón late fuerte, la fricción entre su cuerpo y el mio es tan excitante, no podría la química que tenemos.

Ya después de unos minutos de largo beso pasional, nos separamos para luego estar en la pequeña reunión, mis padres tratan de hablar conmigo, pero siempre los esquivo, y me alejo de ellos.

-Como te sientes- me pregunta Neria, sentándose en la mesa de los recién casados, estoy allí mirando como todos hablan entre si, la mayoría son vampiros, y seres pocos comunes.

-me siento rara, como si fuese la unica humana en esta fiesta- digo, sin gracia.

-Es por que lo eres- rie- hay una cantidad exacta de ambas especies- dice.

-Acaso hay mas- pregunto incredula.

-obviamente que eres la única humana aquí, por ejemplo aquel grupo de aya- señala con su quijada- son los hombres lobos, el fundador es tu padre y tu madre, ellos mandan, y los de aya, son hechiceros allí el jefe es Artur y Nivea, y los de la otra mesa al fondo son brujos somos cuatro especies en realidad pero los vampiros somos mas y tenemos cierto poder que nos hace especiales, por ello Nick es el rey de los vampiros y el gobernador de las especies- dice, me quedo en shock si mis padres son hombres lobos entonces...

-yo soy una mujer lobo- susurro, Neria me mira incredula y niega con una sonrisa.

-No tu eres una mortal Blanca, pronto sabras el por que eres diferente- niego voy a preguntar cuando....

-Ya es hora de irnos Amor mio- dice Nick, lo miro incredula y nerviosa.



edimarherrera

Editado: 23.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar