Alpha Ashton ©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 17

— Y bién,  no dirán nada — enarco mí ceja derecha — Recuerden qué debemos estar alertas para cualquier ataque de Victoria.

Seguimos esperando la llegada de la Banshee qué dijo Gema,  según recuerdo se llama Allison,  pero no sé para qué nos serviría la ayuda de una Banshee,  he leído qué son seres poderosos,  casí siempre son mujeres,  qué su poder es entorno a los gritos. Me mantengo sumergido en mis cavilaciones hasta que capto el efusivo movimiento de una mano alzada,  al fijarme mejor es qué logro ver qué la joven cazadora Colombiana quiere permiso de hablar,  sonrió por su timidez cuándo la veo directamente.

— Sí,  Vanessa quieres aportar algo — le insto.

— Si-si señor lobo — suelto una risilla por cómo me ha llamado — Digo señor Ashton.

— Dime — le vuelvo a decir,  ella abre su palma de la mano y de ella sale una luz azul,  y de ella sale imágenes de la batalla anterior, todos en el salón quedan con la boca abierta.

— Como sabe señor lobo,  digo señor Alfa — su rostro enrrojece — Sí pueden ver,  ésto es algo qué nosotros vimos durante la batalla qué mantuvieran con la Nigromante,  debe saber qué — la imagen de nuestra a Skylar atacando a Amelia,  cómo desmembra su brazo,  al verlo me siento orgulloso,  sin duda Skylar será una gran Alfa para esta manada.  La siguiente imágen muestra como Mérida atraviesa su cuerpo con la espada,  cierro los ojos al ver cómo luego es a mí mate la qué es atacada.

— Como pudieron ver,  hay algo muy extraño en ésto — habla el chico Argentino — Sí se fijaron,  la alfa Skylar atacó y desmembro una parte del cuerpo de la Nigromante,  y luego la Luna de la manada,  la señora Mérida,  pudo atacar con una simple espada,  éso...  es extraño y extraordinario.

Tanto mí beta, Derek, Blake, Louis y todos mis betas y Gammas fruncen el ceño,  todos nosotros no vemos nada extraño en el recuerdo recuperado de algunos miembros de mi manada por Vanessa — ¿Porqué debe haber algo extraño?  — pregunta Louis — Yo sólo veo a Sky protegiendo a su padre y a Mérida protegiendo a su alma gemela y a su pequeña hija.

Volteo a ver a Louis,  está es la segunda vez qué escucho qué dicen qué Sky es la hija de Mérida,  mí pecho se hincha de felicidad al escuchar éso,  mí hija necesita una madre,  claro qué siempre lo será Antonella,  pero Mérida la quiere mucho.  Lo qué espero es qué ella acepte esa idea.

— Bueno — la voz de Alex llama nuestra atención — Es que lo extraño y extraordinario es qué no se puede atacar a un muerto,  y mucho menos a una Nigromante tan poderosa.

— ¿A qué té refieres? — interviene Luke.

— Lo qué hizo mí hermana y la pequeña alfa,  es qué pudieron herir a una muerta,  ése es el caso,  — lleva su manos a su mentón,  su reacción me lleva a saber qué ésto es muy serio — Lo malo es qué no sabemos cómo lo hicieron,  mi hermana es una humana y la alfa es una lobezna aún.

— Éso es fácil de responder — nos alertamos al escuchar una voz,  todos nos levantamos mirando a todos lados — Sólo fué... amor.

* — És un susurro — anuncia Irwin — Es la Banshee.

De repente las notas en las mesas salen volando,  el viento creado por la criatura es fuerte,  luego todos nos quedamos viendo cómo de una nube negra aparece una mujer pelirroja acompañada de un chico. Un escalofrío pasa por mí espalda al ver sus ojos de la mujer, tan negros cómo la noche.

(...)

Salgo con los ojos casí cerrándoseme por el cansancio,  núnca pensé qué duraría tanto la reunión y qué mucho menos Allison nos pondría a prueba,  según nos dijo la fuerza y habilidad de nosotros es muy baja qué debemos trabajar en ello,  qué éso nos dará una ventaja contra Amelia para poder atacar a Victoria.

Al igual qué nos reveló cómo es qué Sky y Mérida pudieron herir a la Nigromante,  es cómo dijo ella,  fué por amor junto a los sentimientos y emociones qué experimentaron al ver a un ser amado atacado.  Ése sentimiento de proteger a ése ser amado,  no importando su propio bienestar fué y es la clavé para atacar a la Nigromante.

Es irónico pero lógico,  atacar a la oscuridad con luz,  y en éste caso atacar ése sentimiento de venganzas y odio qué alberga Amelia,  con ése sentido de protección y amor hacia tus seres amado.

— Buenas noches Ashton — me detengo cuándo Luke me habla — Mañana iniciaremos,  duerme bien.

— Gracias,  tu igual — le respondo con todo el ánimo qué puedo,  ya que el sueño me está ganando.



J. A. Clever

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar