Alyssum: en busca del portador del destino

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2:el bosque y mis instintos asesinos

Me adentraba más en el bosque, sentía que estaba solo en este lugar y lo peor de todo es que mi bestia interior quería salir y destruir todo. sin embargo, se lo impedía porque sería capaz de destruir todo a su paso.

Narra Jared

Después de que Ángel se fuera, Yadid había regresado y le pregunte - ¿Por qué te fuiste corriendo de la nada? –había tantas dudas al respecto

-fui a decirle algo a este Ángel sobre la tarea de mañana –contesto. – se notaba algo nerviosa al hablar de Ángel, al parecer tenia mis sospechas de que ella estaba enamorada de él o algo así

-bueno, además creo que vamos a tener que olvidar nuestras actividades por este momento y lo bueno que este Ángel se fue –comente. –saqué el teléfono y le mostré el mensaje de Ryan

-no me digas que el portador se revelara hoy, eso es genial para nosotros. Sin embargo, hay que preocuparnos por la bestia, recuerda que aparece cuando lo encontremos y ambos sabemos que no estamos listos para enfrentarlo –dijo Yadid. –tenía que admitirlo decía la verdad y más con lo de la bestia

-no te preocupes por eso, habrá refuerzos y lograremos obtener el collar del destino y evitar que nos destruyan –le asegure. –también dudaba de lo que decía, pero esperamos no batallar mucho

-bien, hay que ir a cazar monstruos –dijo tan alegre esta Yadid. –ella siempre le miraba a todo el lado positivo a las cosas.

Salimos hacia el bosque en donde nos iban a estar esperando, honestamente tenía algo de miedo por lo que podía pasar, si la bestia aparecía esto sería un caos.

Narra Ángel

Llegue al punto de reunión, Adalid apareció y me saludo –hola, querido Ángel como has crecido mucho – tenía tiempo que no me miraba, la última vez que la vi tenía 10 años

-es un gusto verte y dime ¿Cuál es el motivo de nuestra conversación? Estaba algo nervioso –dije. –solo miraba hacia el suelo, no me sentía tan bien

-bueno, el momento ha llegado, pero porque ocultas esos bellos ojos rojos, no debes de esconderte eres un ser muy lindo y poderoso –menciono. –me quito mis lentes y solo sonrió al ver mis ojos

-no me siento contento con ese ser que es parte de mí, en estos momentos siento que quiero asesinar a los que me rodean –dije. –trataba de no perder el control

-sé que lograras controlarte, pero lo que te vengo a decir es que eres el elegido para portar el collar del destino –dijo. – en ese momento estaba a punto de colapsar ante la noticia

Adalid se acercó a mí, me puso el collar y sentí que recuperaba mis fuerzas, la bestia en mi había despertado, pero estaba controlado y eso era bueno. Adalid dijo –estamos rodeados por cazadores, será mejor que vuelvas a casa y te resguardes, además estas protegido por los dioses, eres el ser más poderoso entre ellos y eres el único que puede destruirlos –se alejaba del lugar

-está bien, espero que pronto nos volvamos a vernos –dije. –trataba de no entrar en pánico

-claro que nos volveremos a encontrar, además la bestia se alegra mucho verme y debe de comer algo, se ve que no lo dejas salir –menciono tranquilamente. –ella puso su mano en mi rostro, la bestia se tranquilizó rápidamente

-trato de que no haga daño, pero sé que eso no lo entenderás –mencione. –sentía que los cazadores estaban cercas

-adiós, Demián y cuídate mucho por favor –se despidió. –ella solo se fue, ahora estaba completamente solo, lo único bueno que la bestia estaba tranquila por ahora.

Salí corriendo del bosque, solo necesitaba estar en casa. No dude mucho para escapar, después de unos minutos de estar corriendo había encontrado la salida y solo me dirigí a mi casa.

Narra Jared

Nos encontrábamos en el bosque, ahí nos esperaba este Ryan y lo salude –hola, ¿Cómo estás? Ya apareció la bestia –pensaba que encontraría una masacre o algo así

-estaba aquí... Sin embargo, el portador ya tiene en su poder el collar del destino, así que nuestros objetivos es atrapar a la bestia y que esta nos guié hacia el collar –me explico. –era bueno su plan, pero sentía que sería un difícil trabajo encontrar a la bestia

-bien, iremos a recorrer el bosque y para asegurarnos que no estamos en peligro –dije. –tenía un presentimiento de que estaba aquí.

Yo y Yadid, caminamos hacia dentro del bosque. No estaba seguro de lo que iba a hacer si en caso nos encontráramos con ese ser, vimos un camino que llevaba a la cuidad y por rara casualidad, a lo lejos se miraba que alguien iba caminando. —¿Deberíamos seguirlo? Es extraño que una persona esté aquí —menciono Yadid

—tienes razón, de seguro ese tipo es el portador —dije. —al parecer ese chico no era tan listo después de todo

Sin pensarlo corrimos hacia esa persona, tratábamos de alcanzarlo antes de que se fuera.

Narra Ángel
Seguía caminando tranquilamente, hasta que sentí que alguien estaba persiguiendo me, realmente no quería lastimar a nadie y creo que eran mis propios cazadores, entonces empecé a correr muy rápido, mi respiración cada vez se me complicaba mucho, no volteaba nunca hacia atrás, en ese momento no supe que había perdido la visión y me caí en un pozo que había en la calle. Tenía varias heridas, al igual que mi brazo no se encontraba muy bien y que tenía un trozo de madera en un costado de mi abdomen. Trate de levantarme, pero no podía; sabía que esos cazadores me encontrarían y estaría indefenso ante su ataque, solo deseaba que esto terminará. Cerré mis ojos por un momento y de la nada sentía que ese ser que estaba dentro de mí quería atacar... Yo solo deje que lo hiciera.

Narra Jared
Por suerte ese chico que veníamos persiguiendo había caído en el pozo, entonces sacamos nuestras armas y nos acercamos lentamente hacia ese pozo, era demasiado silencioso y de la nada sale la bestia del lugar, nosotros nos alejamos y solo observamos su forma, sus colmillos eran muy grandes, pelaje de color negro, tenía grandes garras y esos ojos de color rojo intenso. Yadid mencionó —creo que hemos encontrado a nuestro objetivo —ella trataba de controlarse, pero el miedo no la dejaba



blackskye

#4267 en Fantasía
#1897 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: destrucción, destino, amistad

Editado: 20.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar