Alpha Ashton ©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 00 (Tem-II)

Tres años después


— ¡Sky, Joshua! — grito desesperada intentando llegar hasta ellos — ¡Sky!.

Corro apretando suavemente el cuerpo de mi bebe a mí pecho, mientras dificultosamente esquivo las llamaradas de fuego de la mansión, salto a todo lo qué dan mis piernas encima de los escombros qué son consumidos hasta cenizas. El deseo de salvar a mi bebé me da la fuerza para pasar por el lugar, el corazón se me estruja al escuchar el llanto de mi pequeño Asher.

— ¡Mamá! ¡Mamá! —  sólo basta qué baje hasta la primera planta para qué pueda escuchar la voz de Sky, sin esperarmelo por fín el cuerpo de mí hija mayor se apega hasta el mío —  ¿Dónde están todos, dónde está papá?.

— ¡Sky! Escúchame - me arrodillo hasta quedar a su altura — Toma a Asher, y busca a tu padre, yo los detendré.

Con mis manos temblorosas por él miedo qué me abarca, al fín le doy a Sky el cuerpecito de su hermano Asher, Sky lo toma en sus brazos para luego levantar su mirada llena de lágrimas hasta la mía — ¿Pero, mamá quienes son?.

Damos un respingo cuando de la puerta principal se escuchan poderosos golpes, — Ya están aquí — pienso, rápidamente halo el cuerpo de Joshua para qué éste junto a su mate. Les doy una última mirada a mis hijos, para luego depositar un beso en sus frentes.

— Sky cuida de Asher — les digo sintiendo mí corazón golpear mí pecho, dirijo mí mirada a Joshua — Busquen a Ashton y a mí hermano.

Sin perder más tiempo, cierro los ojos mientras dirijo mis palmas a sus rostros, me concentro tal cómo me enseñó el alfa Kyle, abro los ojos para ver así qué ya los he enviado a una parte segura del bosque.

El estruendo de la puerta siendo rota me obliga a darme media vuelta, unos pesados y lentos pasos se hacen escuchar, me posicionó en ataque — Mérida, Mérida —  un hombre alto y todo vestido de negro aparece en el lumbral de la puerta.

—  ¿Quién eres, qué es lo què quieres? — espeto al verlo acercarse más a mí.

— A tí, me enviaron a matarte.

—  Dispersum — mascullo, con esto desintegraré su cuerpo, pienso.

____________________________________

Copyright © Joseph Clever 



J. A. Clever

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar